Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Regalito de mi amiga Charo, cuyo blog es: http://charobodega47blogspot.com lo compartió conmigo que para mí es una joyita. ¡Gracias!

miércoles, 31 de enero de 2018

TAREAS EN LA VIDA







Esta imagen y texto del gran José Saramago me trae unas reflexiones que compartiré con vosotros...

Un día nuestros hijos se marcharán de la casa y cuando la pareja se encuentren juntos y a solas, ya maduros y con el "nido" vacío recordaremos aquello que un día les dijimos cuando se marcharon:

-Podemos enseñarte cosas, aportarte otras muchas, cuidarte y ocuparnos de lo que podamos, pero tu vida, la tienes que vivir tú. Lo que podremos es ayudarte a construirla, siempre que tú quieras. Empiezas una nueva etapa, sabes que siempre estaremos a tu lado mientras vivamos...

Ése día fue memorable para nosotros, fue como un premio muy valioso. Alcanzamos la culminación de nuestra tarea, es un enorme gozo y veremos el comienzo de la vuestra...

Ser padres es maravilloso, seguimos ejerciendo, es algo tan grande y fuerte que ni con la muerte dejaremos de serlo...

35 comentarios:

  1. Se es madre (en mi caso) desde el momento de la concepción hasta la muerte de la madre, aunque como tu dices ni la muerte nos quita ese titulo. Dicen que hay que mostrar la importancia de las raíces mientras les cosemos las alas de la libertad. Aspiro a que mis hijas sean felices. Preciosa manera de hacernos reflexionar, puede que hasta me haya querido un poquito mas jejeje. Saltos y brincos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una reflexión tan hermosa como certera, en lo fundamental estamos de acuerdo. Desde que ví el tierno cuerpecito de mis hijos al nacer, me atraparon el corazón para siempre...
      Saltos y brincos y besazos, que voy atrasada en contestar.

      Eliminar
  2. La labor de los padres no se termina nunca, aunque ellos hayan alcanzado la mayoría de edad y vivan independientes, siempre en nosotros tendrán un apoyo y una ayuda incondicional en los problemas que presenta la vida.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Cierto! No terminamos, ni cuando se van ni nos jubilemos y hasta después de fallecidos seguiremos siendo sus padres.
      Es un amos tan grande, desinteresado, nada posesivo, muy desrendido, en definitiva, muy verdadero. Por ley de vida, ya no tengo a mis padres...Aprovechad los que aún los tengan, estad a su lado el máximo de tiempo posible, después os podéis arrepentir de no haberlo hecho.
      Gracias Antonia.
      Un beso.

      Eliminar
  3. Ser padres es agotador :) pero nos dura muy poco.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si te pareció agotador es que habrás estado colaborando con ellos, pero otra cosa es que "dura" poco, jeeeeeee, claro que yo tuve 4, ¡Casi ná!
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Lo Deseo y temo al mismo tiempo. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Conozco la sensación, Susana. Te preguntarás: ¿Pero ya llegó el día? ¿Ya "vuela fuera del nido"?

      Todo llega en llega en la vida, y mucho más rápido de lo que ahora crees...
      Besos.

      Eliminar
  5. Hai messo abilmente in evidenza, in questo articolo, l'importanza della grande missione che spetta ai genitori
    Un abbraccio, mia cara,silvia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por participar, preciosa. ¿Cuántos críos tienes tú?
      Besos.

      Eliminar
  6. Mis hijas hace ya tiempo que iniciaron su propia familia pero a pesar de ello siempre me preocupan
    ante cualquier incidente aunque sea sin importancia y es que una madre nunca deja de serlo aunque no tenga los hijos al lado yy la verdad que cuando "vuelan" del nido se les extraña mucho y cuesta acostumbrarse.Besicos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegré cuando ya adultos, con sus parejas, bien formados iniciaron su propia etapa en la vida, fue para nosotros como un premio, contentos ny orgullosos de nuestra misión, el resto es muy similar a lo que nos dices.
      Hemos hecho una tertulia de tema familiar muy buena, gracias por intervenir también, es estupendo.
      Besos.

      Eliminar
  7. Tener un hijo es sembrar una ilusión y recoger una certeza. Y saber que esa certeza recogida, es dueña de su propia vida, aunque haya crecido regada con el ejemplo de los padres.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me has interpretado estupendamente, eso es lo que he querido exponer, pero tú lo has hecho mejor.
      Un beso

      Eliminar
  8. Ser padres no es fácil, pero la satisfacción de lograr formar los hijos, y luego dejar que vuelen satisface alma, corazón y vida, como la canción. Apreciables sus reflexiones, a partir del texto del Nobel Saramago.Encantado de estar acá. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Carlos, efectivamente, engendrar a un hijo, eso lo puede hacer cualquiera. Saber ser unos buenos padres, eso es muy diferente.
      Durante todos aquellos años hubo días: alegres, preocupados, fastidiados, con nervios, ilusionantes con los proyectos, etc...de casi todo.
      Pero cuando llegó el día, con la satisfacción y orgullo que nuestra tarea había sido felizmente acabada en esa época. Después vienen la etapa de ser abuelos, que somos una especie de "repadres" con nueva oportunidades...
      Bienvenido a estas páginas, hagalo cuando lo desee, con total libertad.
      Desde Sevilla, le envio afectuosos saludos.

      Eliminar
  9. Lo voy a imprimir y poner en el tablón de los míos... me gusta muchísimo. Creo que lo leí alguna vez, pero ahora es cuando tiene pleno significado en mi casa.
    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ohhhhhhhh, qué guay, Sylvia. A mí también me interesan y agradan las citas de grandes personajes, sus moralejas son muy didácticas. A través de ellas, a veces, hago unas reflexiones y las comparto con vosotros. Hoy tocó éste tema, que a la vez, puede ser común a muchos de nosotros.
      Gracias por participas, preciosa.
      Besos.

      Eliminar
  10. Difícil tarea la de ser ser padre Mari Carmen, ello conlleva preocupàciones para toda la vida. Siempre recuerdo una serie que ví hace años en tv "Los problemas crecen" Muy cierto cada etapa tiene sus problemas. Tenemos dos hijos varones, ya mayores e independientes, y no por eso dejan de preocuparnos. Por que estén bien, con trabajo, o que sean felices en la vida que han emprendido con sus parejas. Así será toda la vida:)) En casa ahora los dos solo recordamos como se nos han pasado los años de rápido. Y ahora viéndo lo bien que han encauzado sus vidas estamos muy satisfechos de ellos.
    Buena noche.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. 4
      Bueno, en unas de mis "Definiciones", lo expreso de manera muy resumida:

      "Embarazo, "enfermedad" de 9 meses y convalecencia para toda la vida"...
      Es extactamente como lo dices, ya están todos con sus propias familias y tenemos el nido vacio, estamos igual como al principio, pero las "mochilas" cargadas de vivencias muy diversas y la tarea culminada, pero siempre pendientes de ellos, eso ya es para siemptre.
      Te agradezco la participación, así colaboramos todos.
      Un beso.

      ResponderEliminar

      Eliminar
  11. Es inexplicable el amor de una madre hacia sus hijos.
    Yo desde que me los pusieron en los brazos...sentí que les querría para siempre.
    El día que se vayan les echaré mucho de menos (son tres) pero si son felices...eso quiero yo.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo llega en esta vida, Carmen. Un día empezará el "desfile"y te preguntarás: ¿Pero ya, tan pronto? Es ley de vida. Que los muchachos vayan creando su propia familia, les vayan bien en sus trabajos y tengan sus propios hijos Ah, es entonces cuando nos comprenderá más y mejor, ya lo verás.
      Un beso.

      Eliminar
  12. Qué hermosas reflexiones la tuya y la de José Saramago. Los hijos son lo más grande del mundo, pero ciertamente, llega un momento en que deben arrancar su vuelo y mejor que lo hagan, porque de lo contrario algo "raro" pasa. Pero lo cierto es que los padres siempre seremos padres de ellos como cuando eran niños.
    Muchos besos :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, Margarita, una vez somos padres, no nos jubilamos jamás, seguimos ejerciendo, de otra manera, pero ellos saben que nos tendrán cuando nos necesiten.
      Un saco de besos.

      Eliminar
  13. Nada mas hermoso que ser Madre, se aprende con ellos también, y cuando se marchan nos dejan ese vació, al velos triunfar buscando sus metas nos llena de alegría por ellos, la vida son nuestros hijos amados.
    Abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola María del Rosario, Nosotros hemos tenido a cuatro hijos maravillosos, ahora tenemos siete nietos adorables, no me puedo quejar de la vida.
      Siempre estaremos a su lado y podrán contar para todo con nosotros. ¡Misión cumplida! Pero no acabada del todo...
      Un abrazo.

      Eliminar
  14. Como hija entiendo lo que dice Saramago (que me encanta) de que los hijos son de los padres mientras no pueden valerse.
    Y te diré que después también, por eso son lo más importante en la vida para los hijos.
    Qué bonito post, Mari Carmen.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya lo has resumido mejor que yo. Es así, tal como lo dices.
      Disfrutemos con ellos ahora, el tiempo vuela.
      Gracias por opinar.
      Besos.

      Eliminar
  15. Ser padres puede ser muy gratificante, si desde el primer latido que sentimos (o antes) de ellos, aceptamos que iniciamos nuestra reeducación. Para aprender a ser congruentes entre lo que hacemos y lo que les decimos, haciendo digno el título de padres.
    Besitos de anís, mamá feliz.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un magnifico intercambio, en el que das mucho y recibes otro tanto, simplemente maravilloso.
      Son nuestros mejores títulos de la vida.
      Besos.

      Eliminar
  16. Los hijos son una bendición, pero desde que nacen hasta que los padres se mueren, estás preocupados por ellos. Cuando son pequeños, porque necesitan de mucha formación y mucho cariño. Y cuando son mayores y abandonan el nido, todavía te sigues preocupando, y quizás más, sobre todo si por circunstancias de la vida, se marchan a otro lugar y no los ves tanto. Y para terminar, lo haremos con humor: "Los niños de pequeños te los comerías, y de mayores te arrepientes de no habértelos comido.

    Besos mari carmen.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Cuanta razón llevas, Rafa!
      Jaaaaaaa el final es de traca, igual me como a los nietos, jeeeeee un besote.

      Eliminar
  17. Ser padres conlleva una dedicación que en ocasiones por nuestro trabajo y ocupaciones no lo ejecutamos al 100 por 100
    Hemos educado,hemos criado pero yo personalmente ahora como abuela le dedicó a mis nietas más atención, tengo más tiempo para escucharlas, para observar las y para ñllevarled

    ResponderEliminar
  18. (Se cortó) para llevarles y enseñarles la escala de valores ,en las escuelas les enseñan materias ,los abuelos estamos para ayudarles a crecer de otra manera
    Así lo veo yo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que la vida nos cambia en el momento que somos padres, aunque sólo sea con uno/a. Nos volcamos en formarlos y criarlos en valores. Hoy son mujeres y hombre honestos, trabajadores y familiares, no me puedo quejar, Concha. eso no significa que todo fue fácil ni breve...
      Gracias por tu aportación, así participamos todos.
      Un besote.

      Eliminar

A la espera de moderar comentario