Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

BLOG

BLOG

lunes, 3 de diciembre de 2012

RECUPERANDO LA MEMORIA DE SEVILLA






¿Quién no se acuerda de esto? Al fondo un instrumento callejero: el manubrio





"EL COCHECITO LERÉN"

  

El Cochecito Lerén existió desde hace muchos años en diversas ciudades españolas. Se trataba de un carro tirado por un borriquito, que por dos "gordas" nos hacía disfrutar a la chiquillería de un paseíto a los pequeños en aquellas añoradas tardes soleadas de otoño-invierno, toda una verdadera gozada.

Me contaron de niña que había en Triana un tal Arturo Torres, de conocida familia en la Cava de los Gitanos, perteneciente a la saga de "Los Jueces", apelativo que le pusiron a su abuelo, porque era un "tío mú serio". Arturo trabajó de joven en lo que pudo, en el muelle, en un cine de verano...con el tiempo y para mantener a su numerosa familia: 14 hijos, más otros 3 recogidos puso el negocio de el Cochecito Lerén . En princio era un recorrido por la sevillanísima Triana; Altozano, Betis, Castilla, Pagés del Coro...con el paso del tiempo, se trasladó a la Plaza de España, resultando algo emblemático el cochecito paseando a los niños de la época. En la actualidad, descendientes del entrañable Arturo llevan el negocio y es que la eterna infancia siempre estará ansiosa y alegre en vivir esas deliciosas aventuras...padres y abuelos, se recrean en esas imágenes que a la vez ellos vivieron...  






2 comentarios:

  1. Buenos dias, que recuerdos del cochecito jaja, yo tengo algunas fotos montada en el cochecito con mi hermano, ahora lo han vuelto a poner. Un saludo

    ResponderEliminar
  2. ¡Qué tiempos aquellos! Ciertamente, nos traslada a la infancia, a una Sevilla muy distinta a la actual...por muchos años que pasen, siempre los recordaré como una etapa imborrable, con mi familia y amigillos...
    También tengo fotografías donde se ve como voy creciendo...
    Me alegro de haberte traido buenos recuerdos.
    Gracias por comentar en esta tu casa.
    Saludos.

    ResponderEliminar

A la espera de moderar comentario