Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

viernes, 5 de octubre de 2012

COMO SOMOS APRENDIENDO




REFLEXIONES

Siempre nos puede causar una gran alegría ver nuestras propias palabras, ponerlas en circulación para que vosotros las leais, con más o menos detenimiento ¡Por su propia y libre voluntad!

Bueno, realmente sé de que a pesar de mis buenas intenciones, de mis modestas sugerencias, el mundo no ha llegado a trasformarse en más pacifíco. Abunda la incompetencia, aumenta la agresividad, se rompe lo establecido, la integridad disminuye, predomina la superficialidad, la codicia y la especulación, los ladrones se multiplican, se organizan corruptelas escandalosas, el poder se degrada...y mis huesos crujen al levantarme.

Pero doy un sacudido a mi cabeza, un taconazo en el suelo y reacciono: aún ocurren cosas espectaculares en el firmamento; puestas de sol tan asombrosas que una debería terminar todos los días aplaudiendo de pie, con alegría y respeto, pidiendo que se repitan.

Aprendo lentamente, recreándome, partes de lo que hay que ver y después lo almaceno en mi alma, y vuelvo a aprender otro día más. Y Aprendo que la mortalidad es el elemento fundamental de la vida; aprendo qué prematuramente envejecen cierto colectivo de jóvenes, cuán breve es un momento para la eternidad. Siento un fuerte peñizco ver que no me alcanzará el tiempo para todo lo que hay por hacer. Pero hay también algo alentador en la comprensión de que la muerte es el modo en que Dios nos hace saber que no hemos sido llamados a salvar solos el mundo, a mantener el sol en lo alto y hacer girar este viejo globo.

A lo que sí creo que estamos destinados es a ocupar una posición chica y temporal, iluminar por un breve momento y luego desaparecer. Yo me siento bien con eso, con ser una humilde vocecilla que "ladra" como un perrillo en el confín de una enorme predera. Una de las muchas voces; ni la más sabia, ni la mejor, por supuesto, pero que es la mía, y tan buena como yo pueda hacerla para vosotros...

4 comentarios:

  1. ¡¡OLÉ,OLÉ Y OLÉ!!POR LO MENOS AMI ME VA PERFECTA TU VOZ, YO TAMBIEN LADRO TODO LO QUE PUEDO, AUNQUE SÓLO NOS QUEDE EL DERECHO AL PATALEO, A MI EM GUSTA SER LA MOSCA COJONERA, QUE SIEMPRE ESTÁ MOLESTANDO, aunque en secreto te dire´que la vida es maravillosa y merece la pena vivirla, sobre todo cuando tienes los bracitos de los nietos alededor del cuello diciéndote que te quieren a ¿QUE SI?

    ResponderEliminar
  2. ¡AFIRMATIVO! SIEMPRE HE CREÍDO QUE HAY QUE DECIR LAS COSAS, PARTICIPAR, APORTAR...SUJETA A LAS NORMAS DE LA ÉTICA, POR SUPUESTO. PUEDE QUE NO SOLUCIONEMOS MUCHAS COSAS, PERO LA DESIDIA, INDIFERENCIA Y LA DEJADEZ SE AUTO REAFIRMA QUE EL CLIMA FAVORABLE A CAMBIOS NO SE HAGA, ASÍ QUE HAY QUE "LADRAR", ES UNA MANERA DE PREPARACIÓN, SOBRE TODO, DE ESPERANZA, PARA EMPEZAR...INICIAR EL CAMINO DE LA REFLEXIÓN QUE TANTO PRECISA NUESTRA SOCIEDAD....
    (¡HIJA, QUÉ "FILOSOFA" ESTOY ESTA MAÑANA!)

    DISCREPO CORDIALMENTE CONTIGO, NO ERES UNA MOSCA COJONERA, ERES ANTONIA GONZÁLEZ...¡AHÍ ES NÁ!

    ResponderEliminar
  3. No podemos arreglar el mundo, pero si podemos mejorar nosotras mismas, lo que nos rodea y de vez en cuando patalear ante las injusticias. Quiero pensar que con nuestro esfuerzo las futuras generaciones disfrutarán de un mundo mejor. O quizás esa sea mi utopía.
    "Una pulga no puede detener un tren pero si incordiar al maquinista". (Es una frase que figura en uno de los blog que sigo).
    Pues un beso fuerte.

    ResponderEliminar
  4. Te agradezco tu aportación, querida Antonia, es muy cierto lo que dices, lo comparto en su totalidad.
    Lo de la pulga...¡¡está sembrao!!
    Un abrazón.

    ResponderEliminar

A la espera de moderar comentario