Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

sábado, 12 de agosto de 2017

* LA PLAYA *



Foto de autora. Playa de Valdelagrana, El Pto de Sta María, (Cádiz).








Cada uno tiene la libertad de ir a la playa cuando le venga en gana, por supuesto. Haciendo un uso respetuoso del medio, naturalmente, ya que si vulneramos este sagrado deber, todo se degenera.

Cuando hice esta foto, era el mes de julio, muy tempranito. Me encanta la playa a estas horas, la brisa y frescor mañanero, ver las gaviotas numerosas afanadas buscando el sustento, algunos aficionados a la pesca, adentrados de la orilla, por la que paseo sobre la dorada y finísima arena y me adentro un poco para sentir las pequeñas olas, sin molestar ni que me molesten, El sol no quema, acaricia mi cuerpo, es una verdadera gozada, uno de los placeres que mantengo, disfruto de la Madre Naturaleza...

Ya hace tiempo que se va derivando a una vulneración del buen uso que conocí en otros tiempos. Se quebranta el medio ambiente, ensuciendo con objetos contaminantes las playas, omitiendo el deber del uso de los correspondientes contenedores, pese a la insistencia de las pésimas consecuencias que acarrean estos comportamientos incívicos. Otro problemón educacional.

...Y me pregunto: porqué hay que ir "obligatoriamente" a la playa todos los días? estimo que hay otras ofertas para pasarlo bien, variadas y enriquecedoras. Observo los reportajesde los  informativos y en la mayoría de playas se ve un "ejambre"enorme de sombrillas pegadas unas con otras, apenas se puede andar con una mínima libertad de movimientos, el molestarse mutuamente es frecuente. Observo que los que residen muy cerca de la playa, en viviendas o en hoteles "madrugan", ponen la sombrilla y la silla para acotar el sitio y luego bajan a la hora que les acomodan.

En algunos lugares han tomado cartas en el asunto y tal práctica la han prohíbido, respetando así la libre opción de los demás de disfrutar de la playa a la hora de llegada, pero no "acotando" un sitio público al que todos tienen el mismo derecho de uso, pero cuando  llegan para quedarse el tiempo que deseen. Los que no vivan muy cerca, casi no podrán disfrutar nunca de la orilla.

Opino que las vacaciones es para descansar y pasarlo bien. No siempre  el tema es ir a la playa, cuando el abanico de diversas oportunidades de ocios es amplio, sobre todo, es hacer lo que realmente nos dé la gana, siempre me pareció la mejor de las opciones. En compañía de una de mis hijas y mi nietecito, que es muy madrugador, fue genial.

Casi no uso el reloj. Lo guardo en un cajón. Me encantan los paseos cuando me apetecen, disfruto del entorno en agradable compañía y buena conversación, una de las fuentes más interesantes, enriquecedoras y hasta divertidas que conozco...

Foto: Antonio Sánchez Díez, playa de La Caleta, Cádiz bellísimo atardecer.

14 comentarios:

  1. Muy inteligente manera de disfrutar las vacaciones.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, bueno, es el tiempo libre que tenemos para hacer por unos días lo que nos apetezca, dentro de lo posible, siempre respetando a los demás. La verdad es que tiene sus réditos.
      Gracias por pasarte por aquí, Juan.
      Un beso.

      Eliminar
  2. La playa es de los pocos lugares donde podemos ir con libertad, en esa libertad debe estar la buena educación y los buenos modales. Abrazo

    ResponderEliminar
  3. Coincido plenamente contigo, querida Ester. En la playa y en cualquier otro sitio debemos ir con libertad y coronada siempre por la buena educación. Sirve para la buena convivencia y para ejemplos.

    No todos son respetuosos...

    Mitad de brincos y mitad de besotes.

    ResponderEliminar
  4. Yo también guardo el reloj en un cajón amiga mía, porque a veces, detener el tiempo es solo mágico. Y si además, puedes hacerlo disfrutando de un paisaje así, sin pensar en nada más.... realmente para qué mirar el reloj, si el tiempo se detiene... Un beso preciosa :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mejor descripción es imposible.
      Sólo me resta agradecerte tu participación y enviarte unos besotes.

      Eliminar
  5. He leido el comentario que has dejado en el blog de Ester, y aquí vengo volando a conocer, poco a poco tu blog, con tu permiso, mari carmen.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué estupendo!
      Te lo agradezco tanto como me gusta.
      Bienvenida, María. Es un blog muy variado, ojalá encuentres alguna cosilla para que te asomes con frecuencia, me haría mucha ilusión.
      Las puestas están abiertas para los amigos, siempre serás muy bien recibida.
      ¡Marchando una docenilla de besotes y un vasito de gazpacho!

      Eliminar
  6. Para estar apretados yo prefiero no ir a la playa. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Teniendo la oportunidad de escoger horarios, prefiero las horas muy tempranas y el atardecer, es más cómodo porque ya quedan pocos en la playa, es más cómodo y agradable, el sol no "pega"...
      Un beso Susana.

      Eliminar
  7. Se congestionan demasiado las playas en vavaciones y hay que tener la buena ingenio para disfrutarlas en santa paz.
    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Por los colegios,julio y agosto son los meses de vacaciones y claro, todo el mundo satura las playas o los diferentes lugares de ocio.
    Mi marido y yo, si no tenemos imprevistos, en septiembre nos tomaremos unos días...me gusta ese mes para la playa.
    Besos, guapetona.

    ResponderEliminar
  9. Es la mejor forma de disfrutar la playa. Yo también voy temprano a la playa ( a las 8 y media todos los días) y pongo mi sills y sombrilla a una distancia prudencial del agua para que pueda pasear la gente. Lo primero que hago es meterme al agua a nadar un rato y luego ya salgo a caminar para sentarme un rato. Lo que me fastidian es que sobre las 11 empiezan a llegar los listos y se te plantan delante ( en el sitio que yo y otros madrugadores habíamos dejado para que camine la gente)y otros practicamente se te meten debajo de tu sombrilla cuando por atrás hay sitio abundante. Yo me suelo ir a las 12 cuando empieza a castigar el sol pero con rabia contenida ante tanto "espabilado", también los hay de los que madrugan a dejar la silla y se marcha, que de todo hay y esto ocurre en Benidorm.Besicos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya ver que tenemos cosas en común.
      Regreso de la playa en cuanto detecto que no estoy cómoda. El día ofrece un montón de opciones, y lo aprovecho.
      Gracias, Charo por opinar y tu seguimiento, es impagable.
      Besos.

      Eliminar

A la espera de moderar comentario