Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

domingo, 8 de septiembre de 2013

* RELATO BREVE: LA CONSIDERACIÓN *




¡Qué cosa extraña es el ser humano:
nacer no pide,
vivir bien no sabe,
y morir no quiere!


Esta es una historia  en una planta empaquetadora de carne de Noruega:

Un día al finalizar su jornada de trabajo, el jefe de planta fue a una cámara frigorífica para inspeccionar algo, se cerró la puerta y se quedó atrapado dentro de la cámara frigorífica.

Golpeó fuerte la puerta y empezó a gritar, pero nadie le escuchaba. La mayoría de trabajadores se habían ido a sus casas, y era imposible oírlo por el grosor de la puerta.

Llevaba casi dos horas en el refrigerador al borde de la muerte. De repente se brió la puerta. El guardia de seguridad entró y lo rescató.

Después de esto le preguntaron al guardia a qué se debe que se le ocurriera abrir la puerta, no siendo parte de la rutina de trabajo.

Él explicó, dejando a todos asombrados:

"Llevo trabajando en ésta empresa 35 años, cientos de trabajadores entran en la planta cada día, pero él es el único que me saluda por las mañanas, de vez en cuando se interesa por mi salud y mi familia y siempre se despide de mí, por las tardes, siempre.

El resto del personal me tratan como si fuera invisible.

Hoy me dijo: "Hola, buenos días", a la entrada, pero nunca escuché el "Adiós, hasta mañana".

Yo espero por ese -hola, buenos días, y ese -adiós, hasta mañana-, cada día.

Sabiendo que aún no se había despedido de mí, pensé que debía estar en algún lugar del edificio, por eso empecé a buscarlo, hasta que lo encontré, eso es todo".


* La Belleza y Empatía del Saludo *

MORALEJA:

* Quien te lastima te hace FUERTE.

* Quien te critica te hace IMPORTANTE.

* Quien te envidia te hace VALIOSO.

* Quien te respeta y aprecia TE VALORA Y TE PUEDES FIAR DE ÉL.



 

10 comentarios:

  1. Muy buena CONSIDERACIÓN , Mari Carmen , que es breve de texto pero con grandeza en comportamiento y actitudes por parte del jefe de planta y del guardia. Si todos fuésemos asi...

    Un abrazo.


    Guillermo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es precisamente el centro del relato: la consideración, valor magnifico de TODAS LAS ËPOCAS, que estimo se debe incrementar, hoy más que nunca...

      Gracias, Guillermo por estar ahí.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Conocia el relato,pero no por ello el recordarlo no deja de llevarme a hacer una reflexion. La amistad,palabra muy usada,muy sobada,pero en bastantes ocasionesn ignorada en la extencion de su contesto.
    No hace falta convivir diariamente con tu amigo,pero saber que esta ahi, que no te falla,que tienes un hombro donde compartir penas y alegrias,vivencias,sentires..
    Yo he llegado a la conclusión de que la pareja,dado que el amor se atenua con el tiempo,si eres capaz de ser amigo del que fuera tu gran amor, parecera que este no se ha acabado,la amistaad que nazca,los lazos de cosas vividas y compartidas ,haran que nazca otro sentimiento ,mas tranquilo,mas sosegado,y yo a ese lazo le llamo cariño,y quien mejor para ser tu amigo que aquel que te amo con la pasion de la juventud y que en el otoño de tu vida se conviert en tu mejor aigo. un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ciertamente, Concha, el texto contiene una estupenda moraleja, por eso la he compartido con vosotros. Me lo pasó mi amiga Mary Fernández, lo conocía también.

      Sí es como dices, amiga mía. Con el paso de los años, la pareja se reafirma como tal, se es menos posesivo, más generoso, más sosegado y más comprensivo, un profundo cariño impera entre ellos, que se hacen mutuos aliados para vivir la vida que les restan.

      Gracias por tu participación, me gusta que lo hagas.

      Un beso.

      Eliminar
  3. Magnifico el tema a tratar, tanto como el relato, y aun mejores los versos del principio. Estamos progresando adecuadamente. Yo digo que todos, todos... Un saludo y enhorabuena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, como en las notas de mis niños: P A, je, jeeeee...

      Gracias, José Luis.

      Eliminar
  4. me encanta el relato que es un canto a la amistad y como bien te dicen no es necesario estar junto a un amigo todo el día, te basta con saber que esa persona está ahí y puedes contar con ella y ella contigo, to siempre digo que un familiar no se puede escoger, un amigo si y el que tiene un amigo tiene un tesoro, yo tengo la suerte de ser rica en amigos Y CREO QUE POR AHI HAY UNA PERSONITA
    ¿ la conoces?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ay! como decía Mocedades...Eres tú como el fuego de la hogueraaaaa, tralarí tralaraaaaa...

      "La verdadera amistad de refleja cuando el silencio parece ameno".

      Bien ,yo conozco a mucha gente, tengo conocidos que me son afines, amigos de toda la vida, menos, pero que son la repera.
      En general, me considero muy afortunada con las amistades, entre la que destaco a una retequepuñetera que me habla clarito y es lo que le agradeceré mientras viva. ¿CONOCES A ESA PERSONITA?


      Un abrazón

      Eliminar
  5. El saludo siempre ha sido, además de un gesto de buena educación, una forma de acercamiento y cortesía. El jefe de la planta nos demuestra en tu relato, que sabía estar a la altura de su cargo; y lo mismo del comportamiento del vigilante, que además veía en ese saludo a un amigo, al que no defraudó.
    ¡Enhorabuena por la entrada!, me ha gustado mucho.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Estoy contenta que varios de vosotros hayan apreciado el fondo del escrito, francamente, esa era mi intención, compartir esta estupenda lección de convivencia y que se puede vivir en todas las épocas y lugares.

    Estoy muy orgullosa del equipo de mi blog: los seguidores, mil gracias a todos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar

A la espera de moderar comentario