Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

BLOG

BLOG

viernes, 8 de junio de 2012

*REFLEXIONES*

Un día memorable para todos


LO IMPORTANTE QUE SON LOS DETALLES:
  "El secreto de un desempeño óptimo consiste en prestar atención a los detalles, con total responsabilidad profesional"

* Benjamín Nelson puso en práctica un conocido secreto usado por muchos triunfadores: prestar atención a los detalles puede significar la diferencia entre ganar y obtener prestigio y todo lo contrario.
Martínez andaba por los 18 años cuando su padre, enfaizando la importancia de establecer una red de relaciones personales, le aconsejó que anotara el nombre y el teléfono de cualquier persona que conociera y a la cual creyera que podría interesarle conectar en el futuro. A los cuarenta años, cuando era ya propietario de una próspera compañía, decidió escribir un libro acerca de las lecciones que había aprendido en su trayectoria de hombre de negocios. Un editor aceptó publicarlo, pero sólo estaba dispuesto a tirar 10.000 ejemplares. Martínez deseaba  que se imprimieran 100.000, así que recurrió a su bien organizado archivo, muchos de ellos de altos ejecutivos y celebridades.
Gracias a esa lista de posible compradores, Martínez convenció al editor de un tiraje mayor.
"Nade entre tiburones sin que se lo coman vivo" salió a la venta completando con los testimonios de algunas personas que figuraban en el archivo. Muy pronto llegó al primer lugar en ventas en EE.UU., se convirtió   en una de las obras de consejos para los negocios más destacados de todos los tiempos.
"Los detalles lo son todo", afirma Martínez. "Si suman los pequeños detalles en esfuerzos emprendidos, el resultado puede ser un gran éxito y además se adquiere un sólido prestigio profesional".
El cuidado de los detalles salvó de la ruina el negocio de una prima nuestra y su familia. Como presidenta de la empresa, ella llevaba un registro de los deudores de la compañía. Cuando se computerizó la contabilidad de la empresa, a ella le facilitó el trabajo, pero tuvo que atender una nueva terea. Como sabía que las corrientes sobrecargadas pueden borrar las memorias de las computadoras, todas las noches, copiaba los archivos y se la llevaba a casa. También aleccionó a sus colaboradores para que lo hicieran cuando ella se ausentara. Y era una molestia, pues el copiado tardaba media hora. El 23 de diciembre, del  89, la empresa estaba concluyendo la mejor temporada de ventas. Era la víspera de Navidad. Mi prima , estaba haciendo sus compras, pero regresó a por su portafolios, antes de que se cerrara. A las 3 de la mañana recibió una llamada de los bomberos: la empresa estaba en llamas.
No sólo quedó destruído el inventario de la oficina, también se perdió los registros de las cuentas por cobrar, (era muchísimo dinero).
Entonces recordó la copia de respaldo. ¿Las habrían hecho sus asistentes? Corrió a ver su portafolios, y encontró la cinta con todo actualizado. La empresa contaba aún con el registro completo de sus deudores. -"Lamento decirlo, pero, cuando se enteraron del incendio, muchos clientes pensaron que nuestros registros estaban destruidos y no tendrían que pagar-", dijo mi prima con una sonrisita triunfante. -"Sin la cinta, jamás nos habríamos recuprerado.
Estimado seguidor, sugiero que preste atención a los detalles y seleccione al personal responsable. Puede que descubra que conducen a grandes hallazgos sobre el universo. Poner atención en TODOS los detalles no sólo tiene un interés práctico; también refleja una actitud hacia el trabajo, y a los demás, es UNA TALLA DE NUESTRA PROFESIONALIDAD. Eso señores, a la postre, resulta y repercute en el prestigio de cualquier empresa que se precie.
Cuando un amigo nuestro puso en marcha su propio negocio de relaciones públicas, descubrió que para prosperar necesitaba algo diferente. Un día, cuando estaba explicando sus técnicas de comunicación a su gente, lo interrumpió el gerente: -"¿Podría asegurar que sus trabajos no estarían con frecuencia plagados de errores de ortografía, datos incompletos y ni suficientemente contrastados?
¿Errores así? Se quedó atónito. No comprendía el porqué de semejante pregunta. Más adelante descubrió que otros clientes hacían peticiones semejantes. La falta de atención a las "minuncias" (como responder con prontitud a las llamadas telefónicas, anotar quién llama, la hora, el asunto que le interesa, presentar facturas detalladas REVISADAS, y no emprender acciones sin la aprobación correspondiente), sacaba de sus casillas a los posibles clientes, (con el riesgo de perderlos, naturalmente).
El factor clave para triunfar (En lo que sea), y mantenerse en los negocios no siempre es el talento, sino el cuidado en el manejo de los detalles, esos son determinantes, os lo aseguro.
Todo el mundo puede y debe prestar atención a los detalles, sobre todo, si el mercado de trabajo está saturado, (hay mucha competencia), siempre será una garantía seleccionar al mejor y (no es cuestión de "suerte").
El Sr. Crossley, director del departamento de recursos humanos de cierta empresa, toma muy en cuanta ese aspecto en las solicitudes de empleo. -"Es asombroso la cantidad de candidatos que se eliminan por sí solos-", señala. -"Entregan currículos manchados, algunos ni se preocupan por escribir correctamente, ni revisar las "lagunas" posibles...cómo podríamos confiarle un trabajo? Una empresa de prestigio vigila bien a quién la representa y define claramente a sus directivos.
¿Es posible una mayor atención a los detalles? desde luego que sí. En una conferencia el prestigioso psiquiatra Dr. Charles Garfield aconsejaba: -" Debemos preguntarnos todo el tiempo si los detalles de los que nos ocupamos encanjan en el cuadro general. Si no encanjan, es preciso que lo hagamos y dirijir nuestra atención al objetivo"-. Con demasiada frecuencia atribuimos el éxito de los demás a algún secreto especial o a la "buena suerte". Eso de entrada, califica ya a la persona. Pero lo cierto es que en muy raras ocasiones el éxito es debido a un misterio. Una y otra vez comprobamos que, si hacemos las cosas bien las pequeñas cosas que están a nuestro alcance, obtenemos mejores resultados y "caché".
En las pequeñas cosas es donde reside el control que tenemos sobre nuestras vidas. La atención que prestamos a los detalles nos proporciona una gratificación inmediatay favorece nuestra confianza en que podamos afrontar retos mayores. Los detalles son los mejores puentes que nos acercan a lo más positivo de nuestras capaciades.




Por último, ahí van dos sabios proverbios:


* "Equivocarse es de humanos...y también lo es que quien sabe hacer las cosas suelen tener más posibilidades de trabajo. Quién sabe por qué las hace así de bien, será su jefe.

* Virtudes pequeñas; no te preocupes si no tienes grandes virtudes. Dios creó un millón de hojas de hierba por cada árbol. La Tierra no está alfombrada con bosques, sino con hierbas. Ten suficientes virtudes pequeñas y lealtades comunes, y no lamentarás no ser ni héroe ni santo.

 
 

2 comentarios:

  1. estupendo artículo.y muy bien documentado, como es normal en ti te felicito y te mando un beso

    ResponderEliminar

A la espera de moderar comentario