Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

BLOG

BLOG

miércoles, 9 de enero de 2013

CURIOSIDADES





¿SABÍAS QUE....?

PONER LA MANO EN EL FUEGO:
La procedencia de este dicho, que se utiliza para manifestar el respaldo total de alguién o algo, se rremonta a la época en la que se practicaba el llamado -juicio de Dios-. También conocida como Ordalia, esta era una institución jurídica que determinaba, atendiendo a supuestos mandatos divinos, a inocencia o cometer pecado. Esta costumbre pagana se ejecutaba de formas muy diversas. No obstante, casi todas constituían en pruebas de fuego (sujetar hierros candentes, introducir las manos en la lumbre), si la persona salía de la prueba con pocas quemaduras, significaba que Dios la consideraba inocente y por tanto, no tenía que recibir ningún castigo.

("¡Cómo me alegro de no haber nacido en aquella época!").

PONER PIES EN POLVOROSA:

* Utilizada para decir que alguién se ha escapado con precipitación. Según algunos, la frase previene de la nube de polvo que se formaban en los caminos antiguos cuando alguién pasaba por ellos muy rápidamente. Otros, dicen que fundan el dicho en el modo de hablar de los gitanos, en cuya jerga la palabra-polvorosa- significa calle-.

PONERSE LAS BOTAS:


* Se dice para manifestar lo excelente de un negocio o comida. En la antiguedad los pobres iban descalzos o con alpargatas, mientras los ricos, llevaban botas, entre otras razones, para montar a caballo. De aquí que el hecho de "ponerse las botas" se relacionase con algo bueno y provechoso.

 QUEDARSE SIN BLANCA:


* La blanca era una moneda castellana de plata, que se acuñó por primera vez en tiempos de Pedro I, (1334-1369).

SALVARSE POR LOS PELOS:


* Antiguamente muchos marineros no sabían nadar. Era costumbre que se dejaran el pelo largo, para que si caían a la mar, los agarraran "por los pelos" para salvarlos...


Recopilado.


2 comentarios:

  1. ¡Cuántas curiosidades! Muchas gracias por compartirlas. Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Desde chica siempre me llamó la atención de saber el porqué de las cosas...mira por donde, investigando estoy encontrando el origen de los dichos que tanto a predominado entre nosotros. Ahora lo comparto con vosotros, con los que desconozcan sus origénes, claro.
    Me alegra que te agrade, sobre todo, te agradezco tu comentario.
    Un abrazón.

    ResponderEliminar

A la espera de moderar comentario