Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

domingo, 18 de agosto de 2013

REFLEXIONES: LA MADUREZ



Cuando llegué a la madurez, me gustó la seguridad que adquirí a través de los años. La juventud es pura especulación. Yo cambio la incertidumbre por la experiencia. Me agrada mucho la comprensión que dan los años. Me gusta observar a los chiquillos  enfrascados a un nuevo acontecimiento para ellos y ver cómo se sienten. Me enternece contemplar a otras mujeres embarazadas y poder compartir sus sentimientos. Nunca me avergoncé de mi ignorancia porque preguntando la dejaría atrás cuando era preciso. Me complace , en suma, la confianza de la edad madura.

Con la madurez me llegó una sensación de control sobre mí misma. Cuando jovencita, era muy impulsiva y rebelde...después reflexionaba y me percataba de mi precipitación, me preguntaba cómo era posible que aquello sucediera: sentí remordimientos, que poco a poco, me fueron serenando. La edad me ha dado un freno que ahora valoro y encuentro necesario.

Ahora no descarto casi nada simplemente porque no me guste, he aprendido a profundizar, puedo escuchar con tranquilidad a los que piesan de manera contraria y, a veces, dejarme incluso convecer, si tengo delante a una pesona serena, inteligente , sobre todo, que no se crea "con la razón absoluta".

Me siento fortalecida y aliviada al saber, por todas las experiencias que me rodean, que los desastres se pueden sobrellevar. Había cosas a las que me parecía imposible de soportar, pero ahora que han sucedido-si no a mí, a mis allegados o familiares-he comprobado cómo funciona el destino. Han muerto maridos, han nacidos niños, han sido abandonadas esposas, jóvenes que han quedados inválidos en accidentes de carreteras, mientras yo me entristecía, y pensaba que era demasiado para que lo soportara cualquiera...Y luego me quedaba perpleja por la forma en que a veces la felicidad surge de un infierno de tristeza. Ahora que he visto muchas tragedias en torno a mí y tengo motivos para temblar, tiemblo menos...

Los hijos, cuando eran pequeños, me agotaban y me preocupaban durante todos aquellos años de presiones inacabables; ahora ya llegaron los buenos tiempos. Me siento a la mesa con mi familia y puedo  mantener una conversación, más o menos importante, en lugar de verme obligada actuar de árbitro a todas horas con los cuatro. Es una bendición ver el fruto de tanto tiempo y verlos situados en la vida, después de haber constituido responsabilidades aplastantes durante estos años...No me equivoqué después de todo.

Me gusta el punto equidistente en  que la madurez nos sitúa respecto a las otras edades: los jóvenes, a mi juicio, solo pueden medir en una dirección: hacia adelante, desde las cosas tal como son,  hasta el ideal de cómo deberían ser. No pueden medir atrás, hacia las cosas como eran, porque no han vivido suficiente tiempo, y no pueden medir lateralmente, porque aún no han tenido oportunidad de conocerlas bien. Las personas de más edad, (especialmente los padres y allegados), deben sumar estas medias: esta es, creo, la razón primordial de que exista una brecha generacional...Y que siempre existirá, si no se tienen suficientemente en cuenta, analizándolas, las orientaciones y consejos paternos. Para mí fue estimulante, pero muy arduo actuar como de puente entre generaciones...No siempre acerté, naturalmente.

Pero ¿a quién le gusta mirarse en el espejo y ver las patitas de gallo que trae consigo la madurez? Si nos empeñamos en aferrarnos a la "juventud", puede ser difícil. La pérdida de la belleza de los años mozos no es nada que debamos lamentar. Yo prefiero el ingenio, el interés y la inteligencia; hay mujeres y hombres considerados feos, preferibles a los simplemente bellos.

Bueno, siempre pensé que la mitad del camino hacia algo es el punto más emocionante. Es como hallarse en una cima: nos hemos esforzado enormemente en la subida y sabemos que el descenso puede traernos dificultades pero, por el momento, nos encontramos en un lugar desde el que se contempla un magnifico panorama: el de tu vida...
     




Amor.




"Los que no tienen hijos, ignoran muchos placeres, pero también evitan muchos dolores"...

Marco Tulio Cicerón.


18 comentarios:

  1. Magnífica westa reflexión. Yo también la hago mía y no habría acertado a decirlo con mejores palabras. Es la pura verdad de la vida y me ha encantado leerlo. Un besazo amiga sevillana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Pilar, desde Sevilla a Toledo te digo:

      ¡¡¡GRACIAS!!!

      Un saco de besos.

      Eliminar
  2. Efectivamente querida M.Carmen,la madurez nos trae sentimientos que antes eran insospechados.Y, yo que ya estoy en la otra orilla,cuando el camino a recorrer puede ser corto,sopesas tantas cosas,la escala de valores intento llevarla en mis manos cual misal, y sopesar mis actuaciones,.
    Si loos mayoores podems acnsejaruno de llos que yo dariaes lo facil que es a veces hacer brotar una sonrisa cn paabras sencilas,,con pequeños halagos.
    La danza del beso suaviza el alma y nos encierra en un ensueño. Felicidades,y Gracias Concha

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida a mi blog, Concha, gracias por tus tiernas y bellas palabras. Espero que sean más veces las que me visites, estaré encantada.

      Aprovecho esta estupenda oportunidad pra felicitarte directamente por la poesía tan bonita del día 15: "A la Virgen de los Reyes", que tuve el honor de subir a mi blog, para compartir con mis seguidores y así la disfrutemos todos.

      Saludos.

      Mari Carmen.

      Eliminar
  3. Reflexionar sobre nuestra vida nos ayuda a conocernos y a actuar de la mejor manera posible, por eso con el paso del tiempo, se supone que a base de reflexión, somos mejores y apreciamos aún más la vida, pero esto no ocurre en todas las personas. Habrá que recordar aquello de que el buen vino, con el paso del tiempo mejora y el malo se agría. También me parece que la belleza no tiene que ver con la edad, tú por ejemplo estás guapísima, claro que a eso contribuye lo que llevas en tu interior: tu alma.
    Recibe un cálido abrazo, como corresponde con estas calores.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Dichosos los ojillos que te ven!
      Con lo que has manifestado y cómo, todo el mundo sabe ahora que eres mi amiga, je, jeeeee

      Ya te avisaré cuando vaya por la UPO, pero con más tiempo que en anteriores ocasiones. Tenemos que contarnos las cosillas ante un buen café.

      Mil gracias por tu afecto y participación.

      Un enorme abrazón.

      Eliminar
  4. Yo tambien prefiero el ingenio, el interés y la inteligencia, pero aveces no conozco al del espejo.Echo de menos al otro, más joven, más guapo y con más pelo. Un saludillo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    2. Lo que posees sobradamente es: ingenio, interés e inteligencia. No sé cómo serías tiempos atrás. ¿a quién le importa eso? Yo veo en tu cara una expresión de bondad y se te ve bien, con unos "gramillos" de más, como manda la tradición cuando se cumplió los 50, ¡Chiquillo, ¿quién quiere pelo con la jartá de calor que hace ahora?

      Y como estamos de diminutivos,ahí va el mío de despedida.

      Un saludín.

      Eliminar
  5. A Jose Luis quiero decirle,que cuando le conoces son sus ojos los que le retrata, y en su mirada hay tal honradez, tal sencillez,tanto artista, que te envuelve y hace que en su presencia sientas paz y lazos de amistad.
    Me alegro de haber conocido a traves de él,que lleva al artista tan dentro que le reboza.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Comparto totalmente tu opinión, no añadiré ni una coma.
      Teneros a los dos en mi blog es un premio extraordinario y que os lo agradezco -una jartá-.

      Un abrazo, Concha.

      Eliminar
    2. De cualquier forma...¡Juventud, divino tesoro!

      Eliminar
    3. ¡Cierto! (Menos mal que el "delicuente" está en la cárcel), que si no........
      Ja, ja, jaaaaaaaa.

      Eliminar
  6. Después de tantos estupendos comentarios, los que yo re ponga estarán empalidecidos, de todos modos si quiero decirte que estoy totalmente de acuerdo con tus magnificas reflexiones sobre nuestra segunda juventud que tu llamas madurez, ¿madurez?, chica eso me suena a caducidad. bueno sabes que es broma, lo que si te digo, totalmente es serio es que con la cita de Ciceron, si es cierta, yo prefiero el dolor al placer y tu creo que estás de acuerdo, porque has tenido 3dolores como 3 soles, me alegro de tenerte, otra vez al pie del cañón,un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre estaré en deuda con mis amigos por la deferencia y cariño que me muestran, y tú la más veterana, (digo como comentadora), porque desde el primer día que hicimos el blog, ya me estabas animando , (....y exagerando), sobre lo que hacía.

      Niña no fueron 3 soles, sino 4: tres niñas y un varón. (Le dí la vuelta al colchón) y acerté, je, jeeeee

      Cicerón tiene su qué, su filosofía...¡Pero cómo me conoces, puñereterísima!
      Claro que no me importan los dolores esos y si hubiera tenido más, mejor.
      -DEFINICIÖN DE EMBARAZO:

      Es una "enfermedad" de 9 meses y una convalecencia para toda la vida"

      Franconetti.

      ¡Hala, a ver qué me espondéis ahora!

      Me alegro verte por auí de nuevo, guapetona.

      Besosssssss!!!!!

      Eliminar
  7. Como soy el más torpe, pues siempre llego tarde, por lo que no puedo decir nada nuevo, bueno sí una cosa muy muy importante. Dado que esto me ha llegado al corazón y tú lo tienes un tanto escalabrao, por fi no profundices tanto, que quiero pensar que tanto sufre el receptor como, imagino, que el emisor. De todas formas queda claro que la Verdadera Trinidad es: VOLUNTAD-SABIDURÍA-INTELIGENCIA. hala, que a gusto me he quedao, y ahora más con este pedazo de apretón que te mando.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ya era hora! Bromas aparte, si has llegado un pelín tarde a comentar, es debido a la maravillosa creatividad artística tan magnifica como diversa, francamente, prefiero que sigas así, para deleite de todos...
      Ya sólo me resta enviarte un abrazón, (no iba yo ser menos), jeeeeeeeee...

      Eliminar

A la espera de moderar comentario