BLOG

BLOG

jueves, 30 de mayo de 2013

AVISO: PARA VER LOS RECUADRITOS "QUIZÁS TAMBIÉN LE INTERESE"

                                                                        
Mari Carmen.


Os ofrezco unos pasitos para que podáis ver los recuadritos títulados:

"Quizás también le interese"

1.- Pulsar en el centro del recuadrito elegido, con el botón derecho.

2.- Pulsar en "Abrir enlace en una pestaña nueva"

3.- Pulsar en la parte superior donde aparece el símbolo de blog con mi nombre...

A mí sí me sale así...confío que a vosotros también, seguidores.

Todo esto es mientras voy aprendiendo a manejar el trasto este, espero seguir contando con vuestra generosa paciencia. Gracias.

NOTA: Agradeceré muchísimo que si alguno de mis seguidores hace estos pasos y le salen bien por favor, que me lo comente. 

miércoles, 29 de mayo de 2013

REFLEXIONES: DOS LOBOS



DOS LOBOS

Posiblemente la mejor definición sobre la vida que me ha llegado:

Una mañana un viejo Cherokee le contó a su nieto acerca de una batalla que ocurre en el interior de las personas. Él dijo:

"Hijo mío, la batalla es entre dos lobos dentro de todos nosotros".

"Uno es Malvado-Es ira, envidia, codicia, celos, avaricia, arrogancia, culpa, resentimiento, inferioridad, mentiras, falso orgullo, ego desmedido, vengativo, insolaridad...

El otro es Bueno: - Es alegría, paz, amor, esperanza, soliradidad, fe, serenidad, benevolencia, comprensión, humildad, empatía, sinceridad, generosidad, equidad, caridad, ética...

El nieto meditó un minuto y luego preguntó a su abuelo: "¿Qué lobo gana, abuelo"? 

El viejo Cherokee respondió mirándole a los ojos:

"AQUEL AL QUE TÚ ALIMENTES".

Lobo Malvado.
Lobo Bueno.
                                           

domingo, 26 de mayo de 2013

REFLEXIONES: GEORGE CARLÍN


Su mujer murió recientemente. No es      sorprendente que Carlín, comediante de las décadas de los 70-80, pudiera dejarnos algo tan elocuente como profundo:

"La paradoja de nuestro tiempo es que  tenemos edificios más altos y temperamentos más reducidos...

Carreteras más anchas y puntos de vistas más estrechos...

 Gastamos más, pero tenemos menos...

Compramos más, pero disfrutamos menos...

Tenemos casas más grandes, pero familias más chicas...

Mayores comodidades y menos tiempo para disfrutarlas y compartirlas...

Tenemos más grados académicos...y menos sentido común...

Mucha teoría en conocimientos, pero menor capacidad de juicio...

Y más expertos, pero más problemas...

Mejores medicinas y también menor bienestar...

Bebemos demasiado, fumamos demasiado...pero escuchamos poco...

Conducimos muy rápido, nos enojamos demasiado...

Nos desvelamos mucho, amanecemos muy cansados...

Leemos muy poco, vemos mucha "tele"y oramos muy rara vez...

Hemos multiplicado nuestras posesiones, pero reducimmos nuestros valores básicos...

Hablamos demasiado, amamos rápido y odiamos frecuentemente...

Hemos aprendido a ganarnos la vida, pero no a vivirla...

Añadimos años a nuestras vidas, no vida a nuestros años...

Hemos logrado ir y volver a la Luna, pero se nos dificulta cruzar la calle para conocer y saludar a un nuevo vecino...

Conquistamos el espacio exterior, pero desconocemos el interior...

Hemos hecho grandes cosas, pero no por ello mejores...

Hemos elaborado depuradoras, pero seguimos contaminando nuestra alma...

Escribimos más, pero aprendemos menos...

Planeamos mucho y logramos menos...

Hemos descubierto la prisa, pero no sabemos esperar...

Producimos computadoras que pueden procesar mayor información y difundirla, pero nos comunicamos cada vez menos, menos, menos...

Son tiempos de comidas rápidas, digestiones lentas y sobremesas fugaces...

De hombres de gran talla y cortedad de carácter...

De ganancias económicas disparatadas por ladrillo y relaciones humanas superficiales...

En las últimas décadas hay en los hogares, frecuentemente, dos ingresos, pero más divorcios...

Casas más lujosas, pero hogares rotos...

Son tiempos en lo que hay mucho en el escaparate y muy poco en la bodega...

Tiempos en lo que la tecnología puede hacerte llegar estos mensajes, y tú puedes elegir compartir estas reflexiones o simplemente,  pasar de ellas...

Acuérdate de pasar algún tiempo con tus seres queridos, y más con tu pareja, porque ellos no estarán aquí siempre...

Acuérdate de ser solidario y amable con quién ahora te admira, porque esa personita crecerá y pronto se alejará de tí...

Acuérdate, sobre todo, de abrazar a quien comparte la vida contigo, porque ese es el único tesoro que puedes dar con el corazón, es muy importante...

Acuérdate de decir "te amo" a tu pareja y a tus seres queridos, sobre todo, dilo sinceramente...

Un beso y un abrazo pueden reparar una herida cuando se da con toda el alma, aunque sea muy profunda...

Date tiempo para amar y para conversar, y comparte tus más preciadas ideas y recuerdos, eso une y ayuda a comprendernos mutuamente...y recuerdas:
La vida no se mide por el número de veces que tomamos aliento, sino por los extraordinarios momentos que nos lo quitan"...

                                         




TE GUARDO UN BESO POR SEVILLANAS

José Luis Tirado

Creación de un gran poeta trianero: José Luis Tirado:                        

¡Una sevillanas únicas!

http://miflamencoymipoesia.blogspot.com.es/2013/05/te-guardo-un-beso-por-sevillanas.html 

Puente de Triana: trianero y sevillano: ¡Olé!


jueves, 23 de mayo de 2013

ESTRATEGIA DE UNA AMA DE CASA



Una ama de casa que conozco desde hace mucho tiempo, entregó unos pantalones al empleado de cierta tienda de departamentos.
-"Quiero que les hagan unos arreglos, por favor"-dijo.
El dependiente le pidió la nota de venta, pero después de buscar en el bolso y bolsillos, la señora dijo que lo había perdido, pero que la etiqueta dejaba claro que era de ése establecimiento. El empleado le informó entonces que la política de la tienda era no hacer arreglos de ningún tipo gratis sin la nota.
-"Bien, bueno, de acuerdo-respondió la mujer"- ; entonces, prefiero devolver los pantalones, señor"-.
El empleado abrió la caja registradora y le devolvió el importe de los pantalones.
La señora empujó el dinero a través del mostrador.
"-Ahora, deseo comprar esos pantalones"-declaró.
El dependiente registró la venta, naturalmente, metió los pantalones en una bolsa y se los entregó, con el recibo.
La muy puñetera, triunfante,  colocó los pantalones y la nota sobre el mostrador y con una sonrisa pidió:
"-Quiero que les hagan unos arreglos y que no tarden en hacerlos, por favor"-.
                                                 
                                                   
                      

miércoles, 22 de mayo de 2013

antoniagsousa: La bailaora

antoniagsousa: La bailaora: Hace un tiempo realicé un curso de flamenco en el que algunas actividades eran ver espectáculos o entrevistas referidas a este género. Toda...

Mi amiga Antonia nos ofrece una estrevista magnifica a cargo de Marta Carrasco, a Dª Matilde Coral, créanme, es algo extraordinario, no se la pierdan, se alegrarán.

viernes, 17 de mayo de 2013

RELATO BREVE: "EL RELOJ DEL CORAZÓN"



"Todo tiene su tiempo determinado. Hay un tiempo para todo propósito  debajo del cielo; hay  un tiempo para nacer, y un tiempo para morir, tiempo para llorar y tiempo de reír, tiempo para unir y de odiar, tiempo de guerra y tiempo de paz".
(Eclesiastés). 

Sin embargo, hay tiempos en nuestra vida que se cuentan de formas diferentes. 

Hay semanas que duran años,
como hay años que no llegan a contarse en un día.Hay pasiones que serán eternas, como hay aquellas que pasarán muy rápido, a pesar que el almanaque nos muestre que estas estuvieron años en nuestras vidas. 

Hay amores no realizados que dejarán miradas que durarán meses de meses y besos no entragados que siempre esperan su llegada. 

Hay trabajos que nos tomarán  décadas de nuestro tiempo, pero en nuestra memoria solamente serán semanas. Y hay uniones que al mirar para atrás, no llenan un día de nuestra vida. 

Hay tristezas que nos paralizan por meses, pero al pasar los días difíciles no guardamos recuerdos de esas horas. Y sin duda hay eventos que nos marcarán, y que durará para siempre. 

El nacimiento de un hijo, la muerte de un abuelo, un viaje inolvidable o el éxtasis de un sueño realizado. Estos tiene su duración que nos ensaña el significado de la palabra "eternidad". 

Yo viajé por la misma ruta, cientos de veces, y el tiempo transcurrido siempre fue el mismo. Más de acuerdo a mi espíritu hubieron viajes que nunca tuvieron un final.Como hay recorridos que no recuerdo haberlos hecho. Hoy descubro que el reloj del corazón, late en otra frecuencia de la que late mi pulso. 

Marca un tiempo diferente de emociones que perdurarán y que nos nuestran el verdadero tiempo de la gente. Por este reloj, se envejecen cosas que no conseguiremos alargar a través del tiempo que vivimos. Y luego miramos nuestras arrugas y percibimos que hemos madurado... Y pensamos en todo aquello que no hicimos, en vez de alegrarnos y sonreír con los recuerdos de lo que vivimos. 

Hay que vivir el tiempo y consultar siempre al reloj del corazón; él te mostrará el verdadero tiempo del mundo. El tiempo nos dice:
Que la vida es la terea que nosotros trajimo para hacer en casa, cuando nos damos cuenta, ya pasó el día! Cuando nos damos cuenta, ya es viernes! Cuando nos damos cuenta, ya es Navidad! Cuando nos damos cuenta, ya terminó el año! Cuando nos damos cuenta, ya perdimos el amor de nuestra vida! Cuando nos damos cuenta, ya pasaron los años! Ahora ya es tarde para arrepentirse.

Si me fuese dado un día, otra oportunidad, yo no miraría el reloj. Seguíría siempre adelante. E iría jugando por los caminos del tiempo, seguiría al amor que está en mi delante y le diría: ¡Te amo! 

Hay algo más: no dejes de hacer lo que te gusta debido a la "carencia de tiempo". No dejes de rodearte de personas por el miedo a ser demasiado feliz. Aquello que nunca falta, es el tiempo que nunca vuelve. 

"El presente es una sombra que se mueve separando del mañana. En el descansa la esperanza. El tiempo fue algo que inventaron para que las cosas no sucedan todas a la vez". 
                                                                              
...O no, naturalmente...


 











Esto lo compartió conmigo, mi amiga Fátima Molina, que me lo pasó.
  


¡Impresentable e indefendible! https://mail.google.com/mail/u/0/?shva=1#inbox/13ea38869642621dLean, por favor, es de interés general.

( Para verlo, pulsen en la numeración, gracias)

miércoles, 15 de mayo de 2013

EL 84 ES NUESTRO NÚMERO


A la atención de mis seguidores con el ruego de que lean el texto que os ofrezco, con el mayor interés. Esto lo compartió conmigo mi amiga: Feli Sanz.EL 84 ES NUESTRO NÚMERO.
Gracias.                                                                                                              
      
Código de barras de España, detallado, a vuestro servicio.
                                                          
                                                                              

domingo, 12 de mayo de 2013

RECUERDOS: LOS JUEGOS INFANTILES, III

Niños jugando al toro.



LOS NIÑOS JUEGAN AL TORO

La duerme vela, que no la siesta, porque aún no era el mediodía, a la que Juan de Mairena y Latino de Híspalis en aquel sombreado banco de la Alameda de Hércules, fue turbada por el tropel de chiquillos que invadió el pacífico lugar, inquietando al aguador, los más corretones ante el peligro de que el cántaro rodara por tierra. Juan de Mairena se explayó en consideraciones sobre la falta de educación.
-"En la escuela debería estar toda la chiquillería.
-"La culpa la tienen las madres, que los echan a la calle para que les dejen hacer el puchero y aljofifar el cuarto. son niños de corrales que no pueden jugar en la sala-alcoba.
-"Que se solacen en el patio.
-"Aún no tienen edad de ganar el pan, sino de achicharrarles la sangre a las madres, revolverlo todo y no dejar títere con cabeza. Harto tienen las madres con cuidar a los que están en mantillas y a los que aún gatean.
-"Pero no deben pasar el día diablando por las calles y plazuelas. No es culpa de las madres, sino del Gobierno, que abandona la Institución Pública.

Sudorosos de corretear, los chavales fueron  refugiándose junto a nuestro tres pacíficos ocupantes del banco, al amparo de la sombra. Uno propuso jugar a la chapa o al che; otro, organizar una pedrea de moros y cristianos; el tercero propuso acercarse a su casa a por los avíos de jugar al toro, y obtuvo aceptación unánime. Saltando, con la camisa suelta y las alpargatas en chanclas, se perdió rumbo a la Europa. Discutieron los que quedaron a la espera quién haría de bicho. Unos propusieron al más ligero de piernas, otros al de más malas ideas. La elección recayó sobre un mozalbete cetrino, corto de piernas, orejas despegadas y pelado al uno con incipiente flequillo.


Nueva ocasión halló Juan de Mairena para protestar; ahora achacaba al ocio como origen de la afición al toro, que calificaba como de vergüenza.

-"Dos clases de frutos-aclaró don Latino-dan árboles de la Alameda: cantaores y toreros. Vamo sería pedir peras al olmo. ¿Qué le gusta a usté má, una naranja o una manzana?
-"Según como sean.
-"Los frutos de la Alameda, los cantaores y los toreros, son de primerísima calidad. No me lo desengañe usted. También yo aborrezco la salvajada taurina, pero reconozco que allí es flor silvestre que nace espontánea.

Llegó jadeante el chavea con la "cornamenta" a cuestas, tabla que tenía clavadas una plancha de corcho y dos astas de buey. Inmediatamente apareció otro con un palo afilado en una punta y con una cruceta en la otra, lamentándose de no haber podido agenciarse muleta porque su madre no le permitió  acceder al cajón de la cómoda. Uno se despojó de la camisa y la ofreció como sucedáneo de la franela. La orografía de su dorso aceitunado permitía contarle todas sus costillas. Un tercero arribó mostrando un palitroque terminando en una puntilla y un escobón.

En un santiamén se organizó la teatral corrida. Los más robustos hicieron de caballos, un solo aguacil montado abrió el paseíllo, que fue interrumpido porque todos querían hacer de matadores. La discusión degeneró en pelea y volaron alpargatas y piedras por encima de las cabezas de Juan de Mairena y Latino de Híspalis y el anónimo aguador. Pero la batalla fue efímera. Quedaron dos matadores, los de más edad. Desde la infancia se impone la ley del más fuerte. Con mano en la boca a guisa de insinuado clarín, alguien ordenó abrir imaginario chiquero y un niño-toro inrrumpió en el coso. La cornamenta sugería en sus movimientos el asombro de la fiera con una precisa ejecusión mímica. Los peones la pararon a una sola mano y el matador instrumentó una serie de tres verónicas con la camisa, justo al compás, estirándose y rematando con media. Chulillos, monosabios y aún el caballo del algucilillo jalearon los lances. Escobón en ristre, montó el picador a lomos de un chaval que se había tapado un ojo con un pañuelo de hierbas. De lejos, como está mandado, se arrancó el toro, con tal ímpitu en la carrera que el picador salió por las orejas del que hacía de jamelgo y los tres rodaron por el coso entre la algarabía de todo el respetable. Reunióse el consejo y en un dos por tres acordó que en el próximo puyazo no habría derribo y se cambiaría de tercio, Así se hizo, extremando el rigor del ceremonial, se estiró con el único garapullo disponible en la diestra. Al tercer salto se le arrancó el toro y allí fue Troya. Un grito del toro, seguido de una mención a los difuntos del banderillero, fue inmediatamente respondido por una estupenda bofetada que acertó a pegar a la cabeza la oreja del toro. Uno y otro rodaron por el coso y las manos sucedieron las agresivas piernas. Voló una alpargata. Disimulaba la risa don Latino de Híspalis.


La cuadrilla separó a los contendientes y supo que el banderillero había pinchado en un dedo al toro en vez de hincar el palitroque en el corcho, confirmada la falta de puntería, se hizo la paz. Un chaval pidió al aguador que vertiera un chorrito sobre la herida. La voz quebrada dijo: "los toros de casta no lloran", y el toro se tragó sus lágrimas en un esfuerzo supremo. El peón de brega, se ofreció para sustituir al toro, que fue aceptado, y se produjo una insólita alternativa, con cesión de los trastos-cornamenta-, presenciada por el testigo y culminada con ritual abrazo, siguió la lidia. El nuevo zaíno resultó un tanto mugidor, escarbador de albero y derrotón por la derecha.

Gorrilla en mano, el espada se plantó ante Juan de Mairena y, con la camisa plegada, a la que se le había introducido un palo entre las mangas a guisa de percha, ofreció el brindis más repetido.
 
-"Señor  presidente: 
por usté, por usía.
Y si no mato al toro, 
que me quiten la vía".

Don Latino no pudo contener la carcajada.

Tras la cortesía, el matador desplegó la franela y citó de lejos, casi en los medios. Una voz advirtió al toro- "kiyo, no vale perseguir, Pepe; embiste por derecho o te sacudo. No agradó el aviso al zaíno, que escarbó aún más.

La voz atiplada del matador resonaba por el aire cálido y quieto de la Alameda, que ya presentía a Joselitos y Chicuelos. Pero el zaíno no se arrancaba.

-"Je...je! Venga, Pepe déjate de chusma y embiste, ío".

El toro sacó la lengua. El caballo del picador ordenó:
-"Que embistas, coñ..."
El toro insinuó un corte de manga a la cuadrilla. La reacción no se hizo esperar.
-"Ea, ya está; dame la cornamenta a mí".
-"No, a mí, a mí".
Empujones y zarandeos doblegaron la voluntad del zaíno, que se aprestó a embestir dócil. La faena fue digna de ser llevada a los pinceles. Los naturales, lentos, magestuosos, con la camisa a dos palmos de la cornamenta, estremecieron el aire de la Alameda. A don Latino le bullía un romanca en la cabeza. El matador se embriagaba de arte, la cuadrilla jaleaba hasta que el toro, muy harto de correr doblado por la cintura, se plantó ergido y exclamó: 
"-"Ya está bien, Manolo, ¿no? Venga ya, quiero hacer de espada".
"- Güeno, pó cuátrate".
"-¡Y una mierda! Me tiene que cuadrá tú con la muleta".
"-Ea, ya está." Y el espada se perfiló, estirado, de puntillas. 
El toro advirtió:
"- En el corcho, por tu mare. Como no pinches en el corcho te pego una mascá".
"-Menos".
El puntillero, que estaba aburrio, ya tenía ganas de actuar: 
"-Dejarse de guasa".

Bastó una sola estocada. No olvidemos que para el toro estaba rabiando por reencarnase en matador. Cayó fulminado. El puntillero utilizó una de sus dos palilleras y mimó la acción de apuntillar al toro. Los más revoltosos riendo y vociferando, hacían de mulillas y arrastraron al toro por los pies, dándole la vuelta al ruedo. Una voz que pedía el clarín para el segundo toro fue interrumpida por Juan de Mairena, que le pidió que  por favor, trasladaran el coso a las próximidades del quiosco de cristales, se miraron todos y uno dijo:
"_¡Maricón el último"!

-"¿Le alcanza a usté la vista-preguntó a Mairena-aquel grupo de niñas que juega a la comba"?
 "-Tengo la vista mejor que usté".
"-Pues , obsérvelas con sus caritas lavadas, sus batitas limpias y los lacitos en la trenzas.
-"Bah, son niñas.
"-A alguna habría que echarle aquel piropo que dice: "¿Hacia dónde caerá tu casa dentro de cinco años, chiquilla"?                     
                                             
Alameda de Hércules: años 50.
 

   
"Paseo por la Sevilla del 98"
Julio Martínez de Velasco.
Ed, Castillejo 3ª edición.