Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

BLOG

BLOG

martes, 18 de septiembre de 2012

CAFÉS CANTANTES VARIEDADES Y VENTAS II



"LA SEVILLA QUE SE NOS FUE"  II
   *******************************


No solo había arte flamenco en los escenarios de los Cafés Cantantes, sino que también se representaban "Variedades"que consistían en la actuación de las cupletistas más famosas, nacionales y extrajeras, que interpretaban los cuplés de moda, muchos de ellos escritos por el poeta Álvaro Retana, aunque había algunos extrajeros. Las principales cupletistas que pasaron por los Cafés Cantates fueron: Raquel Meller, Amalia Molina, Cleo de Marode, La Goya, La Chelito, La Bella Otero, Liane de Pougny, La Carrere, Loudre Pocart, Mabel Love, La Vries, Bella Chinita, Antonia Mercé La Argentina, Encarnación López la Argentinita, (hermana de la gran Pilar López), entre otras.
No solamente actuaban estas artistas en los Cafés Cantantes, sino incluso en los teatros, como el San Fernando, y el Teatro del Duque, formando parte de los llamados "Espectáculos de Varietés". Eran artistas del llamado "género frívolo", y solían actuar en la "Cuarta" función, la célebre "cuarta del Duque" que empezaba a la una de la madrugada, con concurrencia de norcheniegos, calaverones, señoritos desocupados y viejos verdes.
Se cuenta que La Chelito, tan famosa por sus cuplés, como por su desverguenza, (ella y la Otero fueron las iniciadoras del número de "La pulga" que consistía en buscarse una hipotética pulga entre sus ropas, lo que les daba oportunidad para ejecutar una especie de Strip Tease, enseñando al público entusiasmado, sus más recónditos encantos), pues La Chalito, en cierta ocasión, hizo anunciar "por lo bajines"que iba a rifarse ella misma y a quien le tocase la suerte pasaría el resto de la noche con ella: los calaverones, y viejos verdes se apresuraron a comprar las papeletas, que un correveidile del empresario vendía bajo mano para que no se enterase la policía. El éxito fue rotundo, pues se agotaron las papaletas, pero al final de la función, mientras el avispado empresario efectuaba la rifa en el escenario, La Chelito más avispada aún, se escapó por la puerta de atrás, llevandose todo el dinero de la rifa, tomó un coche, y cogió el primer tren que pasaba, dejando burlados a la "clientela", sin que ninguno se atreviese a poner la denuncia, porque la rifa era clandestina...y porque habrían salido en letras de molde.
VENTAS Y RESERVADOS
*****************
Además de los Cafés Cantantes, había numerosas Ventas y Recreos, en los alrededores de Sevillla, en los cuales existían "reservados" o sea, habitaciones que podían arrendarse para una juerga, sin estorbo público ni gorrones. Generalmente el "reservado" tenía una o varias mesas y sus sillas proporcionando a los asistentes, y no faltaba en uno de sus lados un sofá, que a veces terminaba sirviendo de cama para acostar al que se emborrachaba, o también
para ciertos fines pecaminosos si quien concurría al "reservado" era una parejita que buscaba la soledad.
Si por las tardes los "reservados" solían ocuparse por parejas que iban a merendar y algo más, discretamente, por las noches se convertían en templos sublimes flamencos, y los buenos aficionados se reunían para cantar, o llevándose algún señorito que pagaba por todos. A las Ventas concurrieron los más famosos cantaores, incluso El Caracol, Chacón, La Niña de los Peines, la Rubia de Málaga, etc, en estas sin intenciones pecaminosas, porque estas sesiones nocturnas no se buscaba el erotismo sino el auténtico cante grande: El Arte 
Las ventas que tuvieron más prestigio fueron:
VENTA DE ERITAÑA: en Eritaña.
VENTA DE ANTEQUERA: que primero estuvo en Guadaira y después pasó a la carretera de Cádiz, pasando Bellavista.
VENTA DEL CHARCO DE LA PAVA: por detrás del Barrio León.
LA CONEJERA: en la carretera de Alcalá de Guadaira.
 VENTA DE LOS GATOS: en el mismo camino del Cementerio, (viva la alegría y olé), donde hoy está la Barriada de Las Golondrinas.
VENTA PINICHI: en el puente de Pinichi.
Además estaban el Puesto de Fernando al final de lo que hoy es Bami. el Recreo  de Victoriano, en la carretera de Carmona, el bodegón de La Pañoleta; y el Recreo de la Barqueta, en la Barqueta.



(continuará)

   

2 comentarios:

  1. ¿Sabes? mi madre me contaba que su padre muchos domingos los llevaba a la venta de los gatos a almorzar y que se comía muy bien, recuerdo que yo que era pequeña le preguntaba si no se traia un gato que a mi me gustaban. Tambien recuerdo que mi padre hablaba de muchas de las cantantes que has nombrado y me cantaba canciones de ellas ¡¡que tiempos!! un beso

    ResponderEliminar
  2. Sí, a mí también me contaban mis mayores sobre aquella Sevilla. Como no la conocí, investigo, leo, escucho, veo pelis y documentales, sobre todo, sigo los blogs afines y ¿sabes? Tengo a esa Sevilla en el corazón y en los ojos, porque logro "verla".
    Me alegro que te traiga buenos recuerdos...¡A mí también!
    Besooossss!!!

    ResponderEliminar

A la espera de moderar comentario