Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

BLOG

BLOG

miércoles, 22 de febrero de 2012

* ECOLOGÍA *

Nuestro grupo en la UPO, un día memorable.

En una cola del supermercado, el cajero dice a una señora madura que debería traer su propia bolsa de compra porque las bolsas de plástico son dañinas para el medio ambiente.
La señora pide disculpas y explica: 
-" Es que en mis tiempos no pensábamos en la ecología"-.
El empleado le contesta:
-"Ése es el problema que tenemos ahora. La generación de ustedes no se preocupó de preservar el medio ambiente"-.
-"Tiene razón-dijo la señora-. En aquellos tiempos no pensábamos en la ecología. En aquel entonces las botellas de leche, refrescos y cervezas se devolvían a la tienda, la tienda las enviaba de nuevo a la fábrica, donde las lavaban y esterilizaban...antes de llenarlas de nuevo, de manera que se podían utilizar los mismos envases una vez y otra. Así los reciclaban eficaz y economicamente.
Pero es verdad, en aquellos tiempos no pensábamos en la ecología. Subíamos y bajábamos las escaleras, porque no había artefactos mecánicos...ibámos andando a la tienda en lugar de usar el coche de 200 caballos cada vez que teníamos que recorrer dos manzanas, pero tiene usted razón, en aquellos tiempos no pensábamos en la ecología.
Entonces lavábamos y reutilizábamos los pañales de los bebés, porque no había de un solo uso, secábamos la ropa en tendederos, no en esas máquinas de 200 voltios que consumen mucha energía rugiendo para secar la ropa, las energías solar y eólicas secaban estupendamente.
Los niños usaban la ropa de sus hermanos mayores, no siempre modelitos nuevos, creíamos que aparte de un despilfarro era, sobre todo, acostumbrarlos mal si no lo hacíamos así.
-Pero tiene usted razón; en aquellos tiempos no pensábamos en la ecología. Por entonces teníamos un televisor o una radio en bastantes casas. No un televisor en cada habitación y un equipo de música de miles de vatios. El televisor tenía el tamaño de un pañuelo. ¿lo recuerdas? no una pantalla del tamaño de un campo de fútbol.
En la cocina, molíamos, batiamos y desmenuzábamos a mano, porque no habían tantos aparatos eléctricos que lo hacen todo por nosotros.
Cuando embálabamos algo frágil para enviarlo por correo usábamos papel de periódicos arrugados para protegerlo, no en envoltorios de burbujas o bolitas de plástico.
En aquellos tiempos no encendíamos un motor y quemábamos gasolina sólo para cortar la hierba. Usábamos unas tijeras cortadoras que funcionaban a músculo, también hacíamos ejercicios trabajando y no necesitábamos  ir a un gimnasio para correr sobre en una pista mecánica que funcionan con eléctricidad...
Pero tiene usted razón, joven: en aquellos tiempos no pensábamos en la ecología.
Cuando teníamos sed bebiamos en una fuente en lugar de usar vasos de plásticos, cada vez que queríamos beber agua. Recargábamos las plumas estilográficas con tinta, en lugar de tirarlas y comprar una nueva. Los niños usaban en la escuela para los ejercicios de "mates" la pizarra con su pizarrín, no se despilfarraba papel.
Y mi padre y hermano cambiaban la hoja de afeitar en vez de tirar a la basura toda la maquinilla sólo  porque la hoja ya no corta, pero, claro, entonces no pensábamos en la ecología, tiene razón.
Se comía potajes, arroces, hortalizas, hechos en la "olla", mientras mi madre se duchaba y nosotros poniamos la mesa, se merendaba el riquísimo "hoyo", (pan con aceite de oliva) y una taza de leche...y los niños no estaban obesos.
Los chavales iban a la escuela en bicicleta o andando, en lugar de usar a su madre o abuela como "taxista" disponible las 24 horas.
En cada habitación teníamos un enchufe, no tantos para alimentar una docena de artefactos.
La "comida rápida" era un buen bocata de jamón, queso o filete con aceite y una pieza de fruta, que era y es todavía muy saludable, para una emergencia, pero tiene usted razón...en aquellos tiempos no pensábamos en la ecología.
Después de merendar y hacer los deberes, los críos a jugar, hasta que mi madre venía para que nos duchásemos, cenar, mientras les contábamos a los papis qué tal nos fue el día. A las 21,00 a dormir....¡sin rechistar!
Sí, muchacho, entonces no pensábamos en la ecologia...  


DEDICATORIA:
Con todo mi afecto a mi amiga Mary Fernández, que tanto comparte conmigo, esto por ejemplo...
Un besote.      
 

6 comentarios:

  1. ¡Que verdad más grande por dios!
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Graciassssssss Mª Carmen me a gustado mucho que pusieses esto en tu blog y es un placer compartir contigo y con otras muchas personas pensamientos, sentimientos e inquietudes "SIEMPRE DESDE EL RESPETO "un besazo

      Eliminar
  2. Ojalá la gran mayoría tuvieran el concepto que tú tienes de la Madre Naturaleza, la amara y protegiera como tú...
    Gracias por leerlo.
    Hala, a patear el campo a por tus "cositas", jeeeeeeee...

    ResponderEliminar
  3. No te digo lo de quitarse el sombrero porque eso se hace cuando pasa un cadaver, y tú y tus inquietudes y recordatorios estás y haces que estemos muy vivos. Me ha encantado, maravilloso y te mereces este muy largo muuuaaaaa

    ResponderEliminar
  4. ¡Y er niño má salio esageraoooooooooooo!!!
    Marchando una docenilla de abracetes, jeeeeee...

    ResponderEliminar

A la espera de moderar comentario