Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

BLOG

BLOG

domingo, 11 de septiembre de 2016

MATERIALES QUE SE USABAN DURANTE SIGLOS



Foto: internet. "copa"-brasero-, con badila para mover los rescoldos y alambrera de protección.




Eran de uso cotidiano, pero estuvieron vigentes hasta los años 60. 

Los empaquetados y cartuchos en papel de estraza han sido sustituido por el envasado en plásticos, (derivados del petroléo). Las talegas de textil sustituidas por polivilino, la calefacción se hace por electricidad, incluso por energía solar. Mis mayores me contaban que hasta avanzada la década de los 50, se usaban muchos materiales que no habían cambiado apenas desde la prehistoria, sí, parece asombroso, pero es cierto, como por ejemplo estos que enumero:

CALABAZA: pues una calabaza seca servía para las excursiones o cacerías, para llevar agua o vino, porque no se rompen como ocurría a la botella de cristal.

TEA: una astilla de madera de pino, servía para prender el carbón de encina en su mayoría.

PICÓN: ah, el entrañable picón, era un carbón hecho de varetas y ramas finas, principalmente de olivo. También era la "calefacción" durante siglos, alternando con el picón estaba el orujo de huesos de aceitunas molidos.

ESPARTO: en algunos pueblos aún quedan abuelos artesanos del esparto. Hacían alpargatas, y abarcas, cestos. Las cuerdas y sogas no eran de plásticos como ahora, sino de esparto o de cáñamo. Duraban mucho más y no contaminaban. Toda una moraleja para reflexionar sobre nuestros "avances".

ESPONJAS: la esponja para lavarse el cuerpo o limpiar objetos delicados, era auténtica esponja de mar, osea un animal espongiario.

CUERO: el cuero tenía infinifidades de aplicaciones, en vestido, calzado, tapizado, etc, empezó a ser sustituido por el Skay y otros materiales sintéticos, menos duraderos y elegantes.

MIMBRE Y JUNCO: muchos objetos eran de mimbre, junco o caña: cestos para meter las ropas sucias, canastos para ir a la compra, los andadores de los niños, butacas, mecedoras, las inolvidables canastas para hacer la colada, costureros, las angarillas para los transportes a lomos de burros o mulas y los canastos de los vendedores de mariscos al que forraban con tela blanca.

BARRO COCIDO:  se usaba para guisar en  los fogones los pucheros. Orzas para aliñar aceitunas, lebrillos de barro para fregar los cacharros de cocina y más grandes que servían para lavar  ropas con resfregadores de madera y como "bañeras" después.

ENCERADO: el lienzo blanco encerado servía en muchos casos para las ventanas en sustitución de cristal esmerilado.

HULE:  ¡ Qué de recuerdos! Era un lienzo pintado con pintura de oléo, relativamente impermeable y servía para la lluvia, y para cubrir la mesa como mantel impermeable, y que con pasar un paño, ya estaba limpio de nuevo...  

6 comentarios:

  1. Querida MariCarmen, tu recopilación de materiales me ha transportado a la infancia. Me has hecho recordar cuando era niña y encendían la 'conca' de carbón. Qué bellos recuerdos me trae.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida y agradecida por quedarte en esta tu casa.
      Yo he conocido parte de todo esto, no muchas, mayormente son contadas pero las referencias las tengo claras y me gusta compartirlas. y me encantan las tradiciones, también que se defiendan y apoyen, que los valores que tantos siglos hemos atesorados no se pierdan...
      Un abracete.

      Eliminar
  2. ¡Qué recuerdos! La alambrera, aquel objeto de alambre donde las madres ponían en invierno nuestra ropita mientras nos bañaban para que estuvieran calentita, se echaba al "picon" encendido un puñaito de alhucemas y olíamos a gloria, en el cole era un olor común¡ Qué tiempos más queridos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, la "copa", aunque era una niña, sí la he conocido. Mi madre echaba tanto romero como alhucema, olía a hogar, a tiempos no fáciles pero muy familiares. Nos llevaba la "copa" un rato antes de meternos en la "tina" para templar el baño y encima de la alambrera las ropitas limpias y calentitas en el invierno...¡Jamás olvidaré aquellos tiempos!

      Eliminar
  3. Jope! Me has devuelto a mi infancia :)
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es parte de la idea, Alfred.
      Hemos tenido la juventud que más rápidamente fue invadida por transformaciones espectáculares, pero para valorar en su justa medida los avances, no debemos olvidar de dónde vinimos y lo que realmente tuvimos, sobre todo, lo que nos costó cuando éramos jóvenes...
      Amistosamente.

      Eliminar

A la espera de moderar comentario