Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

domingo, 12 de abril de 2015

RELATO BREVE: HOGAR DULCE HOGAR




 Cataratas del Niágara.
Por aquí decimos: "Agua vaaaaaaaaaa"...



Él estaba recostado bajo el puente del ferrocarril observando la lluvia que caía fuerte. Nunca me había parecido mi casa tan acogedora, ¿Cuándo regresaría? Acaricié dentro del bolsillito de los húmedos pantalones vaqueros, la carta de mi padre. La ternura y comprensión de sus primeras palabras resultan inolvidables y absolutamente impactantes:

-"Un chaval se marcha de casa porque todo lo que hay en ella le resulta familiar, y vuelve por el mismo motivo"-.

Bueno, muchos años después, me parece que mi padre, al dirigirse al hijo que se había escapado de casa, establecía uno de los motivos por el viajan los turistas, y que les impulsan a volver buscando el hogar. Al abandonar las cosas familiares y cotidianas, el fogón de la gran cocina, el patio, la azotea, su cuarto, verdadero templo de sus inspiraciones, el rincón favorito del  porche, las diversas huellas en las alfombras de los demás, las amplias ventanas que parecían cansadas de repetir las mismas vistas- dejamos una nota pidiéndole al panadero que suspenda el reparto hasta nuevo aviso, y cogemos la carretera en busca de la desconocida pero ansiada aventura. En la inspiración de la partida, nos sentimos como si pudiéramos viajar eternamente por un camino sin final. Pero, claro, sin duda, en algún punto imprevisible del tiempo y la geografía, lentamente o de pronto, lo desconocido perderá su atractivo y esplendor. Los ojos mirarán atrás y el corazón sentirá el peñizco y la primera punzada de una nostalgía.

Un amigo mío sé que ahorró bastante dinero para poder viajar por diversos lugares de la Tierra en los mejores medios: transantlánticos, trenes, aviones...El corazón de mi amigo experimentó su primera punzada en el hotel de Polonia. La causa, por simple que parezca, fue una tortita que le sirvieron en el desayuno. Sabía, o eso le pareció a él, como las que hacía la abuela, el día que desayunando la mañana en que se fue, porque todo en ella le era demasiado familiar.

"-De pronto-", dijo el amigo.-"Me dí cuenta que estaba muy lejos de donde realmente quería estar"-.

-¿ Qué hiciste?- le pregunté.
-"Emprendí el regreso a mi casa al rato...En el viaje más delicioso que hiciera  jamás".

Bueno, así, la aventura a lo desconocido sucumbió ante lo familiar, (el más potente estímulo que conozco), ¿Qué más familiar que una tortita de la abuela?

Detectar los primeros sintomas de añoranza en uno mismo o en otros visitantes produce una emoción muy especial.

Verán: dos matrimonios desconocidos se encuentran en un lugar de vacaciones y las señoras comparando el menú se ponen a charlar:-"Pues yo primero cojo el ajo y lo doro en aceite virgen extra, y luego"...

Los hombres hablan también: -"Me compré una sierra eléctrica de treinta centímetros de largo y construí un banco de madera para el porche"...

¿De qué estaban hablando? del hogar. ¿Dónde están? lejos de casa, claro. ¿Cuándo emprenderán el regreso? pronto, en cualquier momento.

Llega el tiempo en que se puede detectar, creo, fácilmente la conversación de tipo nostálgico. De las carteras de los viajeros salen las diversas fotos: la evidencia visual del hogar.
-"Esta es mi hija mayor, con la abuela. Fue precipitadamente y salió movida, como un poco borrosa"-.

He aquí otras observaciones significativas.

-"Cielo, estoy preocupada por las ventanas de arriba, ¿estás seguro que las cerraste antes de marcharnos"-?

-"¿Crees que nos habrán llevado la leña para la chimenea?

-"Me pregunto si nacerá el nieto para cuando le esperamos"-.

En la pálida neblina de la mañana, los nostálgicos meten las maletas en el coche, llenan el termo con un buen café y escogen unas ricas tortitas y agua y entonces emprenden el incomparable y bello viaje al hogar: hacia las ventanas de barriba, la chimenea, el fogón de la cocina, y el nuevo nieto...



DEFINICIÓN DE TURISMO:= viajar muy lejos en busca del deseo de volver a casa...
no ni ná...

4 comentarios:

  1. Qué bonito relato, que me hace sentirme un poco identificada, aunque en verdad cada vez que he salido de nuestra Sevilla ha sido por poco tiempo y siempre sabiendo que volveriamos a casay tampoco fue un sacrificio para mi dado lo que me gusta viajar y conocer sitios interesantes , que gracias al trabjo de Miguel he tenido oportunidad de





































    viajar claro que cuando oia una sevillana me entraba una congoja que para que contarte un beso parati y los pitufitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí también me gusta viajar, pero no por mucho tiempo, ya que me empieza la "morriña" por mi tierra, mi familia y mis allegados...
      Gracias por estar ahí siempre, dando ánimos.

      Besos.

      Eliminar
  2. Todo estupendo querida, me haces pasar una tarde estupenda aunque con nostalgia. que te encuentres muy bien es lo que te deseo Besosss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, si sirve para algo lo que escribo, ya compensa, mi niña.
      Sí, ahora estoy estable y con unas ganas tremendas de mantenerme así, jeeeeee...
      Ya nos veremos, guapetona.
      Un besote gordo y gracias por tu interés.

      Eliminar

A la espera de moderar comentario