Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

BLOG

BLOG

sábado, 3 de enero de 2015

* LA MEJOR EXPLICACIÓN *







LA MEJOR EXPLICACIÓN




"LOS REYES MAGOS SON VERDAD"






Apenas su padre se había sentado al llegar a casa, dispuesto a escucharle como todos los días lo que su hija le contaba de sus actividades del colegio, cuando ésta en voz baja, como con cierto medio, le dijo:


-Papá?


-Sí, hija, cuéntame.


-Oye, quiero que...me digas la verdad


-Claro hija. Siempre te la digo-respondió el padre un poco sorprendido.


-Es que..-titubeó Blanca


-Dime, hija, dime


-Papá, ¿existen los Reyes Magos?


El padre de Blanca se quedó mudo, miró a su mujer, intentando descubrir el origen de aquella pregunta, pero sólo pudo ver su rostro, tan sorprendido como el suyo.


-Las niñas dicen que son los padres. ¿Es verdad?


La nueva pregunta de Blanca le obligó a volver la mirada hacia la niña, y tragando saliba le dijo:


-¿Y tú qué crees, hija?


-Yo no sé, papá: que sí y que no. Por un lado me parece que sí existen porque tú no me engañas; pero las niñas dicen eso.


-Mira hija, efectivamente son los padres los que ponen los regalos pero...


-¡Me habéis engañado!


-No, mira, nunca te hemos engañado porque los Reyes Magos sí que existen-respondió el padre cogiendo con sus manos la cara de Blanca.


-Entonces no entiendo, papá


-Siéntate, Blanquita, y escucha esta historia que te voy a contar porque ha llegado la hora de que puedas comprenderla-le dijo el padre. mientras señalaba con la mano el asiento a su lado.




La niña se sentó entre sus padres ansiosa de escuchar y que le sacasen de dudas, y su padre se dispuso a narrar lo que para él debió ser la verdadera historia de los Reyes Magos:


-cuando el Niño Jesús nació, tres Reyes que venian de Oriente guiados por una gran estrella se acercaron al Portal para adorarle. Le llevaron regalos en prueba de amor y respeto, y el Niño se puso tan contento y parecía tan feliz que el más anciano de los reyes, Melchor, dijo:


-¡Es maravilloso ver tan feliz a un niño! Deberiamos llevar regalos a todos los niños del mundo y ver lo felices que serían


-¡Oh sí!-exclamó Gaspar-Es una buena idea, pero es muy difícil de hacer. No seremos capaces de poder llevar regalos a tantos millones de niños como hay en el mundo.


Baltasar, el tercero de los Reyes, que escuchaba a sus compañeros con cara de alegría, comentó:


-Es verdad que sería fantástico, pero Gaspar tiene razón y, aunque somos magos, ya estamos ancianos y nos resultaría difícil poder recorrer el mundo entero entregando regalos a todos, pero sería tan bonito.


Los tres Reyes se pusieron muy tristes al pensar que no podrían realizar su deseo. Y el Niño Jesús, que desde su pobre cunita parecía escucharles muy contento, sonrió y la voz de Dios se escuchó en el Portal:


-Sois muy buenos, queridos Reyes Magos, y os agradezco vuestros regalos. Voy a ayudaros a realizar vuestro hermoso deseo. Decidme: ¿qué necesitáis para llevar regalos a todos los niños?


-¡Oh Señor!-dijeron los Reyes, postrándose de rodillas.-Necesitariamos millones de pajes que pudieran llevar al mismo tiempo a cada casa nuestros regalos, pero no podemos tener tantos pajes.


-No os preocupéis por eso-dijo Dios- Yo mismo os voy a dar, no uno, sino dos pajes para cada niño que hay en el mundo.


-¡Sería fantástico! Pero, ¿cómo es posible?- dijeron los Reyes a la vez, con cara de sorpresa y admiración.


-Decidme, ¿no es verdad que los pajes que os gustaría tener deberían querer mucho a los niños?-preguntó Dios.


-Sí, claro eso es fundamental-asintieron los Magos.


Y ¿verdad que esos pajes deberían conocer muy bien los deseos de los niños?


-Sí, sí. Eso es lo que exigiriamos a un paje-respondieron cada vez más entusiasmedos los tres.


-Pues decidme, queridos Reyes, ¿hay alguien que quiera más a los niños y los conozca mejor que sus propios padres?.


Los Reyes se miraron asintiendo y empezando a comprender lo que Dios estaba planeando, cuando la voz de nuevo se volvió a oír:


-Puesto que así lo habéis querido y para que en nombre de los tres Reyes Magos de Oriente todos los niños del mundo reciban algunos regalos, todos los padres se conviertan en vuestros pajes, y que en nombre y de vuestra parte regalen a sus hijos los regalos que deseen, también ordeno que, mientras los niños sean pequeños, la entrega de regalos se haga como si la hicieran los propios Reyes Magos. Pero cuando los niños sean suficientemente mayores para entender esto, los propios padres les contarán esta historia y a partir de entonces, en todas las Navidades los niños harán también regalos a sus padres en prueba de cariño. Y, alrededor del Belén, recordarán que gracias a los tres Reyes Magos, todos son más felices y viven esa ilusión.
Cuando el padre de Blanca hubo terminado de contar esta bonita historia, la niña se levantó y dando un beso a sus padres dijo:


-Ahora sí que lo entiendo todo, papá...Y estoy muy contenta de saber que me queréis y no me habéis engañado.




Y corriendo, se dirigió a su cuarto, regresando con su hucha en la mano mientras decía:


-No sé si tendré bastante para compraros algún regalo que os guste, pero al año que viene ya guardaré más dinero. y todos se abrazaron mientras, a buen seguro, desde el Cielo, tres reyes Magos contemplaban la escena tremendamente satisfechos.




¡Feliz Navidad desde todas las partes del mundo! Y ya sabes, que si a todos tus amigos con hijos o sobrinos se lo cuentas, se cumplirán todos los deseos




Por cierto, echa de tu casa a ese barbudo y gordo impostor de rojo, es un invento de la Cocacola, ¡¡¡No es nuestra tradición!!!








Recopilado.

                                                        

El personaje navideño de S. Nicolás, tal como lo conocemos y lamentablemente "promocionamos" hoy, nada tiene que ver  con nuestras ancestrales y más queridas tradiciones. Es un invento de la multinacional Coca-cola, pura publicidad, en Estados Unidos. Fue traido por los inmigrantes holandeses, la imagen de Papá Noel ha cambiado hasta llegar a la que conocemos: un abuelo regordete con barriga cervecera, vestido de rojo y blanco, dando risotadas, con regalos para los niños por Navidad. Para nada es algo nuestro. Desde hace siglos, para nosotros siempre fue y es los Reyes Magos. No nos dejemos suplantar nuestras amadas y viejas tradiciones. Si perdemos los valores de lo nuestro perdemos identidad, la esencia de la riqueza sentimental ¿Qué nos queda de las devociones arraígadas a través de los siglos?

No me opongo a que conozcamos otras culturas y costumbres, por supuesto, no, pero no  a costa de suplantar lo nuestro que debe ser sagrado para nosotros...                        

                                                                           

Mari Carmen.

                                             
Foto: Rocío Ruiz García, mi hija...¡Esto sí que es nuestro! 
 



10 comentarios:

  1. Conmovedor, muy acertado para ciertos niño/as...
    Un cariñoso abrazo.
    Santiago.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí que lo es, contiene una gran moraleja.
      Lo siento, no tengo todos los datos, por eso he dejado constancia de que es-recopilado-.
      Es un bonito cuento tanto para padres como niños, ¿no te parece?
      Me gustó tanto que pensé en compartirlo con vosotros...
      Gracias, Santiago por participar.

      Un abrazo.

      Mari Carmen.

      Eliminar
  2. Bonito cuento, pero a mis nietos desde el año pasado ya mi hija les contó una cosa parecida preo quizás más verosimil, mi jija les dij que en honor y memoria de los reyes Magos que fueron a belén a adorar al Niño los padres compran a sus hijos lo que pueden y se lo regalan a sus hijos en memoria de ese dia y ellos lo entendieron perfectamente, de la misma manera que renuncian a alguno de sus regalos para que se les regalen a niños que sus padres no pueden comprar nada.. un beso
    ç

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los niños y los muy ancianos me producen una gran ternura y como tú sabes, me vuelco en ellos siempre que se presenta la oportunidad. En este caso es un cuento precioso con un bello y a la vez didáctico mensaje. Hace tiempo que lo tenia guardado y me pareció bien ofrecerlo a todos, en estas señaladas fechas, la de la ilusión de los peques, pero también de los padres, y no te digo ná la de los abuelos, jeeeeeee....

      No es mío, ya lo he manifestado, no tengo todos los datos de la autora, sólo sé que se llama Yolanda, (insuficiente), pero lo importante es el mensaje que ofrece...

      Me gustaría tener el cuento de Inma...

      Gracias por comentar.

      Besos.

      Eliminar
  3. Ese gordo lo crearon los dibujantes de Coca-cola como personaje para su publicidad. En principio iba vestido de blanco, incluido un saco que portaba a la espalda. Se llegó a popularizar tanto que los yanquis lo adoptaron como a su particular San Nicolás, una tradición de los paises bajos añeja y especial. Hay que contarlo. Ese texto sirve para una exaltación, Mari Carmen, un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ciertamente, gracias por la aportación, lo vamos a completar ahorita mismo. No estoy en contra, ni mucho menos, que se conozcan otras culturas, costumbres, pero no que nos dejemos suplantar las milenarias nuestras, a las que tenemos que seguir queriendo, protegiendo y , por supuesto, defenderlas...

      Afectuosamente.

      Mari Carmen.

      Eliminar
  4. Me ha encantado el relato Mari Carmen, y me ha gustado muchísimo tu reflexión sobre "el señor gordito del gorrito" (y no me refiero al de Cruzcampo). Totalmente de acuerdo amiga. Espero que hayas comenzado muy bien el año. Un fuerte abrazo y buen fin de semana. @Pepe_Lasala

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Pepe, me alegro que te gustara su moraleja.
      Comenzó el nuevo 2015 que espero sea portador de bienestar y suerte para todos vosotros. De nuevo en el "tajo", a ver cómo hacemos para seguir aportando una diversidad y temas sobre cosas curiosas, pondré todo mi empeño, claro.

      Mil gracias por participar, hazlo siempre que quieras.

      Un abrazo.

      Mari Carmen.

      Eliminar
  5. Es muy bonita e importante lo que cuenta tu amigo. La ilusión de los niños hacia los magos es importante. Todos las hemos sentido. Pero yo era una de las que se preguntaba cuando era pequeña el por qué si los reyes eran tan magos y "majos" con todos los niños, Por qué no nos trataban a todos por igual y unos tenían tantos regalos y otros tan poquitos. También me explicaron, ante mi impertinencia y me desmontaron amablemente y la leyenda. Pero no importa.A cambio siguieron ofreciéndome mucho amor y todavía sigo disfrutando. Aún así me sigue gustando e ilusionando la noche mágica de reyes.
    Un abrazo
    saludos amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, Loli, conforme yo iba creciendo, me hacia preguntas, que trasladaba a los papás...y me lo explicaron también. Ellos me dijeron que de lo que me traian, me quedara con uno, los demás, lo llevabamos a Cáritas para que otros niños tuvieran juguetes. Y los que estaban en buen uso, también, ya ves, se puede vivir la ilusión de la Noche de Reyes de varias maneras, y me gustaba.

      Un abrazo.

      Mari Carmen.

      Eliminar

A la espera de moderar comentario