Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

domingo, 28 de octubre de 2012

EL RELOJ...









"RELATO BREVE"

Hola, buenos días. Quería un reloj.
-¿En qué lo emplerá?-me preguntó la dependienta.
-Pues, confío en que me dará a saber la hora.
Se rió la muchacha. Un poco fuertecillo, me pareció, ya que no había dicho nada chistoso.
-Naturalmente, todos nuestros relojes vienen provisto para llegar a la hora-me explicó-. Pero, ¿para qué otra cosa lo quiere?
Intenté imaginarme qué otra cosa podría hacer con un reloj. Quizás distraídamente, me bañaría con él puesto.
-Me gustaría que fuera a prueba de agua.
-Este es nuestro reloj para buzos profesionales. A prueba de agua hasta los 150 metros bajo el nivel del mar.
Reflexioné, tratando de visualizar la ocasión en que pudiera yo encontrarme a 150 metros bajo el nivel del mar. Tal vez si fuera en un barco y se hundiera, pero, si así fuera ¿para qué puñetas tendría yo necesidad de saber la hora?
-Francamente, es que no pienso sumegirme tanto
La dependienta se mostró desilusionada.
-Quizás le gustaría algo elegante-sacó una bandeja con diversos relojes de oro incustrados de piedras preciosas, y alzó uno en alto.
Me pareció muy poco práctico, pues lo que yo precisaba era un reloj. -Es para poder hacer mis tareas con puntualidad, le aclaré.
-¡Ah! ¡Es usted una dinámica ejecutiva!-exclamó, tomándome sin duda por otra persona- Aquí tiene lo que ha estado buscando.
Se trataba de un reloj de presentación analógica y lectura digital, con calendario programado hasta 2040, un timbre que sonaba cada hora (dando la de Westminster), despertador dándome los buenos días y una alarma regresiva.
Le sonreí y le dije que no estaba segura de poder vivir con un reloj evidentemente más listo que yo.

Salí de la relojería y pasé a comprar un lote de cereales en la tiendecita de mi barrio. Por fin, encontré el reloj que deseaba. Para ello me bastó enviar la tapa de una caja de cierto cereal. Lo único que hace es dar la hora...¡Olé!



6 comentarios:

  1. Me encanta tu relato del reloj, perfecto y preciso, como el reloj que tu buscabas

    ResponderEliminar
  2. ¡Muy bueno Mari Carmen! La dependienta habrá pensado: ¡Qué gente más rara! Un reloj para saber la hora...¡Hay gente pa tó!
    Pues un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Me alegra mucho que des señales de vida.
    Bueno, un poco de humor siempre viene bien a todos, eso es lo que se pretende.
    Te agradezco tu participación una vez más.
    Un besote, guapetona.

    ResponderEliminar

A la espera de moderar comentario