Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

lunes, 21 de noviembre de 2016

UN BONITO Y DIVERTIDO VIAJE A LOS RECUERDOS



Aquellos juegos de nuestra infancia, aparte de divertirnos sanamente era, sobre todo, una valiosa preparación para adquirir habilidades que nos serían muy útiles en la edad adulta que el niño precisaría para su vida ciudadana y profesional, fomentaba la destreza, el intercambio de ideas nos enriquecían, pensando soluciones y compartiedo las vivencias. Ahora el chaval está metido en su cuarto dale que te pego con la maquinita. En reuniones familiares se aislan también con lo mismo. Es un problema educacional, es evidente...

Todo esto que la spicología moderna ha inventado de que a los niños no hay que darles sopapos porque se sienten "frustrados", no pasa de ser una invención rídicula y bastante exagerada. Para nosotros, un coski era la expresión de un perfecto equilibrio. Si habíamos ido a robar naranjas, nos subíamos a los árboles, atar una lata al rabo del gato, los niños se apedreaban como unos "machotes", rompiéndose las ropas, sabiamos que mereciamos un correctivo, a sabiendas que lo que haciamos estaba mal hecho, además con "alevocía" porque nos lo advirtieron varias veces. Lo habíamos hecho porque éramos unos "tíos" y por llevar la contraria a la Ley, así que la Ley nos atizaba y quedábamos en paz...


Verán mejor el video si ponen la opción de plena pantalla, es mucho mejor.


Antiguas Costumbres




4 comentarios:

  1. Encuentro que se mitifica las generaciones antiguas como más auténticas, pero te aseguro que resolver los conflictos a base de guantazos no es el ideal de convivencia y aprendizaje, te lo digo por que pertenezco a esas generaciones y hay recuerdos que no son nada molones.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón, Alfred, a base de guantazos no es en absoluto edificante, yo hablo de un coski...y yo no me llavé ninguno, sí mi hermano, muy pocos.
      Mi infancia fue buena, tuve una familia maravillosa, en términos generales, cada uno con sus manías y carácter, pero como dice mi hijo, "guay", que parece que es igual a estupenda, y por lo que observo, creo que también estoy próxima a tu generación. La auténticidad no tienen una u otra época, tienen ese valor cuando son realmente auténticas, bueno, como toda opinión, ya sabes, subjetiva
      Gracias por tu participación.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Me lo he pasado en grande con el video, cuantos recuerdos, lo que si esverdad que no hay niños ahora más malos porque




    Mw lo he pasado en grande con el video, de todos modos yo creo que en cada época hay crios m
    ejores







    ¡¡VAYA YA ESTOY HARTA DE LOS DUENDES DEL

    ORDENADOR











































































































































































































































































































    nO SE QUE PASA QUE NO PUEDO PONER UN COMENTARIO, LO SIENTO, PERO ME HA GUSTADO EL VIDEO





































    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaaaaaaaaaa es que hay unos "duendes mú gamberros, estos no tié desperdisio, miarma", jeeeeeeeee
      Más me he reído yo contestándote al final. ¡La mare que lo parió!
      Pues estupendo si con el video te lo has pasado en grande...
      Enga, unos besitos, con olor a manteca colorá que había en casa a la hora de merendar, jiiiiiiiiii...

      Eliminar

A la espera de moderar comentario