Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

lunes, 8 de agosto de 2016

PESADILLAS...




Foto: balcontrianero.es  Concha Mingorance mi colaboradora y la autora de esta poesía.




Abierto mi corazón al pesimismo
Buscando en el ayer mi identidad,
Intentando sortear estos caminos
Que hoy por hoy me hacen tropezar.

Mi entorno no me ayuda, al contrario
Aumenta mi inquietud y malestar
Las nubes que hoy empañan este cielo
Ocultan la esperanza al caminar

Sé que tras una noche el alba llega
Y que la luna al sol el paso da
Sé que como hoy solo es memoria

Y el mañana algo alejado está
Y es este hoy, el presente que tengo
Y con el hoy, tengo que lidiar...        



Concha Mingorance Mellado.

Fuente:

www.balcontrianero.es

  
 

4 comentarios:

  1. Preciosa y nostálgica poesía de Concha, en la que la ausencia de su marido se le hace insoportable, yo la entiendo porque la sola idea de que Miguel me faltara me vuelve loca, le mando un beso muy fuerte a Concha y si le sirve de algo le diré que su marido debió de ser excepcional, por la triteza que se refleja en su memoria , un besopara ti y que te lo pases muy bien en tu Cai de tu alma, acuérdate del calor de aqui y mandenos una bocanada de aire de tu bahía.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ahí queda tus cariñosas palabras para Concha. No conocí a José, su marido, pero ella es una persona maravillosa y una gran amiga, como tú. No se puede ser más afortunada como yo de contar con vuestra amistad.
      La poesía suya engrandece mi blog y es impagable su aportaciones para vosotros, mis querido seguidores, os aseguro que su prosa es de un nivel magnifico, con una espontáneidad y riqueza que deja pasmado/a al más dotado...
      Gracias Antonia por estar ahí siempre.
      Besos a la roteña.

      Eliminar
  2. Respondiendo a Antonia,primero gracias por tus elogios, en cuanto a tu comentario, la perdida de un ser querido, con el que has construido tu hogar , con el que has convivido 55 años, y ha sido tu norte y tu sur, el eje de tus vivencias, ciertamente es triste, pero el dolor se va suavizando con el tiempo, y si algo va quedando, es el calor del amor que nos tuvimos, es tener presente los tiempos vividos y disfrutados....y por supuesto los baches superados

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Dios te bendiga, preciosa!
      Yo espero no conocer esa amarga experiencia, pero tal como soy, en eso somos muy parecidas y sería similar lo que yo podría expresar.
      No eres la única viuda, pero me encanta y admiro tu talante ante un trance como ese. El verdadero carácter de alguien se muestra en las adversidades y cuánto más duras la reacción pone de manifiesto la talla humana de cada uno...
      ...Con los baches superados, por supuesto.
      Besos.

      Eliminar

A la espera de moderar comentario