Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

BLOG

BLOG

martes, 25 de octubre de 2016

REFLEXIONES


Una menda "ayer".



Os dejo unas reflexiones con el ánimo de compartir y si os resultan de alguna utilidad, tanto mejor. Sin más pretenciones que ofreceros mis puntos de vistas...

* El bien hace de los trabajos, aportaciones, y el éxito de ellos creo que va en función de las personas que los desarrollan, por su dignidad. No resulta nada ético ni nada democrático utilizar un cargo público o jerárquico para calumniar, amenazar o difamar a persona o colectivos, incluso partidos políticos democráticos, por el simple hecho de tener otras idiologías, es una aberración.

La prepotencia de algunas personas que creen que el puesto destacado que ocupan lo van a tener de por vida y, sobre todo, como ocurrió hasta ahora que se creían "inmunes", nos lleva a los ciudadanos maduros a retroceder en el tiempo, cuatro décadas, cuando las amenazas campeaban por los centros oficiales, Universidad, Escuelas, etc, haciendo de todo una dictadura infame, sucia y denigrante, de terribles recuerdos para los maduros y ancianos...

Cuando una persona libremente hace opción a su derecho de ejercer su cargo público tiene que tener muy claro que su comportamiento tiene que ser intachable en todos los ámbitos, debe ser dialogante, también tiene que hacer una dura oposición, siendo consecuente, pero dentro de unas elementales normas de ética,  no careciendo de vergüenza y la dignidad en ese ejercicio y que por encima de todo tienen que respetar las normas que todos votamos mayoritariamente en las urnas. A nuestra sociedad le repele y le indigna que traten de manipularnos y se vulneren nuestras leyes.

La calumnia es la manera más baja y despreciable que puede tener unas personas para intentar hundir y despretigiar a otras. El tiempo pone, por  lo general, a la gentuza en su sitio...Lo estamos viendo ahora.

Con el paso de los años no he perdido nada de lo que mis padres y la Escuela me enseñaron: respeto, solidaridad, tolerancia, vergüenza y dignidad. Bueno, solamente con el tiempo he perdido el miedo a los monigotes que se las dan de "intelectuales", "influyentes", que si no soy sumisa seré severamente "castigada" y que se creen el ombligo del mundo, son tan cretinos que no creen  que los mismos que  los han colocado en su cargo, llegado el día lo mandan a paseo y la sociedad le quita los "galones" con el rechazo total...

Una cosa que hace grande al ser humano es el diálogo. por lo tanto, cuando el caso lo requiere, hay que hacerlo cara a cara, y no con poco tesón, de otra manera, tal como lo hacia el fascismo cruel, que se dedicaba a meter el miedo en el cuerpo a las personas más débiles y sencillas.

Tan culpable es el que hace una indidnidad, como el  que consiente a sabiendas que se está abusando y perjudicando a todo el entorno donde se mueven : la sociedad...

6 comentarios:

  1. Tus reflexiones nos hacen reflexionar, esa es lógicamente la intención Los puntos que expones son claros, pero a nuestro alrededor vemos continuamente como el Ego de la humanidad, el taparse los oídos para no oír, vivir sin querer ver lo que a otros le ocurre, es la seña del momento.. Para colmo ,nunca la política ha estado tan presente en el pueblo , y el pueblo está cansado de mentiras, de promesas....Buen trabajo querida

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya tenemos una edad, jamás he visto lo que ahora desgraciadamente padecemos, lo peor es que no tiene visos de arreglo...Así es Concha, estamos cansados y muy hartos de estas estas gentuzas que nos han estado saqueand, maltratando y abusando de tal manera durante años que estoy muy triste y preocupada con lo que aún nos espera.
      Gracias guapetona por opinar.
      Un beso.

      Eliminar
  2. Ciertamente hay que saber estar en cualquier cargo público con dignidad, pues están para todos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Alfred, sé que somos muchos lo que opinamos así, pues unidos, civilizadamente pero con toda la firmeza del mundo tenemos que tratar de liberarnos de los impresentables y sinvergüenzas para recuperar lo que tanto nos costó tener, no sólo por nosotros, sino por nuestros hijos.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Comparto tu reflexión, totalmente de acuerdo, no lo puedes decir mejor y más claro. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Aurori. Pues es una conclusión que veo que no soy tan rara, por lo que me estimulas en escribir sobre cosas de interés general, te lo agradezco tanto como te lo valoro,
      Un besote.

      Eliminar

A la espera de moderar comentario