Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Regalito de mi amiga Charo, cuyo blog es: http://charobodega47blogspot.com lo compartió conmigo que para mí es una joyita. ¡Gracias!

sábado, 13 de enero de 2018

AQUELLA RADIO DE ANTAÑO



Vamos a ver cuántos de vosotros conoció todo esto o parte...para otros les llegaría de "oídas", pero era una radio que dejó huellas. Yo era una jovencita y me gustaban los programas de "Ustedes son formidables", de Alberto Oliveras y "Matilde, Perico y Periquín", los seriales radiofónicos los llevaban Guillermo Sautier Casaseca y Luisa Alberca, (el contratraste estaba servido, jeeeeee). Mi madre seguía uno títulado "Lo que nunca muere", (más bien pudo titularse -Lo que nunca acaba-, jaaaaaa...ése era muy chica y no lo recuerdo, otros no los conocí.
¿Os animáis a participar?






Un capítulo destacado en la radio de aquellas calendas era la publicidad, nada que ver con la actual. Entonces era considerada como un medio ameno, casi artístico, y bastante veraz, no se inducía al engaño, (esto sin generalizar), ni a nada indecoroso. Mi amigo, Paco Soler, en su comentario me da la idea de añadir a esta entrada, una que tengo hace tiempo. La importancia de participar da sus frutos...juzguen, seguidores.

LA PUBLICIDAD HUMORÍSTICA EN SEVILLA DE LOS CUARENTA

                                                                         
Un libro imprescindible de Jiménez Díaz.


Basado en un libro de mi amigo, Emilio Jiménez Díaz, destacado escritor trianero, os ofrezco unas series de curiosidades con humor sobre la publicidad de la Sevilla de los años cuarenta que no tienen desperdicio. Con el objetivo de conocer cómo eran aquellas costumbres por aquellos tiempos, y creo que vais a pasar un rato divertido...
Muchas veces, nos ha servido de auténtico sosiego el recorrer las páginas amarillentas de los libros-programas que, por las fiestas primaverales, lanzaba la entonces boyante Peña Humorística "Er 77". En tan risueña lectura, aparte de los artículos de sanísimo humor y las excelentes colaboraciones poéticas y literarias, no pueden pasarse por alto los anuncios insertados. Directos y cuajados de gracia, ellos nos evocan esos años comerciales de la Sevilla de los cuarenta, y nos traen al recuerdo los nombres de muchos establecimientos desaparecidos del paisaje de la ciudad. Cientos se publicaron casi a lo largo de dos décadas, con el "beneplácito" de "El Márqués de las Cabriolas" y el refrendo de "El Conde de las Natillas"...
Qué lejos los años del Zotal, ¿vedad? Pues fue un invento de anteayer, y así se anunciaba en las páginas de "Er 77" este producto sevillano, llamado con feliz ocurrencia "el Stuka de los parásitos":

-A ese señó que inventó er Zotal se le debía levantá un monumento.
-Tiene usté má razón que un santo, porque hay que vé er benefisio que ha traío a los hombres ese descubrimiento. 
-A los hombres y ar ganao. Mirusté; yo, tengo ganao caballá, mulá y laná y estaban los animalitos éticos y aniquilaos por causa de una cosa que le llaman los parásitos. Güeno, pos el Zotal les ha devuerto la alegría y la salú y s'han quedao como nuevos y la má de agradesios.
-Pos yo hablo por mí. En mi casa había que entrá tirando cohetes pá estantá los insertos y podé dormí tranquilo; pero mi amigo D. José del Río, ese señó que es Cónsu de "Er 77" en Morón y le tiene declará la guerra sin cuarté a los  microbios, se enteró der caso y me regaló un bidón de Zotal, der que es representante...
-¿Y sutió eferto?
-¡Cómo eferto! A la hora empesaron a pirarse por debajo de la puerta y a tirarse de cabeza por er barcón toas las chinches y mosquitos...y allá va una con un ojo sartao y allá va otra con una pata meno;  por allí una mosca manca y alicortá...por aquí un mosquito con er pito roto...En fin, que ar día siguiente no existía en mi casa ni chinches, ni pulgas, ni moscas ni mosquitos , ni cucarachas, ni... ná. En mi casa no quea má bicho que mi suegra".

¡Ay er Zotal! Ya este anuncio nos define las condiciones higiénicas de aquellos años de postguerra, en los que estaban de moda los "espurgos" y picotazos diarios. El jabón desifectante de esta marca y el insecticida "Orión" se erigieron, en la década de los cuarenta, en productos totalmente necesarios dentro de todas las casas e insustituibles en los mercados sevillanos. Este anuncio famosísimo referido al Zotal, se insertó en 1941, (aún faltaba mucho para que yo naciera). Siete años más tarde, el "Orión", se anunciaba al consumidor:
"Moscas, chinches y mosquitos,
cucarachas y piojitos
nos piden compasión
retrasemos un poquito
aplicarles el Orión;
porque ya no necesitan
del famoso insecticida,
pues solamente con verlo
todos "parman" enseguida."
Y la Sevilla que se anunciaba año tras año en estas páginas, nunca quedaba fuera el famoso Maquedano, sombrería de la calle Sierpes. Hoy perdida aquella tradiciónal costumbre masculina de tocarse con la clásica "mascota"...
"Desde Sevilla a Shangai,
doblando hacia Paraguay,
cortando por Montellano,
no busquen, que no hay.
otro como Maquedano.
¡Vaya sombreros! Caray!"

La Plaza del Duque, en poco menos de quince años,  ha sido la gran asediada de Sevilla por las tropas comerciales. Entró la piqueta de la especulación en ella; detrás, los grandes capitales. Los desaparecidos Almacenes del Duque, de Fernández y Compañía, S.A. Hoy, los anuncios de "Er 77" nos devolvieron su recuerdo, su grata memoria, a través de unos versos en los que queda de manifiesto que los sorteos de coches, viajes y un largo etc de incentivos. Propagando las excelencias de sus tejidos, así se expresaba el autor del anuncio:
¿Me escuchas, María Manuela?
Yo de vestidos no entiendo,
pero en telas ¡Vaya tela,
lo que el Duque está vendiendo!
Que en lanas, sedas, opales,
crespones, vichy, percales,
por piezas y retales,
el Duque hace derroche.
Y además, regalan vales
para la rifa de un coche.
Y así, después de comprarte
"echarpes" para el teatro,
puede ese auto tocarte
y de valde pasearte
en un "Renault" cuatro-cuatro".
En "las cuatro esquinas de Sierpes", el restaurante y hospedería, "todo de primer orden", de Casa Calvillo, esta casa de rancio abolengo, en la que nuestros padres nos obsequiaban con una buena comida, muy de tarde en tarde, en los días de las grandes celebraciones. Este de 1943. Es uno de los muchos anuncios que Calvillo insertó a lo largo de la vida de esta publicación. Dice así:
"Voy a ser breve y sencillo:
todo el que no almuerza o cena
en la Casa de Calvillo,
se morirá con la pena 
de ignorar, el pobrecillo,
que hay algo más que el dinero;
una mesa bien servida
con agrado y con esmero,
para la mejor comida,
el mejor cocinero".
Murió el inolvidable Luis Martínez Vice, irrepetible "Marqués de las Cabriolas", y, con su desaparición, la fuente inagotable del humor de "Er 77" secó su manantial. Con él, se fue el tiempo de una Sevilla distinta: más natural y  abierta, más coloquial y con más donaire. Por él-alma de la Peña-, por su ausencia, dejaron de editarse aquéllos anuales libros-programas entrañables y, con ellos, esos cientos de anuncios, plenos de auténtica gracia sevillana, de los que hemos compartido algunos con ustedes en este corto paseo por las callejuelas de la publicidad humorística de los años cuarenta.
Foto: "Diario de Triana", cartel Velá, 2013.
 
   

 
                                                                   
Emilio Jiménez Díaz, feliz y sonriente al recibir la distinción, merecedísima, de Trianero de Honor. 2013. Cuya vinculación con la Cultura Sevillana es muy fecunda y destacada. ¡Enhorabuena, Emilio!







"Mercados y Mercadillos"
Emilio Jiménez Díaz.

Ed: Grupo Andaluz de Ediciones, Repiso-Lorenzo.
-Cosas de Sevilla-




Quizás también le interese:
L


36 comentarios:

  1. E' sempre un piacere sostare sulle tue pagine
    Buon sabato e un saluto,silvia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Silvia estoy contenta con tu seguimiento y te loagradezco.
      Buen finde, que te lo pases bien.
      Un abrazete.

      Eliminar
  2. Me acuerdo de los discos dedicados de Radio Andorra, con Valderrama, Concha Piquer, Bonet de Sampedro, Jorge Sepulveda, etc, etc. Y naturalmente de los "partes" de Radio Nacional de España, que eran las únicas noticias que se podían oir, naturalmente ordenadas por el gobierno del dictador bajito.
    Afortunadamente, eso cambió.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, la sintonía de los "partes" es la que abre este video, también en casa se oían. Habían concursos, Teatro y era muy diverso y el consultorio de la sra Francis...¡Qué tiempos Juan!
      Bueno, eres el primero que se manifiesta, veremos en qué queda la cosa, jeeeeee.
      Que tengas un buen finde.
      Un beso.

      Eliminar
  3. Oh Mari Carmen, qué hermosa entrada. Yo no viví esta época, pero mi madre... me hablaba una y otra vez de una novela que ella escuchaba y se llamaba "Simplemente María".
    Yo recuerdo haber escuchado música en una antigua que teníamos en casa, pero pronto llegó el televisor y los payasos de la tele y la radio quedó algo relegada. ¡¡Con lo que la escucho ahora!!
    Muchos besos :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La radio iba conmigo a todas las dependencias de la casa. también en la azotea, lugar de entrañables vivencias, al aire libre, rodeada de macetas en el petril, las ropas "bailando" al sol y viento, los pajarillos trinando en la altura, de vez en cuando se veían bandadas de ellos, más o menos grandes. con mi transsistor, lectura o labor pasaba un buen rato por allí...entonces se veían chiquillos jugando en la calle, riendo y gritando o sentados en el suelo charlando ¡Igualito que ahora!
      Gracias, guapetona por participar.
      Besitos.

      Eliminar
  4. La radio fue una parte muy importante de las familias. Con grandes programas, voces, temas. Noticiarios. Traíamos radios para todos lados, como cuentas, jajaja. Y en la noche era posible sintonizar estaciones de otros países. Voy a escuchar lo que incluiste, será lindo conocer lo que escuchabas tú por allá.
    Feliz fin de semana, besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En loas noticias, estaban influenciadas por el régimen franquista, eso es indudable. pero en los concursos, teatros, publicidad, (de mi amigo, Emilio Jiménez Díaz, tenemos en éste blog un ingenioso y divertido muestrario), no sólo era entretenida, sino hasta didáctica la radio de antaño y tuvimos la enorme suerte de contar con destacadas figuras en las diversas aréas de la información-presentación.

      Hoy día, es todo muy diferente...

      Buen finde y gracias por opinar, Sara.

      Un besote talla grande, jaaaaaaaaa.

      Eliminar
  5. Los anuncios!!! Se nos quedaban grabados con sus pegajosas canciones, y las radionovelas, el zorro zorrita se escuchaba por acá, jajaja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ...Jaaaaaa ¡Ya lo creo! los anuncios eran de traca, ingeniosos, con pegadizo ritmo y hasta divertidos, yo recuerdo muchos, otros de oídas, pero me parecieron estupendos.Reflejan muy fielmente cómo era la sociedad.
      Gracias otra vez "chamaca". Besotes.

      Eliminar
  6. En mi casa la radio estaba en la cocina, había una mesa muy grande y nos sentábamos a hacer los deberes, cuando llegaba mi padre el se sentaba con nosotras y escuchábamos la radio, esos programas que dices y el noticiario, cenábamos en la cocina y la radio seguía puesta, apenas se cambiaba el dial, no se si había mas emisoras luego la apagaban y leíamos en la salita de estar hasta la hora de irnos a la cama. Que tiempos!! un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gustazo en volver a verte por aquí. Me traes a la memoria la cocina de mi casa, grande con sus cacharros colgados y platero de madera con "fresquera". cocina económica, una verdadera joya antigua y uy completa, no se precisaba la "copa", (brasero en finolis), de cisco picón, pues mientras se cocían las legumbres, teníamos calor en toda la estacia, con agua caliente en el depósito y el horno asando...merendábamos en la mesa, grande el tazón de Cola-Cao y el "hoyo", media pieza de pan a la que le hacíamos un hoyo y en él echábamos aceite de oliva y con el "tapín", nos íbamos comiendo el pan calentito y la leche, después una pieza de fruta, nadie estaba gordo, jugábamos al sol y brincábamos por la calle o azotea. La radio iba donde estuviéramos nosotros pues la programación estaba muy bien pensada en los horarios, (para los niños y adultos). La mesa, con su mantel de hule estampado...

      ¡Jamás olvidaré aquellos tiempos!
      Gracias, cielo por recordarlos, me encanta nuestra tertulia.

      Abrazetes con boniatos asados Hummmmmmm ¡Qué ricos!

      Eliminar
  7. Recordamos dentro del amplio espectro nacional, los hombres y mujeres de Radio Sevilla, Radio Nacional, Peninsular, Vida, Popular, La Voz del Guadalquivir, Onda Cero, Radio 80, Meridional, Antena Médica, América o Radio Olé y teniendo destacando: Agustín Embuena; Alfonso Contreras; Manolo Bará; Rafael Santisteban que dirigía “Conozca Ud. a sus Vecinos”; Manuel Alonso Vicedo, Lorenzo Ortiz, de los trianeros que persisten en el recuerdo: José Luis López Murcia o Francisco García Montes, conocido como "Juan Tribuna" y así un largo etc."Era la radio de cretona".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Paco. estoy en un grupo de amigos bloguros en que entre todos, hacemos frecuentemente una mini-tertulia. Tu estupenda aportación en el comentario me dió la idea de traer otra faceta de aquella radio entrañable de antaño y es la publicidad. Siento que por tus muchas ocupaciones entres poco por estas páginas. Sobre la radio de los 50-60-70, sí que tengo una entrada, Paco.
      Está datada en: la etiqueta: "TEATROS SEVILLANOS" Y "HISTORIA Y CURIOSIDADES DE SEVILLA".
      Muchas gracias por participar, y aprovecho para desearte un feliz y prospero año 2018. (No sé si lo recibirías en la echa en que te lo envié), pero aquí lo tienes.
      Saludos afectuosos.

      Eliminar
  8. Aunque sea de aquellos tiempos no fui aficionada a la radio.
    Un feliz domingo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Naturalmente, Mari-Pi, cada uno tiene suspreferencias, todas respetables y diverss. Hoy como antes se hace radio, pero sigo siendo selectiva, al igual que en la T.V.
      Gracias por opinar.
      Disfruta de lo que queda del finde.
      Abrazos.

      Eliminar
  9. Me acuerdo de la radio en un rincón determinado de la casa de mi abuela... no se podía mover de allí, porque era donde no había interferencias :)
    Mi abuela escuchaba Lucecita (o algo así...) y a mí me daba una angustia que para qué... señal de lo bien que lo hacían y lo convincentes que sonaban los de la radio. Una lástima perder aquello
    Bss

    ResponderEliminar
  10. Hola Sylvia, eres bienvenida a esta tu casa desde hoy y espero que sea por mucho tiempo. Agradecida por quedarte. Espero que encuentres algo que te interese y entretenga.
    A mí me gustaba mucho los programas de teatro, concursos y espacios infantiles y juveniles los espacios culturales también y por curioso que parezca la publicidad, por el ritmo que tenían.
    Me alegro saludarte desde Sevilla, donde nací.

    ResponderEliminar

  11. En mi casa la radio estaba en la salita de estar donde había tambi´em una mesa redonda para comer la familia y era precisamente a la hora de comer cuando se encendía y la escuchábamos porque el resto del día o estábamos en el colegio o en casa haciendo deberes o estudiando y eso era primordial en mi casa.Todavía recuerdo algún anuncio o canción o el cuento del enano saltarín.Besicos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto, la hora de los deberes era sagrada, no había radio. Una vez terminados, a jugar y al recogerme, le contaba a mi madre las cosillas del día y escuchaba la radioy no descuidaba la lectura, una niña muy normalita de aquella época.
      Un beso.

      Eliminar
  12. Que magnifico trabajo M Carmen,nuestra generacion conocio esa radio En aquellos tiempos ivas por la calle y de todos los balcones salia su sonidoLa radio estaba en las casas pero tambien en la calle y en las azoteas Mis recuerdos en Tanger son la viz de Juanito Valderrama con el emugrante y Antonio Machin. En cuanto a Sevilla y sus conervios conoci la Plaza del Duque del 58 ,el corazon de esta tierra que tanto ha cambuado
    Y el olor a libreria de la calle Puente y Pellon.? Frente a los almacenes?Recuerdos,nostalgias,vivencias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ...Y no olvidemos "El Teatro de los Quintero", con el Cuadro de Actores de Radio Sevilla..."El Mago Tralarán", con Agustín Embuena, Inolvidables, divertidos y hasta didácticos....
      "El Programa del Oyente", jeeeeeeee
      Besos.

      Eliminar
  13. Hola Mari Carmen
    Yo me he criado con la radio puesta. Los programas que nombras los conozco de oídas, pero mi madre era una gran seguidora del consultorio de Doña Elena Francis y, claro , cuando regresaba del colegio ese era el programa de la radio.
    Muchas gracias por tu bello homenaje a la maravillosa radio.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Francisca! Alegrón de volverte a ver por aquí!
      Yo recuerdo algunos, no todos los que he puesto, pero nos gustaba a la familia aquella radio tan diversa y amena, había para todos los musicales eran estupendos. Había enchufes en todas las dependencias así que nos la llevabámos a todas partes...
      Se hacía un periodismo respetuoso, y muy bueno...
      Muchas gracias por asomarte por esta tu casa.
      Un beso enorme.

      Eliminar
  14. Muchas gracias por pasarte por mi pagina y comentar. Ya me he hecho seguidora de tu blog. Poco oía yo la radio cuando era pequeña, estaba siempre jugando en la calle hasta tarde. Luego era llegar a casa, cenar y a la cama, y así día tras día. Pero mis tías si que la oían y recuerdo que no se podía hacer ni un ruido si estabas en casa, sobre todo cuando radiaban los seriales.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Nerím, bienvenida a esta tu casa desde hoy y gracias por quedarte. Mi blog es muy diverso, puedes encontrar algo que te interese y te entretengas.
      Los seriales, no todos me atraían, pero a mi madre sí. Los jóvenes no lo han conocido, por eso traigo cosas de antaño, una parte de nuestra historia, no tan lejana. Si saben de dónde venimos, comprendarán mejor el presente.
      Abrazos.

      Eliminar
  15. Respuestas
    1. Hola Carmen. Eres muy bienvenida, me alegro que te quedes. Ya iré también mirando pot tu blog.
      Estaremos en contacto.
      Puedes expresarte con toda libertad sobre el tema que quieras.
      Un abrazo.

      Eliminar
  16. Siempre he sido, y lo sigo siendo un fiel radioyente, y por mi edad, recuerdo todos los programas que has citado ¡que tiempos aquellos!. Ahora bien, había una cosa que todos los años durante las fiestas, me acuerdo de ello, y era la cantinela repetitiva de los niños de San Ildefonso, cantando los números de la lotería de Navidad; y daba igual si estabas en casa o en la calle, ya que hasta en medio de la Plaza del Salvador, se escuchaba perfectamente, porque en todas las casas se ponía la radio ese día, y a toda pastilla.
    Antologica selección de anuncios, vamos, una maravilla.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Manuel, me alegro que te trajera buenos y bonitos recuerdos de aquellos tiempos. Ah, los niños del Colegio de S. Idelfonso! Muy recientemente, en las pasadas navidades, dediqué una entrada a la Lotería de Navidad: Primer sorteo con billete incluido, que fue en Cádiz, el origen y evolución de los niños del colegio, creo que no lo has visto, jeeeeeeee...la repera, amigo mío.
      Muchas gracias por tu participacón.
      Un abrazón.

      Eliminar
  17. Vaya recuerdos que me has traído; fabulosa entrada la que te has cascado, para los que ya tenemos una cierta edad. Yo conocí las canciones de Pepe Pinto a través de mi abuelo y de mi padre, y si te caían hasta los mocos, de como recitaba y cantaba ese hombre. Ese "María Manuela" de este "cantaor", era fantástico. "María Manuela me escuchas, yo de vestios no entiendo, pero te gusta ese que te estás poniendo. Tan fino tan trasparente tan escaso y tan ceñio que a lo mejor por la calle tes vas a morir de frío".

    Besos mari carmen.

    ResponderEliminar
    Respuestas

    1. Ah, el gran Pepe Pinto, era crupier enla Plaza de La Campana, después se casó con la genial Niña de los Peines y tuvo el acierto de no retirarla de los tablaos. Juntos hicieron un legado insuperable, con letras de oro están en la Historia del Flamenco.
      En mi casa eran muy oídos: "Mi niña Lola", "El Huérfanito"...cantaba mucho a los grandes amores: madres e hijos y bordaba sus cantes...el sentimiento que ponía te daba escalofríos...
      gracias, Rafa.
      Un beso.

      Eliminar
  18. Me acuerdo de un programa de radio, de una emisora de Sevilla, llamado "Es grande ser joven"y se trataba de música moderna, con este programa estabas al tanto de las últimas grabaciones sacadas al mercado.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Antonia, sí te refieres a Radio Vida y era conducido por el genial Alfonso Eduardo Pérez Orozco, lo recuerdo muy gratamente.
      Muchas gracias por tu participación, así lo hacemos entre todos.
      Besos.

      Eliminar
  19. Lo que más recuerdo de mi niñez y la radio fue el consultorio de Elena Francis y los Porretas. Y como no el parte en R.N.E.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Vicente, bienvenido a esta tu casa desde hoy y espero que vengas más veces.
      Sí, era una buena radio, amena, variada, con la información permitida por aquel entonces. Echo de menos el TEATRO, con mayúsculas. Divertidos concursos, la publicidad, solían tener
      música, con letra graciosa y buen ritmo...
      Un abrazo.

      Eliminar

A la espera de moderar comentario