Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

miércoles, 15 de julio de 2015

EL TRABAJO FEMENINO: LA SEVILLA QUE SE NOS FUE, XI

Mujeres en la recogida de la aceituna.


EL TRABAJO FEMENINO, II



...También en las casas se preparaban muchos cocimientos con fines preventivos o edicinales.

Las aves se compraban vivas y había que matarlas, desplumarlas, desventrarlas y trocearlas. Todas estas tareas domésticas ocupaban el tiempo de la mujer, entre otras tareas, cuando aún no se conocía la televisión, nuestra actual robadora de tiempo para muchos.

Además de estos trabajos utilitarios, las mujeres hacían trabajos artesanos, tales como bordados en blanco, el bordado en colores era llamado el "matizado", se marcaban los pañuelos, se hacían tapices, pañitos de crochet para la mesa, maceteros, etc...

Cuando los niños hacían la Primera Comunión, por lo general, iban con vestidos con vistosos trajes blancos , las mamás o abuelas, les bordaban a los varones lucidas "bandas" de seda blanca con flecos dorados que llevaban en el centro del pecho bordado un cáliz con una hostia, símbolo eucarístico. A las niñas les hacían un bolsito llamado "limaosnera" de tela blanca, con finos encanjes y se sujetaba a la cintura con un cordón, a la manera de faltriquera. También estas "limosneras" llevaban bordados motivos eucarísticos, en dorados.

Después de las labores de crochet, vino el hacer punto con dos agujas, allá por 1.936 se empezó con la afición de hacer bufandas, chalecos, más por motivos utilitarios que como labor de adorno, principalmente.

Las mujeres que podían trabajar en su pueblo, en los almacenes de aderezo de aceitunas, o en las faenas agrícolas, como la recogida de aceitunas, como nos enseña la copla:
"Aceituneras del pío pío
¿cuántas fanegas habéis cogio?
fanega y media porque ha llovío...
***********************
(Me contaron mis mayores que antaño se sabía aprovechar todo, especialmente en la época de la postguerra, en que el ingenio se agudizaba ante las extremas necesidades que padecimnos durante más de una década. Las habas se cocinaba también con las vainas, las algarrobas y los boniatos eran muy frecuentemente el -quita hambre- de toda la familia...

En los informativos de la tele, observo cuántos alimentos se tiran a la basura, estando aún aprovechables y las necesidades que hay con la tremenda crisis y veo como personas esperan la salida de los contenedores de las grandes superficies, restaurantes, etc y se me parte el alma)... 



Datos históricos:

"La Sevilla que se fue"
José Mª de Mena
4ª Edición.
Ed Casdtillejo. 

2 comentarios:

  1. Todo esto que cuentas no es patrimonio de Sevilla, mas bien fue patrimonio de la época, cada época trae diferentes modos de vida, la vida cambia, es vida, puedo decirte que la mayoría de los trabajos que relatas, por no decir todos y algunos mas los he realizado yo, ir a buscar agua a las fuentes, lavar en los lavaderos públicos, fregar. guisar, matar y limpiar pollos, hacer ganchillo, encaje, punto, bordar, zurcir, tenia una abuela que decía, si te toca hacerlo ya has aprendido sino sabrás mandarlo pero puedo asegurarte que esas tareas quedaron un poco en el olvido, no del todo claro, pero ahora son otras las inquietudes, no se que les tocara a los que nos precedan seguramente distinto, igual una vuelta al pasado pues, si te fijas bien, están volviendo las manualidades incluso al campo , un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto que es como dices, Rosa. Eran común todas esas tareas, incluso la evolución en las escuelas. Yo he conocido parte de todo lo que expongo, otras ya no, mi intención es dar a conocer a nuevas generaciones lo que tuvimos y cómo hemos ido evulucionando en el tiempo. En tu tierra, también se aliñaría aceitunas, pero sería de otra forma que aquí, la tarea es la misma, pero en cada lugar tiene un estilo propio. Mi abuela y mi madre nos enseñaban hacer las cosas: "ser una señorita en la calle y una mujer de su casa", había que saberlo hacer para, el día de mañana, saberlo mandar, tal como dices...
      En general, hemos avanzado y mucho, de lo que me alegro infinito, en otras, quizás empeorado. Por ejemplo, en la ecología, no veo el mismo respeto por ella que tenían nuestros mayores, por un determinado colectivo de desaprensivos...Quizás no se llamase Ecología por aquellas calendas, pero cuidaban y respetaban los parques, calles, ríos, animales y medio ambiente en general ¡Qué te voy a decir a tí! Que gracias a tus blogs y a otros muy significativos se logran concienciar a muchos! Y yo siempre respaldaré esa magnifica labor por Sevilla, pero lo harías en cualquier otra parte, lo sé...
      ...Y eso de usar y tirar, otra cosa que no apruebo de nuestra época. Yo aprovecho las prendas y otras cosas al máximo, jeeeeee...

      Encantada de volverte a ver por esta tu casa.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar

A la espera de moderar comentario