Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Regalito de mi amiga Charo, cuyo blog es: http://charobodega47blogspot.com lo compartió conmigo que para mí es una joyita. ¡Gracias!

jueves, 11 de julio de 2019

CALOR, CALOR CALOR...






CALOR, CALOR, CALOR, EN JUEVEANDO...

Esta vez nos convoca nuestra amiga Moli con un tema muy actual: el calor, una buena idea que admite una enorme variedad de entradas en la que podamos participar todos. Yo lo he enfocado desde la cocina, con una de las sopas frías más representativas del verano: el GAZPACHO junto al cordobés SALMOREJO y el malagueño AJOBLANCO. Tracy es cordobesa, una menda es sevillana y si de algo sabemos son de los grados que alcanzan nuestras ciudades, por lo general, en estos meses...gracias Moli, gustazo en participar. Con los nietecitos aquí, estoy muy limitada...

Podéis leer lo que escribamos: aquí

 

APOLOGÍA DEL GAZPACHO

¿Quién puede encontrar la exacta
razón de su cumplimiento?
Unos dicen que cebolla,
sin ningún miramiento
lo cuelgan en internet
como básico elemento.

Las páginas consultadas
en un noventa por ciento,
la citan como esencial
factor de su condimento.


Pero Sevilla, señores, 
sirvame como argumento, 
la cebolla es sólo causa
de lágrimas y sufrimiento.


Y digo desde las mismas
entretelas del invento
que tengo colmado el gusto
cuando al crearlo me he puesto.


Cebolla, para el potaje,
para los guisos selectos,
para atún, la ensalada,
para los refritos, pero...


¿Cebolla para el Gazpacho?
¿De dónde surgió el yerro?
que se vaya a tomar viento
y sigamos la razón
que desenrede este enturto.


Así que amigos, sigamos,
otro problema resuelto.


Este protocolo empieza
si mezclamos en un cuenco:
pan, pero de masa dura
y agua del Ayuntamiento,
hasta que tomen volumen
y hasta doblen su peso,
poniéndonos a otro caso
cuando lo tengamos hecho.


Rojos tomates redondos
en verano tomaremos,
y si son de Los Palacios
gran satisfacción tendremos,
más abremos de cambiarlos
si lo hacemos en invierno
por los de fuera, 
si no queda otro remedio.


También podemos usar
tomates de invernadero, 
pero jamás de lata,
que son frutos cuarteleros
y que tienen sabor distinto
de como saben los frescos.


Y mientras se ablandan el pan
ponemos en un mortero
con un chorrito de aceite,
ajos, pepino y pimiento,
o la batidora eléctrica
si mortero no tenemos, 
y aceite de oliva, claro,
y vinagre, por supuesto, 
y la sal en su medida,
sin caer en el exceso.


Añadiendo los tomates
ajustamos el concepto
si le añadimos el agua
y lo vamos resolviendo.


La delicia de esta tierra,
de este manjar sin secretos,
que entroncan su tradición
con romanos y tartesios
y el grandioso paladar
de la gente de este pueblo.


Es fuente de vitaminas,
de minerales repleto,


excelente antioxidante,
alimento de alimentos.


Si tiene tantas virtudes
y es paladín de lo nuestro,
si nuestra salud conserva
y previene el sufrimiento,
merece nuestra gratitud
y también nuestro respeto.



Soy curioso y por lo tanto,
pregunto a los cuatro vientos:
si tanto nos beneficia,
¿Dónde está su monumento?



Autor:
José Luis Tirado Fernández
Artista y poeta: ¡Trianero! 


 
Tomates

      
Ajos

      
Pan y aceite

   
Pimientos
Vinagre de Jerez
*
Pepinos



Sal, agua, vinagre y aceite al gusto.

 * He escrito la receta con los colores de los ingredientes.

Brindemos con gazpacho bien fresquito, chin, chin, chin...  









Iré contestando cuando pueda... 
  




34 comentarios:

  1. Muy bien dicyo. Un monumento. Un beso

    ResponderEliminar
  2. El monumento acabas de hacérselo tú.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo lo hago también así, pero la receta es de mi amigo José Luis Tirado.

      Gracias por venir.

      Abrazete.

      Eliminar
  3. Y lo delicioso que está!!!!
    👏👏👏👏👏👏👏

    ResponderEliminar
  4. Con esos ingredientes y sin que falte ninguno ni añadirle otro sale un gazpacho delicioso, poca agua y fresquita. El salmorejo tambien me gusta mucho, el ajoblanco menos. Un abrazucos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Conincidimos en todo, yo los hago con frecuencia, el éxito lo tengo asegurado, vienen a la mesa "fritos", jaaaaaa

      Saltibrincos y besotes.

      Eliminar
  5. Hola Mari Carmen.. No te engaño, yo me tomo un gazpacho al día, sin faltar, lo único que no soporto tanto es el pepino, la cebolla no me disgusta, pero sobre todo los picatostes o tropezones bien tostaditos, una hojitas de orégano, y porque no unos retales de frutos rojos.. De todas formas podemos tomarlo en la Taberna Eslava en Sevilla, y aquí en BCN en El Quim de la Boqueria.
    A disfrutar y buen verano..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buen conocedor de los lugares exquisitos para ir a tomarlo.

      Pues nos queda meses para saborear este delicioso y baratito manjar.

      Besos.

      Vengo al blog cuando puedo...

      Eliminar
  6. Un brindis por ese rico gazpacho que esta bien bueno bien fresquito ...Es cierto hay sitios donde tb se incorpora la cebolla de condimento ..va en gustos !!..A mi me gusta de todas formas .
    Una muy feliz tarde ..Abrazos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una manera de comprobar cuál es tu preferido es ponerle o no cebolla. Este ingrediente es posterior a la receta tradicional, tú misma. Sí, va en gusto...

      Chin, chin, Campi.

      Gracias por venir.

      Buen verano.

      Besitos.

      Eliminar
  7. Tanto el ajo cómo el pimiento y el pepino son fatales para mi estómago así que no puedo degustan tan rico manjar.Me ha encantado el poema al gazpacho.Besicos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Charo, sí, si estás delicada de estómago no debes tomarlo, (no sé si probarlo), una cucharadita, jeeeeeee, lo primero es quitarse los problemas evitables, hay un sin fín de cositas buenas para refrescarse...el poema es de mi amigo, tal como lo digo en la entrada, muy bueno y viene ideal para el tema de Jueveando...

      Que disfrutes de la piscina y del descanso.

      Con pelín de retraso, pero ya estoy aquí.

      Gracias por comentar.

      Besos.

      Eliminar
  8. Pues mira, a lo mejor estos próximos días que voy con mi hijo a la playa intentamos hacerlo a la sevillana. Además yo soy enemigo de la cebolla me ha gustado mucho tu receta.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Juan Carlos. El gazpacho nació en estas tierras, poco a poco se le fueron añadiendo los ingradientes. El origen es de lo más curioso. Lo encontrarás pulsando en la etiqueta "TEMAS SEVILLANOS", recogido por un prestigioso historiador.

      Gracias por participar.

      Un abrazete.

      Eliminar
  9. Pero qué bueno! Brillante y sabroso aporte nos has hecho jeje. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida al gazpaco, jeeeeeee, sí, es saludable y sabrosísimo, me encanta y además es baratito ¡Fenomenal!

      Buenas vacaciones, preciosa.

      Besotes.

      Eliminar
  10. Buenas noches, Mari Carmen.

    Una bonita y divertida forma de combatir el calor.
    El gazpacho me encanta… precisamente, hoy he tomado gazpacho para combatir el calor, que aquí también pega fuerte. Estaba riquísimo, como seguro que también estará el tuyo.
    Y el poema… casi ná. Es graciosísimo.

    Te dejo un fuerte abrazo con todo mi cariño y gratitud.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola guapa. Lleva ingredientes muy sabrosoos y nada caros, es saludable y muy refescante, por eso tuvo siempre mucho éxito por acá. Gracias por pasarte, me alegro de verte por aquí.

      Buen verano.

      Besos y abrazos.

      Eliminar
  11. Como cordobesa de nacimiento ultimamente le doy más al salmorejo, la experta en gazpacho es mi hija mayor. Has escrito una receta alucinante y que te deja salibando ante tan preciado manjar. Muy bueno, besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Molí. Bueno, son mis platos preferidos de cuchara del verano. Yo probé el riquísimo salmorejo en la Judiería, en el Caballo _Rojo en Córdoba, su dueño, Pepe García, me dió un recetario y desde entonces lo "fiché"...

      No sé si es mi blog, no puedo hacerme seguidora tuya y me gustaría...

      Un buen verano, preciosa.

      Besos.

      Eliminar
  12. Viva el GAZPACHO!!!

    ¡¡¡Y el AJOBLANCO!!!

    ResponderEliminar
  13. Hola Mari Carmen, que rico y bien que sienta estos días un buen gazpacho si señor, precioso el poema que le has escrito a este rico manjar que bien se lo merece, es humilde pero que sabe a gloria con estos calares, ole por ti:)

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Piruja. Para hacer algo maravilloso en la cocina no se precisan ingredientes caros, con los del gazpacho se hace una obra de arte muy asequible y baratito...mi amigo José Luis es el autor del poema, es un poeta trianero, yo lo he recopilado para vosotros, pero su receta es la mía también.

      ¡Viva el gazpacho!

      Besotes.

      Eliminar
  14. Mm!que rico!, colorido y fresquito! sabroso!, y dicho así, en versito! maravilloso!
    besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Mamaceci. Es plato unirversal, junto al salmorejo y ajoblanco, lo pongo especialmente en verano, en invierno, es el salmorejo, de vez en cuando...

      Gracias por tu visita,

      Buen verano, guapetona.

      Besos.

      Eliminar
  15. Creo que es lo mejor para el calor, la verdad. Y qué bien lo canta el tema.

    Una brazo y feliz tarde

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando supe el origen del gazpacho, lo incluí en la etiqueta: "TEMAS SEVILLANOS", es de lo m´s curioso, es milenario...

      Muy rico y refrescante.

      Besitos.

      Eliminar
  16. Creo que es lo mejor que han inventado sobre todo en Andlucia y Extemadura, le oí decir a mi abuelo más de una vez, el gazpacho es media vida y yo creo que llevaba razon.Besos.

    ResponderEliminar
  17. Nuestra Tierra cuantas cositas deliciosas nos regala.
    Espero que ya no tengan temperaturas tan altas.
    Muchos abrazos.

    ResponderEliminar