Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

BLOG

BLOG

domingo, 27 de abril de 2014

DE TRIANA A SEVILLA: 1ª PARTE.


Puente de Triana.






La MÚSICA, tiene idioma universal, por algo, recordamos, Albéniz compuso: "Sevilla" y "Triana". Forma parte de Sevilla, pero es otra cosa. El río parte en dos al urbanismo de la ciudad y lo dota de distintas entidades, al igual que la calle de S. Jacinto, (de inolvidables recuerdos de mi infancia), establece dos Trianas dentro de una sola. Dentro de ellas entran toreros, cantaores, poetas, bailaoras, marineros, alfareros...La estatua de Belmonte en el Altozano confirma la torería del barrio, ( si bien nació, como yo, en la calle Feria), del que fueron los geniales: Chicuelo, Cagancho, los Gitanillos, Maera...De Triana se han llamado muchas folkloricas, a veces, sin haber nacido allí, Triana nos enamora para siempre;  y de allí, bautizados en la mismísima "Pila de los Gitanos", (Santa Ana), fueron célebres cantaores, bailaores, guitarristas, ceramistas marineros, escritores,
gente con arte, que los más antiguos retienen en la memoria.

A Triana  se la conoció y conoce por su industria artesanal del barro, loza, azulejo. Triana es universal  ceramista. Sevilla poseyó notables fábricas de pólvora, de jabón y por curioso que a los jóvenes les parezcan, de barcos también, barcos descubridores en el siglo XVI, fabricados por la Real Compañía del Río Guadalquivir.

Los sevillanos en los siglos pasados pasaban por el Puente de Barcas o montaban en una de las embarcaciones que comunicaban ambas orillas. Ya no existe aquellas embarcaciones ni el Puente de Barcas, desde hace más de un siglo, sino uno de hierro, romántico y hermosísimo, que bautizaron con el pomposo nombre de Isabel II, que reinaba en España por entonces, que discurre por donde estaba su antesesor. Pero los sevillanos, que somos amigos de la sencillez, enseguida lo "rebautizamos" con el entrañable nombre, vox populis: "Puente de Triana" ¡Sí señó, como tá mandao". Fue inagurado e 1852.    Triana es como una postal bella y antigua. Ya en el Altozano semeja un balcón. Es una giba hecha a base de materiales arrojados allí como defensas de las ocasionales riadas del río, así , como el monte Testaccio romano, acabó formándose una plaza en alto, que llegó a contar con diversos soportales.

Hay dos Trianas disímiles. La vía de S. Jacinto establece tal bifrontismo zurcido por Pagés del Corro. La cara izquierda es de la calle Betis, Pureza, Evangelista, Rodrigo de Triana, etc, que señorea la Torre de Santa Ana. Es una Triana cercana al río que le une al mar; con una Capilla de los Marineros donde habita la Gran Señora del barrio. Fue una Triana más gitana, con la cava de esta etnia, que aparece en los viajeros de antaño. Es la Triana del Puerto Camaronero y de otros puertos por donde embarcaron los Magallanes, los Elcano, descubridores, o embarcaban las cigarreras trianeras para ir a la Fábrica de Tabacos, que con andar airoso por el puente de hierro que pintara Gonzalo Bilbao.

Triana alfarera, más ligada al barro, de fábrica de jabones. Almonas y alfares ¡Qué bellos vocablos árabes! En una y otra Triana, los numerosos corrales de vecinos, con sus bonitas Cruces de Mayo, sus patios cuajaditos de macetas, bodas, bautizos, con sabor de barrio, entrañables, constituían algo peculiar, imprimía carácter. Creo que todavía habrá quién recuerden  nombres de tales casas de vecinos: Aromo, Hormigas, Los Leones, El Judío... 
Esperanza de Triana.

Cuatro posibles itinerarios a partir del Altozano: descender hacia la orilla del río, introducirnos en las entrañas del barrio a través de la calle Pureza, llegar a la "catedral" trianera, (Santa Ana) y admirar a la "Niña Bonita". Enfilar S. Jacinto, extasiándomos con otra Señora, la Estrella, que tallara La Roldana. O irnos a la derecha caminando por la calle Castilla. Todas son venas de Triana por la que circulan el amor de su gente al barrio, que nos conducen a Pagés del Corro, Evangelista, Alfarería, Pelay Correa...Diversos bares de reconocida fama por sus especialidades, el taller de algún artista, comercio de cerámicas de acreditada fama mundial, entrar a tomar un vino y una tapa en Casa Cuesta. Al noble pueblo que es Triana, y al aire entrañable pueblerino que sus calles podían ofrecer, lo hace triza el intenso y endemoniado tráfico, (como en otros lugares sevillanos).

Enfilar por la calle Castilla para ver al Cachorro en su capilla del Patrocinio. Podemos encontrarnos cerrada la entrada, es templo de Hermandad y no se desarrolla el culto público, aunque los domingos y en horas que se pueden averiguar siempre es posible acercarse a estremecerse con el magnifico Crucificado de Fco Antonio Ruiz Gijón. Pero este Cristo de la Expiración, obra cumbre del barroco, hay que acompañarlo cruzando el puente y en su barrio, con su gente, que le cantan emocionadas saetas que estremecen...                                                    
El Cachorro de Triana.


A Santa Ana fui muchas veces; es el templo parroquial más antiguo de Sevilla, (seguido de Omnium Sanctorum, en la calle Feria), gótico-mudéjar, fundado por Alfonso X, se dice, que como prueba de gratitud por haber sanado de un mal de la vista. Construido a partir de 1276, nos muestra una bellísima torre, algo independiente del hermosísimo conjunto, con base mudéjar y cuerpos superiores renacentistas. Con la misma perfección y equilibrio que el gran Hernán _Ruiz le insertó el cuerpo de  campanas a la Giralda, por diseño del pintor sevillano, Luis de Vargas, (autor del célebre cuadro de "La Gamba", que podemos admirar en nuestra Catedral). Pedro Silva en Santa Ana ensambló al cuerpo mudéjar las dos últimas partes y el chapitel tras el tremendo terremoto de 1755.
Velá de "Santana", nocturna.

Nadie debería  perderse el apoteósico regreso de la Esperanza de Triana por la calle Pureza o el ingreso de la Estrella en su templo...Y, por  supuesto, la "Velá" de Santiago y Santa Ana: el tablao que se alza en el Altozano ha conocido, a lo largo de muchos años, las mejores bandas de músicas, los más famosos cantaores, los populares caricatos, las Murgas Sevillanas, las más célebres estrellas de la copla y del baile -para mí- destaca sobre todas la gran Dª Matilde Coral, trianera, la que te atrapa con su arte para siempre, felizmente entre nosotros y por muchos años más. Valorando y respetando el arte de otras.  Los trianeros no dejarán  que desaparezca nunca esta costumbre tan querida y representativa de su idéntidad, "¡Chapó!"


Iremos cruzando el río para ir a Sevilla, lo haremos por el Puente de S. Telmo...






Continuará...



9 comentarios:

  1. ¡¡Que bien me ha sentado el paseo por triana y que bien lo describes!!!no se si te he dicho que la parte baja del altar mayor de la " catedral de santa ana, como tu dices tiene azulejos que hace unos 6 años estaban muy deteriorados y la hija de mi prima encarna , que e
    studió Bellas Artes los a
    rregló y quedaron estupendos,
    alli se casó su
    hermano hace






















































    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que tu paseo te siente tan bien, naturalmente, paseas por Triana, no podía ser de otra manera.

      Sí, para los trianeros, el templo de Santa Ana, es ni más ni menos que la "Catedral"trianera. No sabía que lo de tu prima, es que en Sevilla se tiene especial sensibilidad con estas maravillas y en el barrio especialmente, cuna de esta artesanía a través de los siglos.

      Gracias por estar ahí, guapetona.

      Un besote.

      Eliminar
  2. Qué paseo más bonito Mari Carmen!! Aunque no entiendo esa manía vuestra por separar Triana de Sevilla, el Betis del Sevilla... Para mí, desde Granada, todo es lo mismo todo es Sevilla. Hermosa, agradable, cuidadora con el que la visita y sobre todo esa luz que tiene... ya lo dice la canción.
    Te agradezco tu visita y tu comentario a mi blog y sobre todo que te guste lo que escribo. Aunque ya sabes que ahora no lo hago con mucha frecuencia.

    Un abrazo muy grande,
    Eva.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Eva, me alegra verte de nuevo por aquí, tu casa. Hace poco tuve la oportunidad de visitar Granada, ya lo he hecho varias veces y me encanta, no me cansaría de ir por allí nunca.

      Ya que me comentas lo de las manías, ciertamente, eso parece a simple vista. Tengo que decirte que he hablado desde el sentimiento. Te cuento: nací en el barrio de la Macarena y a gala lo llevo, pero mi familia, desde hace mucho tiempo ha estado muy vinculada a Triana, así que me comprenderás que tenga mi cariño por ambos barrios sevillanos. En mi interior no hago división alguna, me siento trianera de adopción. Y te concreto más: a Sevilla la quiero, con sus barrios, alma mater de la cuidad, pero por haber crecido en los anteriores, se nota una cierta inclinación por ellos, es verdad. Lo del Sevilla-Betis, te diré que como sevillana me gustaría que ambos estuvieran en Primera División y no me agrada para nada cuando oígo cosas malsonantes sobre ambos equipos. Por supuesto, soy andaluza visceral y mi blog te dará respuestas sobre ello.

      Siempre estoy espectante sobre lo que publicas, y sé tus circunstancias, y espero que las cosas mejoren y puedas regalarnos tus aportaciones.

      Muchas gracias por participar, me hace mucha ilusión.

      Un fuerte abrazón.

      Mari Carmen.

      Te agradezco, al comenta, tu sinceridad y espontáneidad, porque me ayudas a precisar mejor.

      Eliminar
  3. Magnifica la presencia de Triana en tu blog, para muchos significa una forma de pensar, de vivir, de amar. gracias por la parte que me toca. Un saludo y feliz año nuevo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, maestro.
      ¡Viva Sevilla y Triana!
      Salud y trabajo, los ases del bienestar para el 2016.
      Con afecto.
      M.C.

      Eliminar
  4. María de los taitantos. Esto tenías que haberlo dejado para mañana. Sí ya sé que no lo verían todos por las fiestas del fin de año, pero acuérdate que sólo lo van a ver los que tengan que verlo. Bueno no quiero divagar más: MARAVILLOSO, MARAVILLOSO Y OTRA VEZ MARAVILLOSO, y no quiero caer en la pedantería, pero, sólo pero, por si acaso: Uno de los más grandes Ceramistas de "Triana" fue Enrique Orce que también nació en la calle Feria, tu calle, niña, ea pues ya está, amos que tas ganao un pedazo de 10 como la copa de un pino. Y ahora tocan los besillos de piñonate. Ya no podré leerte más cositas hasta el año que viene, pero, te dejo una porque eso eres tu...Y FUE TODO
    MÚSICA


    Entre cañaverales el viento
    juega a dejar aquel sonido,
    y que más tarde el sentido
    convertirá en mil lamentos.

    Entre las playas y el mar
    un sin fin de acordes suenan,
    y así, cual los truenos truenan,
    son arpegios a ejecutar.

    Una nota con sonido singular,
    Silencio, nos deja aquel caracol
    al que no se le oye caminar.

    Los pájaros con su dulce trinar
    regalaron mil variaciones
    para así este trabajo terminar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Con seguidores como tú los "sobresalientes" los colecciono, jeeeeeeeee...
      Me quedo mucho en el tintero, Santiago. ¿cómo voy a transmitir a toda Triana en mi modestito blog? pero no me negarás que he achuchado el interés de muchos por conocerla y ¡Zás! Ya quedó atrapado en ella, a mi me ocurrió desde que era un comino y así estaré hasta el día en que me vaya para siempre...los barrios son el alma mater de la sevillanía, no ni ná.
      Preciosa poesía con la que abrochas y realzas esta sentida entrada, gracias.
      Un abrazo muy sevillano.

      Eliminar

A la espera de moderar comentario