Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

miércoles, 29 de junio de 2016

** TEATROS DE SEVILLA 1ª PARTE **


Foto: Elforocofrade.es  Espectáculo de Manolo Caracol y Lola Flores "Maravilla Errante". El último espectáculo como pareja artistica, era junio del 50 en el S. Fernando. En la puerta, la célebre pareja con el público.







En el primer tercio del siglo XX, la vida teatral se vivía con gran brillantez, por entonces no existía la competencia de la televisión, los cines aún estaban en "pañales", así que el espectáculo rey era el teatro, seguido de los Cafés Cantantes.

Los teatros que tenían compañía habitualmente, era el San Fernando, el primero que tuvo su estructura de hierro y que había sido construido por arquitectos franceses. Tenía el mismo estilo que la Ópera de París, con decoración romática, los palcos y plateas estucados en blanco y con aplicaciones doradas, las butacas de terciopelo rojo guinda, y el techo con una magnifica pintura al fresco realizada por Cabrera. Una preciosidad elegante.

En este teatro se daban temporadas de zarzuelas, en las que mis abuelos y se deleitaban oyendo a primerísimas figuras de la Lírica como Marcos Redondo, Luisa Vela, Sagi Barba, y en los años cincuenta una excelente tiple, Amparito Pompas Illobre, que fue la primera figura en la Compañía de los Ases Líricos.

Por supuesto, también venían grandes óperas. Otro género que venía a este teatro era la comedia. Entre las compañías que desfilaron por su magno escenario, con obras desde Calderón a Benavente, y desde Muñoz Seca, a Buero Vallejo, Arniches y Carlos Llopis.

Una gran actriz de la escena que venía mucho a Sevilla era Dª Irene López Heredia, que formaba pareja con Mariano Asquerino: También venía Dª María Fernanda Ladrón de Guevara con Rafael Rivelles, así como Carmen Díaz, con Ricardo Canales.

Pero las dos compañías que más disfrutaron del favor del público sevillano en las décadas de los cuarenta y cincuenta fueron sin duda la de Tina Gascó y Fernando Granada y Los Arroyo, que era un clan familiar. El primer actor era Luis Benito Arroyo, hombre de gran altura, que "llenaba" la escena, tenía una voz ríquisima en sonoridad. La primera actriz era Rosario de Benito, su hermana Rosita Sabatini. El actor cómico era el marido de Rosita, Miguel Armario, graciosísimo y que interpretaba como nadie los personajes de Muñoz Seca. El "barba" era Enrique García Sola, veterano actor de gran sabiduría profesional. El público recibió tan bien a esta compañía, especialmente con su triunfo con "La Malquerida" de Benavente, que ya tuvieron que venir todos los años.

Aquellas compañías no eran como las de ahora organizadas para una sola comedia, sino que llevaban un repertorio aprendido, que les permítiacambiar diariamente de programa. Luis Benito Arroyo blasonaba de tener más de  cien comedias en la cabeza, y podía representarlas todas sin apuntador.

En los años cincuenta vinieron a Sevilla, Ismael Merlo, y los Ozores, con sus hijos con un repertorio de teatro cómico. 

También vino a Sevilla el célebre actor valenciano pero educado en Méjico, Doroteo Martí, con la obra "El Derecho de Nacer", era un folletín angustioso en que una mujer de alta sociedad, que había tenido un hijo ilegítimo, era privada de este por su familia para que no deshonrase el apellido. La gente acudía al San  Fernando a llorar a lágrima viva. Otra obra que tuvo mucha popularidad fue "Ama Rosa".

Hasta los años treinta, existió en Sevilla el Teatro del Duque, junto al Eslava, eran los escenarios en donde actuaban las compañías locales, de aficionados o semiprofesionales, e incluso prefesionales, destacó por entonces el gran actor Enrique Morillo que estuvo más de veinte años en el escenario de Duque y por provincias.

La AgrupacióAlvárez  Quintero, fundada por un grupo de entusiastas entre los que se contaban, el inolvidable, Ángel López Gelán, Eulogio Serrano, Conchita Villegas, Pepín Cuesta, Manolo González y otros. Esta Agrupación nació para interpretar exclusivamente teatro quinteriano, solo excepcionalmente pusieron alguna comedia que no fuera de los Quintero, pero siempre dentro del género andaluz: "La sangre gorda", "Los chorros del oro", "Ganas de reñir", el saladísimo, "El pie", etc. Posteriormente se enriqueció con nuevos actores como Angelita Granja, Emilio Segura, Rosalía Jiménez, y Pepita Reina, más tarde aún fue: Recio y Reyes Ramírez ( vecina mía, crecimos juntas en la casa de la  calle Feria). Fue presidente de la Agrupación muchos años el teniente coronel de Intendencia, Barrionuevo Lorente, quien además escribió algunas comedias estimables.

Otro autor de comedias muy aplaudido fue el periodista D. José García Rufino, que popularizón el seudónimo de "D. Cecilio de Triana". A finales,  estrenaron comedias Fernando Macias, Julio Martínez de Velasco, este último iniciador del moderno teatro de títeres o marionetas en el retablo que llamó "La pipirijana".

Los dos teatros colosales eran El San Fernando y Cervantes, verdaderos templos de la escena. El teatro Lope de Vega, que se construyó cuando la Exposición del 29, estuvo más dedicado a la ópera y compañías del Teatro Español, patrocinadas por el Ministerio de Información y Turismo.

Por aquellos años, se celebró una gran velada teatral benéfica, en la que D: José Mª Pemán interpretó él mismo el protagonista de su comedia dramática "El Cardenal", participando como actores un grupo de aficionados de la alta sociedad.   

Al Lope de Vega venía la música seria, no solo la ópera, sino grandes concertistas como José Cubiles, Leopoldo Querol, ambos pianistas eminentes y la violinista Josefina Salvador que tenía una nariz tan larga como su violín según decías los caricaturistas.

La música frívola venía al Teatro Cervantes, donde se estrenó la célebre revista "La Cenicienta del Palace" por la gran vedett Celia Gámez. Otro año, con propaganda enorme a través de Radio Sevilla, llegaba a Sevilla la primera compañía de revistas de Colsada, que se aunciaba asi: 

"Somos las chicas alegres
que trajo Colsada
para alegrarle el mal humor"...

 El teatro tuvo algunos eventos muy importante, como el estreno en las ruinas de Itálica la de "Antígonas" de Sófocles, en versión de José María Pemán.

En los teatros se daban espectáculos folklóricos, los principales artistas llevaban su propio elenco. Así Gracia de Triana, que cantaba flamenco. Lola Flores que formaba pareja con Manolo Caracol interpretando como plato fuerte "La Salvaora", Antonio Molina, Angelillo, Juanito Valderrama y Dolores Abril, Juanita Reina rivalizaba con Lola Flores, Imperio de Triana y muchas más, cada cual con su propia compañía.

De los años 50: Antoñita Moreno, Carmen Sevilla, Estrellita Castro, que ya iniciaba su decadencia, Lola Carmona, Luisa Ortega, hija de Caracol, que empezaba su carrera artística, Marifé de Triana. En revista, Gracia Imperio...

Muchas de estas artistas, como Marujita Díaz, Imperio de Triana y Lolita Sevilla, iniciaron su vida profesional en el folklore gracias a una magnifica agrupación llamada Galas Juveniles que dirigía el gran maestro y escritor teatral Cipriano Gómez Lázaro, agrupación que durante veinte año actuó los domingos, durante muchos años, en la mañana en el Teatro San Fernando, en su interior nació la gran Adelita Domingo, maestra de maestras, que tenía su academia en el mismo teatro al comienzo... 

Sevilla perdió esta joya arquitectónica y templo del arte porque los que debieron protegerla y defenderla no lo hicieron para verguenza y dolor de la sevillanía. 

Por último, un ruego y una reflexión a todos los Gobiernos que tengamos: Invertir en Cultura es la mejor y digna inversión en el presente y futuro de nuestro país, trabajen en ello, señores, pero hagánlo escrúpulosamente BIEN.
    

Foto:Elforocofrade.es



Nota: Si queréis saber cómo era El Teatro San Fernando, encontraréis en este blog una descripción fechada: 9/5/2013, en la "etiqueta", "Historia y Curiosidades de Sevilla", espero que os ofrezca una idea, seguidores. 
NOTA:  en los comentarios, podrán admirar en ingenio satírico de una poesía del gran periodista, D. José  García Rufino que popularizó su personaje "D. Cecilio de Triana".
 

  

Datos históricos recopilados, basado en vivnecias familiares.
.

8 comentarios:

  1. ¡¡Qué tiempos aquellos!! Qué pena como se perdió el teatro en Sevilla. Recuerdo las temporadas de Zarzuela del teatro San Fernando, en mi grupo de amigos habia uno que se encargaba de las entradas de clac e íbamos a todas las representaciones y aplaudíamos como locos.Tanto a Miguel como a mi nos encanta el teatro y cada vez que había una compañía allá que íbamos, asi hemos visto a actores como Jesús Puente, Arturo Fernández Amparo Rivelles Carlos Larrañaga y muchos otros, asi mismo la s revistas de Lina Morgan, en fin a pesar de haber teatros como el de la Maestranza, ya no vienen conpañías, supongo que saldran muy caras, pero es una pena.Bueno ¡qué se le va a hacer,un bsito lleno de aplausos por tan bonita y evocadora entrada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo era un comino, pero recuerdo haber ido con mis padres a éste bellísimo teatro. Se llevó años cerrado, dejando que se deteriorara y finalmente lo vendieron y en su lugar nació el feísimo edificio con un comercio de ropas.Incalificable esa y otras muchas más barbaridades hechas sobre nuestro Patrimonio, con el apoyo de quienes estaban obligados a protegerlo.
      Tambiém ví algunas sesiones de Galas Juveniles ¡Cuántos bonitos recuerdos de aquellos tiempos!
      Sevilla fue tradicionalmente muy aficionada al teatro. Y los había de verano, esos no los conocí.
      Besitos con aclamaciones, que no se diga.

      Eliminar
  2. Hola Carmen, excelente entrada con lujo de detalles en tu información. Veo que en estos teatros actuaban los mejores actores y actrices, así como cantantes. Gracias por compartir.

    Un abrazo y feliz domingo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Conchi, ciertamente, es una parte de nuestra historia de la que podemos sentirnos muy orgullosos. Lamentando los diversos derrumbes teatrales.
      Bueno, ya sabes algo más sobre nuestras costumbres, somos una parte de nuestra amada Andalucía que tanto bueno aportó a la Cultura.
      Gracias por la visita, guapetona,
      Un besito.

      Eliminar
  3. Excelente información sobre los teatros del ayer en Sevilla. Nos detenemos sobre el autor de comedias José García Rufino; un gran personaje y que la popular Carmen Sevilla, (En la cuna, Carmen García Galisteo, era nieta de "Don Cecilio de Triana", quizás él importante periodista más satírico andaluz del siglo XX.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como apasionada de la Historia y sus curiosidades me encanta tu comentario que te agradezco mucho. A tí no se te habrá escapado lo que voy añadir para nuestros seguidores: Ciertamente, D. José García Rufino, ("D. Cecilio de Triana), no era trianero, sino gaditano, de S. Fernando, ( 1875-1943 ), por sus geniales y satíricos artículos sufrió numerosas palizas del entorno franquista, por pensar diferente y decir la verdad. Llevaba unas gafas de repuesto para suplir a las que le rompían a pisotones en los años de la potguerra.
      Con motivo de los descubrimientos realizados en aquellas calendas, he aquí una muestra de su ingenio y buen humor al legarnos esta poesía que no tiene desperdicio...

      "Como ahora investigadores
      nos han salido a granel
      hay un señor que probando
      su erudición y saber
      y revolviendo papeles
      viejos, averigua que
      las más famosas imágenes
      no han sido hechas por quien
      se decía, sino por un
      tío o primo tal vez
      primero le tocó el turno
      al Señor de Gran Poder
      que se dijo no era obra
      de Martínez Montañés,
      luego, el Cristo de Amor
      dicen que no es suyo también,
      y ahora salen con el Cristo
      que está en Santa Isabel,
      tampoco lo hizo Martínez,
      y a este paso saldrá que
      el escultor que creíamos
      de más fama y de más prez,
      lo que hacía no eran imágenes
      pues se ocupaba de hacer
      en la Alcaceicería muñecos
      para el Portal de Belén.
      Ahora es a Juan de Mesa
      al que se le quiere hacer
      autor de esas maravillas
      ¡Y al pobre Martínez, que
      lo parta un rayo y no quede
      nada de la fama de él.
      Los cofrades escamados
      están y de algunos sé
      que la imagen del Señor
      dice: ¡Padre mío, a ver
      si sabemos de quien eres!
      Dínoslo, por un divé!
      Y en el Salvador, en tanto
      y más negro que la pez
      en su pedetal subido
      `para el que quiera algo de Él,
      tienen ustedes con cara
      de vinagre a Montañés,
      que ni el Cristo del Amor
      hizo, ni al Gran Poder,
      ni el de Pasión, ni el del
      convento de Santa Isabel,
      según los papeles viejos
      se ha logrado, al fin, saber".

      Eliminar
  4. Excelente trabajo, amiga. Es muy importante este tipo de entradas, para que las futuras generaciones sepan la importancia que la cultura tuvo siempre en nuestra ciudad.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa es la idea, Manuel. Con frecuencia ya no se practica la muy loable y positiva intercambio de opinione: la conversación, y en esa ausencia se malogran un enriquecimiento que podría ser tan conveniente como útil a generaciones venideras. Estimo que refrescar nuestras vivencias y dar a conocer a generaciones venideras nuestras costumbres, tomar y reflexionar sobre todo lo bueno y diverso que nos legó la Historia. Tú sabes muy bien el fondo de estas cosas, por tu blog del que soy fiel seguidora y que para mí es un referente cultural de primera. Gracias por tu aportación. Te deseo felices vacaciones cuando os toque.
      Enga, unos abracetes.

      Eliminar

A la espera de moderar comentario