Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

BLOG

BLOG

viernes, 17 de julio de 2015

SEVILLA: EVOLUCIÓN DEL BARRIO DE NERVIÓN: LA SEVILLA QUE SE NOS FUE, XIII










En esta ocasión he elaborado un trabajo para encarrilar desde tiempo atrás la evolución que ha tenido este barrio con el paso de los años. Para todos mis seguidores que les apasionen la Historia y las curiosidades de nuestra amada Sevilla...
Nervión, vista aérea del barrio. Volando el Graf Zepelin, 1930.
Avda de Eduardo Dato: vista aérea, con la Plaza de Toros La Monumental, año 1920. El promotor de la edificación de este Coso fue el torero José Gómez Ortega, "Gallito" apodado. Se inaguró el 6 de junio de 1918, y cerrada al público por problemas estructurales en 1921 y derribada el 9 de abril de 1930. Estaba ubicada hacia la mitad de la Avda de Eduardo Dato. Fue construída por los arquitectos: D. José Espíau y Muñoz y D. Fco Urcola Lazcanotegui, 1915-1918. Tenía una capacidad para 23.055 espectadores. Se conservó una de sus entradas, la que daba a la Avenida, con los colores blanco y albero. Como dato curioso, el gran Pedro Romero estuvo durante años como director de la Escuela de Tauromaquia en Sevilla. Mató a su último toro con 77 años y pese a su dilatada actividad torera, jamás le cogió un toro.
Vestigio de La Monumental, la puerta, en la actualidad.



El Ramón Sánchez-Pizjuán comienza a proyectarse en 1937. Fue ese año cuando Don Ramón Sánchez Pizjuán, por aquel entonces máximo mandatario de la Entidad, compró los terrenos sobre los que pensaba edificar el Nuevo Estadio de Nervión. 

No obstante, hubo que esperar hasta 1954 para que se empezaran a dar los primeros pasos. Por aquella época se realizó un concurso de diseños, ganado por Manuel Muñoz Monasterio, el mismo arquitecto que diseñó poco antes el Estadio Santiago Bernabéu.




Un coliseo a la altura del emergente Sevilla de aquella época, era el gran sueño de Don Ramón Sánchez Pizjuán. Lo iba a conseguir, pero sin embargo, la muerte le hizo una visita inesperada a finales de octubre de 1956, pocas semanas antes de que comenzaran las obras. Su sucesor en el cargo, Ramón de Carranza, prometió ante su tumba que el campo se levantaría tal y como se había proyectado y que el mismo llevaría su nombre. La primera piedra se colocó el 2 de diciembre de ese mismo año.


La construcción del estadio finalizó en el verano de 1958. Fue inaugurado el 7 de septiembre del mismo año, con un amistoso que el Sevilla jugó contra el Real Jaén y que acabó con un empate a tres goles. 


No obstante, el campo aún no tenía las tribunas altas de Fondo y Preferencia. En 1974, bajo la presidencia de Eugenio Montes Cabeza, se cerró por fin, alcanzando por aquella época su mayor capacidad, más de 70.000 espectadores.



Hubo más cambios. Con motivo del Mundial de 1982 se construyó la visera y el mosaico de Preferencia. Además, se redujo la capacidad del campo, quedando en torno a unos 66.000 espectadores.



 La última modificación fue a mediados de los años noventa, cuando compliendo la normativa FIFA hubo que eliminar todas las zonas donde se podía ver el fútbol de pie. Desde entonces, la capacidad del estadio es para 45.500 personas. 


El Estadio del Sevilla Fútbol Club es con diferencia el que más prestigio atesora en Andalucía y uno de los de mayor relumbre nacional. De hecho, fue sede de la semifinal del Mundial que enfrentó a Francia y Alemania. Por si no fuera poco, también en el Ramón Sánchez Pizjuán se disputó una final de Copa de Europa en 1986, ganada por el Steaua de Bucarest al FC Barcelona en la tanda de penaltis. Se da la circunstancia de que el estadio nervionense fue el segundo campo español que acogió una final de estas características, después del Bernabéu y antes, por ejemplo, que el mismísimo Camp Nou. Estos tres campos son los únicos que han sido escenarios finalistas de la máxima competición continental.
El Ramón Sánchez Pizjuán es el único estadio donde ha jugado de forma asidua la Selección Española de Fútbol y nunca a conocido la derrota. El balance es de 19 victorias y 3 empates.


Sin ninguna duda el estadio del Mejor equipo del sur de España, conocido también como "La Bombonera de Nervión" y "La Fábrica de Sueños", es uno de los símbolos más importantes para los Sevillistas, pues fue construido gracias al esfuerzo de todo el Sevillismo sin que nadie le regalase absolutamente nada. Todo un orgullo para los aficionados del Sevilla Fútbol Club.


latidosdenervion.blogspot.com





 
Stmo Cristo de la Sed,  de la Hermandad del barrio de Nervión. Su autor, Luis Álvarez Duarte, finalizando la extraordinaria imágen, 1970.
 
Calle Luis Montoto, Martes Santo, salida de su templo el Cristo de la Presentación, iglesia de San Benito Abad, 1990.
Virgen de Consolación, de la Hermandad de la Sed. En la Semana Santa Sevillana es la única que tiene los ojos azules, 1978.  Obra extraordinaria del escultor, Antonio Dubé de Luque, 1969. Bendecida en 1970. 
Interior del Sanatorio de San Juan de Dios, en Eduardo Dato, con niños enfermitos. Año 1966.

Calle Luis Montoto, última gran riada en Sevilla, por la rotura del muro de contención del arroyo Tamarguillo, en 1961. Fue una enorme tragedia. Desde este modestito blog un recuerdo solidario y afectuoso

para las familias de las numerosas víctimas mortales que hubo por el desgraciado accidente de una avioneta que cayó sobre el público que esperaba ilusionado la comitiva, al tropezar las ruedas con unos cables eléctricos. Observen el nivel del agua con la referencia del autobús que se ve al fondo.

 Antiguo Estadio de Nervión, 15 de marzo, 1942. Partido internacional amistoso entre España-Francia. Ganó España por 4 a 0. Los capitanes: Gabilondo y Van Dooren, intercambian banderines.
Los ancianos de la Residencia de las Hermanitas de los Pobres, salen para ver sentados un desfile procesional, en la calle Luis Montoto, allá por los años 60.




FUENTE:

Imágenes escogidas de internet.
Se ha hecho de buena fe y sin ánimo de perjudicar a autor/es.
Caso que su dueño no desee que permanezca en mi blog, la suprimería muy respetuosamente tan pronto me lo pida.

Mari Carmen.

6 comentarios:

  1. Gracias , Mari Carmen , por recopilar fotos del barrio en el que nací hace sesenta y siete años.


    Guillermo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La mayoría de lo que vemos, no lo hemos conocido, ni tú ni yo, pero es interesante ver la evolución de unos de los barrios de Sevilla a través de los años.
      Me alegro que te "peñizque". En la catualidad, vivimos en él y parte de mi familia.
      Un abrazo.
      M.C.

      Eliminar
  2. Me trae muy buenos recuerdos Nervión precisamente cuando se desbordó el Tamarguillo yo vivía en una c/ aledaña al templete de la Cruz del Campo, y pude presenciar"in situ" todo lo que pasó y además del barrio de san Benito, que también describes al otro lado estaba el barrio de san bernardo con su Fundición que era donde trabajaban mi abuelo y mi tio Antonio uqe precisamente alli esdonde se forjaron las fariolas de la expo del 29 y mi tio trabajó en ello. un peazo de beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me acuerdo de la riada del Tamarguillo, era una cría y vivíamos por aquel entonces en la calle Feria, desde nuestros balcones del 1º piso, se veía venir la "ola" de agua, era impresionante.
      Al barrio a que te refieres es el de La Calzá, la iglesia sí es la de S. Benito. Parte de la calle Luis Montoto, entra en el barrio de Nervión. Y colindante con el barrio de S. Bernardo, estaba La Monumental, ( y esa plaza de toros, no la has conocido, faltaban muchos años para que nacieras).
      Las fotos, testigo mudo del paso del tiempo, no ni ná....Enga, una abracete.

      Eliminar
  3. precisamente nervión me trae muy buenos recuerdos, yo vivia en una c/ aledaña a la Cruz delCampo cuando lariada del Tamarguilo y lo vi todo "insitu" un beso para ti grandote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú serías una jovencita, por aquel entonces, Otro día elaboraremos al de La Macarena y Triana, son mis mimaditos, por razones de vivencias...Me han dicho que me van a dar fotos antiguas, veramos si cumplen. Pero quizás me decante como una narración sobre mi infancia y juventud y según las fotos que me llegen, será más o menos extenso...
      En fin, ya se me ocurrirán cosillas....
      Besitos.

      Eliminar

A la espera de moderar comentario