Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

BLOG

BLOG

sábado, 3 de octubre de 2015

REFLEXIONES: LOS NÚMEROS DE LA VIDA



   


Buenos días a todos, seguidores:

No ni ná...
Cuando una tiene la oportunidad  de llegar a los 90 años, sin duda tiene aprendido muchísimo, por lo general, sólo falta recordarlo...

Cuando cumplimos los 20 años esperamos impacientes y espectantes que llegue el día de mañana. A los 45, no conseguimos terminar, casi, con el de ayer...

He observado que hay individuos que son unos verdaderos románticos. Consideran muchos de ellos que la única diferencia entre un hombre de 40 años y uno de 70 son 30 años  de existencia...

Para terminar con los numeritos estos, os aseguro, mis fieles seguidores, que cuando yo tenía 15 años, solía pasarme media hora ante el espejo probando diversos cosméticos para que me hicieran parecer de 20, hoy a mis "taítantos" años, sigo igual...

Opino que deberían darle un gran premio al que fuera capaz de decirnos cuál es la cifra mayor que existe...

Por supuesto, otro generoso premio al que sepa designar eso de "números bonitos o feos" en la Lotería de Navidad...

Hala, ya tenéis tarea para el finde, jeeeeeeee...

 

8 comentarios:

  1. La edad no es la que marca el DNI sino la de tu corazón. Besos amiga

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Cristina. Los años pueden arrugar la piel, pero cuando se renuncia al entusiasmo, la fuerza de la esperanza, a los retos, las preocupaciones el temor, la falta de confianza, el afán de logros, entonces se encoge el corazón, aniquila el espíritu y las perspectivas: se nos arruga el alma...
      Gracias. Que sepas que tus poesías, para mi son inolvidables...
      Abracetes.

      Eliminar
  2. Jajaja, pues menda a los quince (la niña bonitA) era una entusiasta del baile y me encantaba ensayar delante del espejo.Como se suele decir que el que tuvo retuvo...y guardó para la vejez.Aun nos quedan unos cuantos para recordar esta cita jajaja.

    Besos y a ver si nos toca la lotería y salimos de esta oscilaciones económicas, pero como dice Cristina es viejo el que no sabe vivir los momentos y lo importante es:la salud sin ella bien poco valemos.

    ResponderEliminar
  3. Ah, por supuesto, a mi también me gustaba bailar, cantar coplas, cogiendo el abanico de la abuela que era tela de grande, me ponía un claver rojo en la melena o un ramito de jazmines, a veces con palillos, (castañuelas en finilis), jeeeeeeee...
    ¡ Lo vivía todo con intensidad, me entregaba al "arte"! Anda que si hubiera sido grabada entonces, qué risa !
    Ah, pondré todo mi entusiasmo al comprar la lotería esta Navidad, "enga, miarma, a vé si me toca y le pueo echá una armejita y cambiya a larró"! Mardito parné, jeeeeeee...
    Besitos, guapetona.

    ResponderEliminar
  4. Otro abrazo , Mari Carmen , ahora desde aquí y con el mismo cariño de siempre.


    Guillermo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y yo lo recibo contenta desde casa, superado ya todo.
      Agradecida y recíprocamente, amigos.
      Mari Carmen.

      Eliminar
  5. Qué alegría recibir estas cosas, creo que el número más bonito es el 54. ¿Porqué? No sabría excplicarlo, ni siquiera es el año de mi nacimiento, pero a mí me lo parece. Un saludo para todos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues mi número simpaticón es el 23, es la edad con la que me casé, elegí bien y aquí andamos desde entonces...
      La vida, lo más grande , bonito y valioso que tenemos, así que a saber disfrutarla juntos, así llevamos desde entonces, con algún que otro sustillo...

      Con agradecimiento y afecto para todos, amigos.

      Eliminar

A la espera de moderar comentario