Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Regalito de mi amiga Charo, cuyo blog es: http://charobodega47blogspot.com lo compartió conmigo que para mí es una joyita. ¡Gracias!

lunes, 4 de diciembre de 2017

DÍA 4 DE DICIEMBRE




Recuerdo aquel día como la manifestación más multitudinaria, alegre y esperanzada que yo viviera en mi corta vida. No había ventanas ni balcones que no tuvieran banderas andaluzas. Familias enteras cantaban vivas y lo que fue el Himno de la Transición, y se quedó para siempre en nuestros corazones y memoria, cantado por el conjunto genial de los onubenses Jarcha: LIBERTAD SIN IRA.

Me encontraba residiendo con mi familia en Málaga. Había llovido ese día, pero eso no restó entusiasmo del pueblo. La hija de Blas Infante entregó la bandera de su padre para que nueve niños la llevaran por las calles malagueñas...
Un jovencísimo Carlos Cano pregonaba a los cuatro vientos con enorme sentimiento su bandera musical: VERDE Y BLANCA, que quedó como testimonio vivo desde aquel día y para siempre...




Todo iba transcurriendo pacífica y alegremente, hasta que un adolescente José Manuel García .Caparrós quiso poner nuestra bandera en una fachada oficial. Recibió un disparo mortal. Lo asesinaron por ese gesto. Quedó impune, no se hizo justicia para escándalo y bochorno de todos. Hoy, mi blog le hace sentido homenaje y me solidarizo y envio un fuerte abrazo a sus familiares.

Un reconocimiento profundo a todos aquellos que hicieron posible nuestro proyecto gestado desde el entusiasmo y el sentimiento y siempre desde el más extricto respeto...

¡VIVA ANDALUCÍA!

24 comentarios:

  1. Mi sincero homenaje también. Perder la vida por tener un ideal es... no es justo. No es justo que a alguien le corten la vida de repente, por ningún motivo.
    Muchos besos cariño:D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fue un asesinato. No añado más por que lo dices muy bien tú.
      Gracias por sumarte.
      Besos.

      Eliminar
  2. Para fraguar las identidades, suelen ser necesarios los poetas, sus himnos y, desgraciadamente, la sangre de los que la sienten.
    Gracias a ellos nuevas banderas se hacen sentimiento y se izan en los corazones.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, Juan, aquello entristeció el día y por años que pasen no se olvida.
      Te agradezco que te sumes al homenaje.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  3. Un sincero homenaje por un mártir ante la intolerancia.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aquí también queda para siempre el tuyo, amigo Alfred.
      Pues ya somos legiones...
      Abrazos.

      Eliminar
  4. viva entonces!!! me gusta todo reconocimiento al lugar propio.... saludos!!!

    ResponderEliminar
  5. Pues suelo hacerlo cuando tengo ocasión,ya lo irás comprobando.
    Un saludín.

    ResponderEliminar
  6. Toda mi solidaridad con ésta entrada.
    Que las banderas siempre se enarbolen con paz y justicia.
    Abrazos estimada Mari Carmen.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy agradecida por tuscálidas palabras,es muy gratificante encontrarme participaciones como la tuya.
      Un fuerte abrazo, Adriana.

      Eliminar
  7. No recuerdo ese luctuoso hecho, pero merece recordarlo y el homenaje que le rindes es muy bonito, me uno a el de corazón. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues te lo agradezco, aquí queda tu testimonio también y para su familia que perdieron al más pequeño aquel fatídico día.
      Abrazos.

      Eliminar
  8. Desconocía estos hechos pero es que yo viví lejos de España unos años y claro no me enteré pero me uno a tu homenaje y me solidarizo también con la familia del fallecido.Besicos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Charo, de eso se trata, dde mostrar solidaridad con esta familia que perdió al más joven de sus miembros en tan horribles circunstancias, así que quedas incluida a tal fin.
      Muchas gracias.
      Besitos.

      Eliminar
  9. LIBERTAD SIN IRA me encanta
    Me uno a tu recuerdo, no entendere nunca matar por una bandera unifome, matar, no es un derecho
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ciertamente, hay músicas que nos marcan una época de nuestra vida, Jarcha está unida para siempre a la Transición, aquella larga, esperanzada y dificultosa eetapa de nuestra vidas. Eran, son y serán GENIALES!
      Tu recuero y solidaridad con la Familia de Caparrós, queda plasmada en nuestro grupo, muchas gracias, preciosa.
      Besos.

      Eliminar
  10. Un fuerte abrazo . Hacía algunos días que no te lo daba .

    Guillermo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, querido Profesor. Pues no te prives, pasas por aquí cuando quieras, ya sabes que me das un alegrón.
      Un abrazete, pareja.

      Eliminar
  11. Gracias, pero no hace falta ya, que me digas nada, lo acabo de encontrar. Por poco me da un bocao.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, ya sabes cómo ando en informática, me alegro que tan pronto solucionaras esa pequeña "pega", genial.

      Aprovecho otra vez para felicitarte por tu última entrada. ¿Cómo lo haces? cada vez me parecces mágico buscando cosas estupendaas y tenernos a todos enganchados a tu blog, gracias Manuel.
      Un besote.

      Eliminar
  12. No recordaba este hecho, que tampoco hubiera podido olvidar si lo hubiera presenciado.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hace mucho de aquel evento, con tristísimo final. Yo, desde entonces, recuerdo frecuentemente a su familia y me quedo sin palabras, Antonia. Lo peor que puede ocurrirle a una madre es sobrevivir a un hijo, pero de esa forma ya es indescriptible.
      Con el tiempo, también vienen las desilusiones, pero en aquél momento fueron tal como los describo en el texto...
      Gracias por tu solidarid, Antonia.
      Besos.

      Eliminar
  13. Yo tambien me uno a tu testimonio de solidaridad pues es muy grande perder la vida por unos ideales.Mi respeto por esa madre que perdio a su hijo y por el sufrimiento de tantas madres sin contar con el sufrimiento de los que no pudieron contarlo. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Ángeles, es la peor vivencia que puede experimentar una madre ¡Cómo la comprendo!
      No añado nada más por decirlo tú todo breve pero muy claro.
      Besos.

      Eliminar

A la espera de moderar comentario