Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

BLOG

BLOG

sábado, 1 de agosto de 2015

MUJERES PIONERAS: EL FLAMENCO, III

La Sernata, célebre cantaora y guitarrista.





EL BAILE FUE LO PRIMERO
Y LA MUJER SU PROTAGONISTA

 ...El 15 de oct. de 1908 se presenta en el Salón Novedades la famosa cupletista Conchita Ledesma  que viene acompañada a la guitarra  por Adela Cubas . Adela la acompaña en un tango que fue aplaudídisimo. Días después es requerida por "El Mochuelo",recordemos la fama que precedia a este cantaor, uno de los más prolíferos cantaores de la época.

Recién llegado de París, al llegar a Málaga, pide que le acompañe a la guitarra Adela. Adela Cubas, le acompaña-durantes días,- lo hace en el Teatro Lara y el periodista la adjetiva como "incomparable" guitarrista -"Adela Cubas interpretó una jota punteada con la guitarra, cuyo trabajo es de lo que no estamos acostumbrados a ver por acá.- También aparece acompañando a la Malagueñita y los Hartus. A juzgar por el éxito de Cubas, esta debió ser una gran guitarrista.

En la misma linea nos encontramos un anuncio que se repite por varios días en que se ofrece una guitarrista para dar clases a domicilio. También se acompañaba a la guitarra, Isabel Muñoz era considerada por el periodista como mejor intérprete que Pastora Cruz y Amalia Molina. Recopilando tenemos documentos excelentes cantoras que también se acompañaban a la guitarra: "La Serneta", "La Antequerana", Anica la de Ronda, etc. 

LA FAMILIA Y LA MADRE COMO
TRANSMISORAS DEL ARTE FLAMENCO

El flamenco se ha desarrollado desde distintos ámbitos:
desde los escenarios, academias de bailes, lugares de trabajos y por supuesto, desde las familias. El papel de la madre está cargado de interés desde la perspectiva que nos interes. Ella enseña, y transmite a los hijos/as, pero a deferencia del padre no puede salir a los escenarios por prescripción patriarcal. El mundo de lo público  es prohíbido para las mujeres que deben permanecer en el espacio privado de la domisticidad. Sólo exhiben su arte en fiestas familiares, a veces, ni eso.

 Estas huellas de docencia matriarcal podemos reconocerlas en los nombres artísticos de muchos célebres artistas de nuestros días: Paco de Lucía, Niño de Pura, Manolito María, José de la Tomasa...

Era este un enorme inconveniente propio de la sociedad machista, muy nefasta.


LA VALENTÍA Y RESISTENCIA PASA FACTURA

Las artistas que sí se atrevieron y pudieron permanecer en el mundo de los profesionales tuvieron que sufrir todo tipo de vejaciones y daños a su libertad, pero otras sí que llegaron lejos a pesar de los inconvenientes. La Niña de los Peines llegó a ser el máximo exponente del flamenco de todos los tiempos. Se casó con Pepe Pinto, cantaor, que fue quien decidió cuando se debía retirarse, ya mayor. A pesar de haber sido protegida primero por su madre, que la acompañaba a todos los escenarios y hacía de representante cuando era niña y jovencita, después por su marido, Pepe Pinto, no se libró de las consecuencias de ser mujer. Ello le costó no recibir la Llave del Cante Flamenco, en aquella ocasión la recibió Antonio Mairena, siendo ella merecedora de la llave, tanto o más que ella...

En cinco ocasiones se ha entregado este galardón, y nunca a una mujer. Estos  ambientes nos dejaron algunos acontecimientos tan tristes como el asesinato en 1889 de Concha Peñaranda, gran cantaora, excepcional creadora de un estilo de malagueña. También Juana Antúnez, bailaora que nació en Jerez en 1871, niña prodigio que a sus 7 años ganó un concurso de baile en su tierra natal, acabó con su vida tirándose desde la azotea de la residencia  de ancianos donde vivía. Rosario "La Honrá", cantaora, recibió un tiro en un codo en un café cantante...

Podemos reconocer estas consecuencias en mujeres como las hermanas Bernarda y Fernanda de Utrera que triunfaron profesionalmente, a costa de permanecer  solteras hasta su muerte, igual que La Paquera de Jerez. La vida familiar estaba reñida, por no decir que era totalmente incompatible con el ejercicio de la profesión. Igual le pasó a la Tomasa, madre del cantaor José de la Tomasa, y también a la Perrata, madre de Lebrijano, y otras muchas más.

Otras que se casaron tuvieron que dejar una espléndida trayectoria como la excelente bailaora Gabriela Ortega, que al casarse con el torero Fernando "El Gallo", fue retirada de los escenarios por este en la cúspide de su carrera... 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

A la espera de moderar comentario