Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

BLOG

BLOG

miércoles, 14 de junio de 2017

* EL RELOJ *









EL RELOJ


Un objeto tan imprescindible en la vida, se me ha vuelto innecesario en esta etapa. Sin el reloj no puedes vivir, el reloj has de llevarlo contigo, adherido a ti, a los movimientos que dependen de él. Hasta que te jubilas, hasta que tus obligaciones en gran parte desaparecen.
Porque ya que más da que a la hora que te levantes o te acuestes, solo quizás las de respetarlas horas de las comidas, y si vives solo, ni eso; comes cuando te apetece dentro de un orden.
Y es entonces cuando cambias el reloj por el almanaque, si, el almanaque y cuanto más grande mejor. Y lo colocas en el sitio más visible y allí anotas tus obligaciones que prácticamente se reducen a : citas médicas, podólogo, traumatólogo, fisioterapeuta, oculista, ¡ ah ¡ y los santos de tus amigos… Pones una cruz en rojo el día y en un post it escribes hora lugar y motivo de la cita. Y cada día cuando te levantas no miras la hora, miras el almanaque; porque tienes que saber de antemano que te toca mañana.
Y entonces sí, solo entonces programas el reloj para que te avise a la hora que te tienes que levantar ……programándolo con tiempo para que te dé tiempo a desayunar, ducharte, y no olvidar ningún documento ¡ Ah ¡ y si por la noche lo dejas todo preparado, mejor que mejor.
Y si no fuese por las revisiones médicas, no tendría ni almanaque. Cuando me preguntan ¿ te
quieres apuntar a….? No, no me apunto a nada que me comprometa a una disciplina de horario, máxime cuando en mis circunstancias actuales no sé cómo me voy a levantar
Hoy vivo en libertad de movimientos, sin reloj, sin presiones, con paso lento, saboreando los minutos y las pequeñas cosas que antes con las prisas no hacía, sin alterar a nadie, pero que tampoco nadie me altere, porque es en este recodo de mi camino dónde quiero vivir y volar….


Concha Mingorance.

10 comentarios:

  1. Es una maravilla de vida,cuando podemos prescindir del reloj y del calendario. Libres somos en ese momento.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Creo que te comprendo completamente :)
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Tienes razón y sin embargo yo sigo manteniendo el reloj como prenda imprescindible. Seguro que es una de-formación profesional, pero sin él me encuentro desnudo y es que, aunque hace muchos años que dejé de trabajar, todavía conservo en mis genes la visualización del reloj de pulsera para escribir : "Avería producida a las 13,45 horas, comunicado al responsable a esta misma hora. Me informan que salen a la avería a las 14,01 llevan el repuesto previsto en estos casos y comunicarán la hora de llegada a la estación y la reparación de la incidencia. Comunicado a mi jefe inmediato a las 14,10 horas." También se ha procedido a avisar a las 14,13 horas a la Guardia Civil por si tuvieran que actuar.
    Saludos

    ResponderEliminar
  4. En ese ultimo párrafo me encuentro, libre de horarios y sin almanaque (aunque llevo unos días de final de curso en los que por mas que corro siempre llego tarde) Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Cuanta razón llevas Concha, y que acertada Mª Carmen regalándonos tu reflexión. Es cierto, primero los relojes, luego los almanaques... pero me gusta esa última parte, me gusta esa libertad y ese sentir. Muchos besos a las dos :D

    ResponderEliminar
  6. Yo sigo con reloj por mis hijos solamente. Un beso.

    ResponderEliminar
  7. Sara efectivamente llegado este momento te liberas de muchas cosas ;y aunque el caminar es más lento nese sigamos menos .Gracias por compartir

    ResponderEliminar
  8. Ester por lo que veo aún lo necesitas por tu trabajo Entenderás más adelante la reflexión que hago y que comparto con bastantes jubilados
    Que también es cierto que tengo amigos de mi edad que mantienen actividades y lo necesitan Como digo al
    L principio de mi reflesión el reloj en la vida cotidiana es imprescindible Gracias por tus conentarios

    ResponderEliminar
  9. Margarita gracias por compartir y dejar tu idea Saludos

    ResponderEliminar
  10. Susana llegará un día en que no lo necesites ,y dentro de las cosas que vamos dejando esta es una de ellas por innecesario Saludos con 32 grados a las 11 de la noche en Los Lagos del Serrano

    ResponderEliminar

A la espera de moderar comentario