Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

viernes, 29 de marzo de 2013

COSTALERO DE LA VIRGEN DE LA ESTRELLA

Las Divinas Manos de la Virgen de la Estrella
Él siguió andando por el cielo.
Sus alpargatas de esparto
comenzaban a transfigurarse,
y su camisa sucia
con el sudor del trabajo
se empezaban a convertir
en una túnica de nieve.

Seguía llevando en su mano
izquierda el costal
almohadillado que se ponía
para sacar a la Virgen.

De pronto, en unos de los caminos
del cielo, se ve cara a cara con Ella.

¿No me conoces Señora?
Que yo fuí costalero.

¡Que me miren, Madre, ahora
Esos ojos que yo quiero!

Fuí tu tiesto y tu florero...
Tú arriba fuiste flor;
Sobre mis hombros de acero.

llevabas el salero
De tu manto triunfador.

La saeta te encendía
Y la noche te besaba...
Y yo abajo decía:
-Tinieblas, polvo y sudor-:
"Por Ella, soy costalero,
De corazón"...

Y todo el palio temblaba 
Del goce que yo sentía, 
Y tu Amor me bendecía
Y tu pie me acariciaba...

Yo la Tierra, Tú la flor,
Por Ella fuí costalero
Por Amor.

El costalero sentía mientras 
hablaba que algo florecía
en su mano izquierda.

Miró, y el pobre costal desapareció.
Tenía en su lugar lugar
una corona de rosas.

Los Ángeles cantaban
y la Virgen sonreía...







Para mis seguidores con afecto y agradecimiento por su fidelidad, especialmente a los trianeros, que creo que tengo algunos.

Fuente:
http://angelaysevilla.blogspot.com   
      


2 comentarios:

  1. ¿ QUE TE PUEDO DECIR QUE TU NOHAYAS DICHO CONESA POESÍA QUE NOS HAS REGALADO'
    ¡¡gRACIAS¡¡

    ResponderEliminar
  2. Gracias, Antonia.
    Es una de las Hermandades del Domingo de Ramos que desde chica me gustan. Es obra de mi escultora favorita: La Roldana, igual que la Macarena...

    Un besote.

    ResponderEliminar

A la espera de moderar comentario