Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

miércoles, 20 de julio de 2016

** LA VELÁ DE SANTA ANA **


                                                     
                                                                              
Foto: www.eldiariodetriana.es -Obra de Agustín Martín de Soto-
                                        


Otra de las tradiciones de nuestra tierra que en mi casa se vivía con intensidad y alegría siempre fue la Velá por antonomasia, la reina de todas ellas, la de Santa Ana, que perdura a través de los años y se debe sin duda a su gente, los trianeros. Se da la bienvenida a todos a través de su portada.

La Velá de la "Señá Santana" arranca de la romeria de la Parroquia de Santa Ana, allá a finales del siglo XVIII, en honor de la Señora de Triana. Se inicia con el pregón en el antiguo Hotel Triana, por lo general , de una destacada pluma trianera y es el motivo por el que cruzan a la otra orilla del río muchos sevillanos y visitantes para disfrutar todos de este singular barrio que engalana sus calles y rebosa alegría.

Se acoge con los brazos abiertos, haciendole partícipe de los numerosos y atractivos eventos que nacen del cariño de los trianeros tienen a su barrio, río y santos de su devoción. Venir y disfrutar de nuestra Velá de Santa Ana fue siempre una gozada para mi familia en este querídisimo rinconcito de Sevilla: ¡Triana!

Tiene eventos de lo más atractivos  y muy arraigados, hay para todas las edades.

La Plaza del Altozano decorada con exquisito buen gusto, es históricamente el lugar donde han actuado los mejores cantaores, bandas de música, tonadilleras, guitarristas, murgas sevillanas, bailaoras-respetando y valorando a todas ellas-, yo destaco a Dª Matilde Coral, para mí la más grande y completa. El día 25, festividad de Santiago, tiene lugar una entrega floral en la iglesia y después con las vísperas de Santa Ana, con el acto de los Gozos que finaliza con el besamanos de la Soberana de Triana.                                              
Foto; www.Balcón Trianero.es
 


   


Un acto de mucho relieve es la entrega del galardón de "Trianero de Honor", a los trianeros que han destacado en algún ámbito, es muy bonito.

La calle Betis, con sus casetas tiene todo el encanto de una feria más familiar, donde se pueden degustar la cocina sevillana, en un animadísimo ambiente y con numerosos puestecillos, destacan  las avellanas verdes, no puede faltar esa tradición...

Organizan un amplio abanico de  competiciones deportivas, exposiciones de su célebre cerámica, de pintura, ciclo teatral y proyecciones de películas en la Plaza de Santa Ana.

El río también es protagonista con la tradicional y popular concurso de la "Cucaña", todo un espectáculo de lo más divertido y al que frecuentemente asistiamos, entre un enorme gentío.

Termina la Velá, cuando estalla de coloridos con unos espectáculares fuegos artificiales, dejando un buen  sabor a fiesta de nuestra amada Triana:

"Sevilla tuvo una niña y le pusieron Triana"... le cantaba El Pali.

Como broche de oro a esta entrada os ofrezco una parte del pregón del año 2001 del trianero: Santiago Martín Moreno, una magnifica pluma para un gran barrio, todo un regalazo...
                                                                                    
Foto: Santiago Martín Moreno, portada de su pregón, 2001.

Madres tiene todo el mundo,
Pero ninguno a Santa Ana
Porque Dios la reservó
Pa que con todo su Amor
Fuera Madre aquí en Triana.

Y no defraudó esa noche
En que le dijo a Joaquín:
"Vámonos ya pa la cama
Que habremos de concebí
A la que será de aquí
Su Reina, su Soberana".

Y Joaquín le preguntó. 
¿"Y cómo la llamaremos"?
En tal lío se metieron,
Que no supieron salir, 
Si por bajo su ventana
No transita por allí
Un gitano de la Cava
Y al que oyeron decir;
"Si tiene los ojos negros
Como el carbón de mi fragua;
El color de la aceituna
Cuando la noche la baña,
Y el rocío de Bonanza
Con el que refresca la tarde
Y da brillo a la mañana,
Solo puede ser su nombre
¡¡¡ Esperanza de Triana !!!      
          

Santiago Martín Moreno fue merecidamente nombrado Trianero de Honor en el año 1998.  Un cartel magnifico, obra del pintor, Juan Valdés con la imagen de la gran Matilde Coral, no se puede condensar más arte entre estas celebridades...

Autor: Juan Valdés, nombramiento de Trianero de Honor a Santiago Martín Moreno, Velá de Santa Ana, 1998.

*********************************************************

Foto: Santiago Martín Moreno. Interior de la Capillita del Carmen: Ntra Sra del Carmen.

           
¡Ay! Virgencita del Carmen,
dile a tu Niño Bendito, que
nos regrese a Triana los días
señalaítos de Santiago y
Santa Ana, que es muy duro
esperar un año por la mañana.





S. Martín Moreno. 
S

4 comentarios:

  1. Si cierras los ojos, te imagina a Triana como una hermosa mujer, fuerte, morena , de ojos negros y pelo azabache. Hermana de Sevilla ....o hija quizás, pero con una personalidad tan grande y tan enriquecida por el arte que encierra... Infinidad de artistas de toda índole nacieron o vivieron en Triana. Estas fiestas demuestran la alegría de vivir de ese pueblo , porque después de cruzar el rio Triana es otra cosa,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo has descrito tal como yo también la ví, veo y espero ver muchos añas más, porque Triana es Eterna, profunda y muy querida, no sólo por los trianeros, sino por los sevillanos. Allí hay salero, ingenio, y arte para sentirse orgulloso del barrio emblemático de Sevilla, ahora en los días "señalaítos" luce en todo su esplendor y todos podemos disfrutar de la Velá más representativa que tiene Sevilla en esa joya que la destaca entre todas: ¡Triana!
      Sí, es otra cosa, es Triana y punto.

      Eliminar
  2. Fiel a la velá, otro año más nos cuentas las características que tiene Triana y su velá. Este año te ha salido sembrá, ya he ido casi todos los años, 1º con mis compañeras de trabajo ,que eran del Tardón, luego con Miguel y los últimos años con mis amigas y nuestros maridos,nos gustaba mucho la velá y nos lo pasábamos genial.un beso con Cucaña, ten cuidado no te vayas a resbalar.

    ResponderEliminar
  3. ¡Ay Antonia! ¡Cuantas veces fuimos a la Velá de Triana!
    Distinta a la Feria d Abril, esto me gustaba más, la sentía más "mía", no quería volver a casa, siempre regresaba refunfunñando, con aquello de "Un poquito y yastá", jeeeee...
    Pues ahí van un manojo de besotes con avellanas verdes y olé.

    ResponderEliminar

A la espera de moderar comentario