Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Regalito de mi amiga Charo, cuyo blog es: http://charobodega47blogspot.com lo compartió conmigo que para mí es una joyita. ¡Gracias!

lunes, 27 de noviembre de 2017

LIVIA




Busto  de Livia

Moneda romana: Tiberio en el anverso y Livia en el reverso, sentada.



La mujer a cuya sombra se pusieron las bases de la época imperial. Livia Drusa, hija de un senador repúblicano que se suicidó tras la batalla de Filipos, se casó con el joven Cesar Octaviano, que antes de ella ya había tenido otras dos mujeres. Livia aportó  al matrimonio dos hijos habidos de un matrimonio: el futuro emperador Tiberio, y Druso, padre del futuro emperador Claudio. Durante el tiempo en el que Octaviano, ya con el nombre de Augusto, gobernó Roma, Livia jugó un papel esencial, en la construcción del poder del princep.

Siempre se comportó como el ejemplo de la perfecta matrona, la encarnación de todas las virtudes femeninas que su esposa pretendía inculcar en todas las aristócratas romanas.

Livia, sin embargo, ha pasado a la historia por su faceta de hábil manipuladora y ambiciosa, debido a la inquina que los historiadores Tácito y Suetonio, que vivieron mucho después de su muerte, demostraron contra ella. Según la tradición, Livia maquinó mil y una perfidias para asegurar que su hijo Tiberio fuera proclamado heredero al trono imperial, llegando incluso a provocar la muerte de varios miembros de su familia. Augusto siempre confió en su esposa, por lo que muchos han visto en él  manipulado por Livia.

Tras la muerte de su esposo y la llegada al trono de Tiberio, Livia trató de ejercer su influencia en su hijo, pero este desarrolló una gran  inquina hacia su madre y la apartó de cualquier toma de decisiones. Livia murió con la seguridad de que su propia sangre, y no sólo  la de Augusto, se perpetuaba en el trono imperial. En época de su nieto Claudio fue deificada como Diva Augusta y como tal se la rindió culto durante siglos.

Pérfida mujer o matrona ejemplar, ninguna  como Livia consiguió elevarse sobre las políticas de su  tiempo, hasta el punto de que si consideramos a Augusto el Padre del Imperio en justa correspondencia habría que considerar a Livia como a su Madre.







                                                       Datos históricos: Google.

19 comentarios:

  1. Hay que conocer bien a los personajes, no solo la versión mas conocida, pero es verdad que en aquella epoca las mujeres tenían su poder, a veces los hijos las apartaban a veces ella mataban a los hijos o los enviaban lejos. gracias por contarnos cosas interesantes. Abrazucos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy muy de acuerdo contigo. La historia son hipótesis de los historiadores, ni tú ni yo estuvimos allí para comprobar lo que dicen, pero hay versiones más o menos creibles. De cómo era la sociedad de aquellas calendas, aconntecimientos, fechas...parecen más fiables, los detalles ¿...?
      Siempre tengo mis respetos por estos investigadores y los tengo en cuenta, pero una fuente fiable para mí, es hablar con los viejos del lugar y por manifestar esto, un seguidor historiador él, dejó de comentar en mi blog, pero lo continua siguiendo ¡Las cosas de la vida!
      Hay personas que se toman a mal cualquier puntualización a un comentario. Espero que eso no me pase a mí el día de mañana...
      Gracias, perciosa.
      Saltibrincos con café y churros.

      Eliminar
    2. Sí, con todo lo que tiene ese perfil, sea romana o no....
      Un beso.

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Ya veo que también has leido sobre ella, jeeeeeeeee...
      ¡Sí, toda una "joya"!
      Un besote.

      Eliminar
  3. A esta no creo que la canonizaran. Curioso lo de los peinados romanos; en cuánto a lo del calzado, si que lo sabía; lo leí hace tiempo.

    Besos mari carmen.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pinso como tú, y sobre los cosméricos ya era la repera, jaaaaaa. No obstante, es una cilivización que me atrajo y aquí estamos...
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Debía de ser muy manipuladora. Y se dicen cosas de ella muy terribles.
    A saber...

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Tendría que ser muy astuta para manipular a su esposo y emperador romano en una época en que las mujeres apenas se las consideraba.......Besicos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Era muy inteligente, pero mucho...
      He leído bastante sobre el Imperio Romano.
      Besos.

      Eliminar
  6. Las mujeres si son inteligentes y se quieren imponer, siempre hay quien las acusa de ambiciosas, perversas...muchas veces se merecen un lugar de poder prioritario y no detrás de un hombre. Aún hoy día la situación no ha cambiado, pero tengo esperanza.
    Gracias amiga y abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, llevamos siglos con ser reconocidas de acuerdo a nuestros merecimientos, hemos avanzado, pero nos queda muchooooooooo todavíaaaaaaaaaaaaaaaa!
      Gracias por pasarte por esta tu casa.
      Besos.

      Eliminar
  7. Hola Maricarmen nunca se reconoce a la mujer sus verdaderas habilidades siempre es igual a través de décadas, gracias por enriquecernos hermosa un beso desde mi brillo del mar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no tirar la toalla es fundametal. gracias a tí por comentar y participar, queda mucho más bonito con tu brillo de la mar.
      Besos.

      Eliminar
  8. Qué interesante Mari Carmen. Me ha encantado conocer la historia de Livia. Algunas cositas las había leído antes, pero otras no, y me ha resultado super interesante.
    Muchos besos :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Vaya, pues estupendo!
      Me encanta leer sobre las mujeres destacadas a través de la historia, no tienen despedicio ninguna...
      Un besazo.

      Eliminar
  9. Las mujeres como bien ha quedado grabado en la historia, también han sido crueles, ambiciosas, tiranías, etc. No sé por qué va la mujer de débil y víctima, si sintiéndose empoderada, es capaz de todo lo que se proponga, positivo y negativo... Con el hombre, sin el hombre o a pesar de él.
    Abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sería de ilusos dudar de la capacidad femenina. Es capaz de todo. Lo has clavado, amiga Sara, por expresarlo muy condensado.
      Un besazo.

      Eliminar