Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Regalito de mi amiga Charo, cuyo blog es: http://charobodega47blogspot.com lo compartió conmigo que para mí es una joyita. ¡Gracias!

domingo, 26 de noviembre de 2017

* RECUERDOS *



El collar
                   
Foto:  la autora y dueña del collar tan bonito.





Ha llegado el Otoño, aunque la calor se ha alargado más de lo normal, es hora de cambiar los armarios. Tienes por delante el desalojo de la ropa, su limpieza y lo último la clasificación para ver que guardas o que desechas por inservible.
 Para un ama de casa en activo esto lo hace rápido, de forma mecánica; pero para alguien de la tercera edad, esto cambia totalmente
 Le ponemos más los cuatro sentidos, le damos más tiempo, y nos entregamos a la labor de distinta forma o maneras
 Tras la limpieza de dichos armarios, te toca la clasificación de la ropa ,clasificar….la que no te va a servir de nuevo, la que se ha quedado deteriorada, o la que desechas porque llevas años sin ponértela
 Y ante la mayor parte de ellas, te paras, la coges  con mimo y te viene el recuerdo de cuando  cómo y dónde te pusiste aquel conjunto. ¡ Ah ¡ este es de la boda de mi hija, ¿ me lo he vuelto a poner después en otra ocasión similar?, ¿fue práctica su compra para una sola ocasión?  o este hecho se convierte en despilfarro..
 Hace años pensé que sí habría otro mañana , otro después para volver a usarlo.
 Vuelvo a guardarlo, y sigo prenda a prenda mi selección, pero hay muchas que me traen recuerdos de vivencias, de momentos, de fechas, de recuerdos.
 Ejecutar esta labor me lleva más tiempo de lo normal, pero dispongo de tanto tiempo, que volver la vista atrás, es gozar de mis recuerdos, de mis momentos
 Al fondo del armario me encuentro un estuche cuadrado, no recordaba que estuviera allí; bueno en realidad es que no me acordaba que tenía allí guardado.
 Abro el estuche y me encuentro con un collar de perlas Majoricas blanco y negro precioso, con un diseño muy bonito y atractivo.
 Cogí entre mis manos el collar y cerré los ojos, y traspasando el tiempo me situé ante un escaparate en Palma de Mallorca, con mi marido, contemplando
admirada la belleza que me transmitía el collar. Mi marido al observar mi entusiasmo y en un gesto de amor, entró y me compró el collar
 Es tan bonito, que lo guardé para lucirlo en la ocasión oportuna, en un después, en un mañana
 Han pasado muchos años, muchos mañana, muchos después y el collar no se ha movido de su caja ; ahora ya no hay mañanas, no hay después, solo hay un presente y un ahora
Yo aconsejo a los jóvenes continuamente “ Vivid “ pero vivid ahora ,no dejes tu sueño para un mañana que no te pertenece, solo somos dueños de nuestro ahora
Si guardas tus sueños para mañana pudiendo realizarlos hoy, te pasará como a este collar que terminará guardado en una jaula de oro donde no le di su momento para que viese la luz, y este hecho es totalmente incomprensible ,absurdo.
 Al igual que guardamos objetos materiales, guardamos gestos que son fácilmente realizables, un saludo con sonrisa, un abrazo amigo y un decir Te quiero  ; esa palabra y la de Gracias son las joyas de oro de nuestro lenguaje

   Concha Mingorance



11 comentarios:

  1. La parte final encierra el gran mensaje a reflexionar. No guardar lo que no usamos, venderlo, o mejor regalarlo... a muchas personas les puede servir.
    Lo trascendente queda en la mente, en el corazón y con mayor nitidez que un objeto.
    Abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
  2. A mi esposa siempre le ha gustado comprar cosas para su "fondo de armario". Luego nunca se lo pone, pero lo presta a nuestras hijas.
    Con el cambio de piso aprovechamos para tirar muchísimo. esto ya no me gusta, esto no me viene, no me siento cómodo, ya lo tengo muy visto. Voy a preparar el invierno, y solo me quedan dos pantalones.

    ResponderEliminar
  3. Estoy en esos menesteres de invierno guardando y sacando verano
    Dia a dia me voy desprendiendo de muchas cosas
    Es bueno, es grato y nos permite ir mas ligeros
    Cariños

    ResponderEliminar
  4. Pues sí, cuando hacemos cambios y/o limpiezas aparecen objrtos-recuerdos olvidados y revivimos con más intensidad si cabe, que cuando llegaron por primera vez a nuestras manos.
    Linda entrada, mari carmen.
    Un beso y feliz semana.

    ResponderEliminar
  5. Al escribir este relato intuia que había muchas personas que como yo estaban en el cambio de temporada
    Mi objetivo ahora ,entre otros es regalar cosas que me han acompañado durante mi vida en activo porque se perfectamente que les hago a mis hijos un favor. No me mueve la tristeza me mueve la lógica y esa lógica me lleva a dejar en manos amigas y de larga vida ( se supone) " cositas ' que harán que me sientan cerca de ellas

    ResponderEliminar
  6. Lo hice hace pocos días y las reflexiones son parecidas, con más tiempo por delante, más lenta se hace la operación cambio de temporada.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Todo cuanto he leido está muy bien. No obstante, lo más importante reside en el hecho de que no le diste, al final, importancia a aquel collar que, según tú, te regalaron con todo amor y que guardaste, al parecer, sin darle importancia. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Creo mi querido amigo Santiago que no has interpretado mi relato con la intencion con que ha sido escrito.Ese collar lo guardaba con el mayor de los mimos y ke di tanto valor que no encontré ocasion para lucurlo
    Pero te puedo decir que hay otra joya mayor de un valor incalculable que mi marido me dejo en el corazon Su despedida,sus palabras y su completa comunion conmigo .

    ResponderEliminar
  9. Muy literaria entrada con un didáctico y provechoso final. Tanto los objetos como las palabras adquieren mucho más valor, cuando las usamos con autenticidad y forman parte de nuestra cotidianidad.
    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Creo mi querido amigo Santiago que no has interpretado mi relato con la intencion con que ha sido escrito.Ese collar lo guardaba con el mayor de los mimos y ke di tanto valor que no encontré ocasion para lucurlo
    Pero te puedo decir que hay otra joya mayor de un valor incalculable que mi marido me dejo en el corazon Su despedida,sus palabras y su completa comunion conmigo .

    ResponderEliminar
  11. No me agrada nada esa tarea de cada temporada de cambiar la ropa de armarios y sueño con uno tan inmenso que no tendría que hacer falta cambiar nada. Me pasa lo que a tí que al querer tirar algo me trae algún recuerdo y lo vuelvo a guardar. El collar es precioso y es una pena que hayas estado tanto tiempo sin usarlo.Estupenda reflexión la que has hecho.Besicos

    ResponderEliminar