BLOG

BLOG

jueves, 28 de julio de 2011

*****VIVIR FELIZ*****












Consejos de un padre a un hijo: Jackson Brawn no es ningún pensador, ni Nobel de Literatura. Es sólo un hombre común, un padre preocupado por el futuro y felicidad de su hijo que quiso escrebir estos simples "consejos"; al momento en que éste se iba a estudiar a la Universidad, lejos de casa.





Su hijo decidió  fotocopiarlos y los distribuyó entre sus compañeros de estudios. Tuvieron tanto éxito ue una editorial le pidió autorización a Brown para editar un libro con ellos.





Poco tiempo después ampliado bajo el título "VIVIR FELIZ" , convirtió en un Best Seller que lleva decenas de ediciones y de ejemplares traducidos a varios idiomas.





- Observa el amanecer por lo menos una vez al año.





- Estrecha la mano con firmeza y mira a la gente de frente a los ojos.





- Ten un buen equipo de música.





- Elige a un socio de la misma manera que sea fuerte donde tú eres débil y viceversa.





- Desconfía de los fanfarrones: nadie alardea de lo que le sobra. - No pierdas el sentido nunca el sentido del humor y aprende a reírte de tus propios defectos.





- No esperes que otro sepa lo que quieres si no lo dices.





- Aunque tengas  una posición holgada, haz que tus hijos paguen parte de sus estudios.





- Haz dos fotocopias de las fotos que saques y envialas a las personas que aparecen en ellas.





- No olvides que el silencio es a veces la mejor respuesta.





- No deseches una buena idea porque no te gusta de quien viene.





- Nunca compres un colchón barato: nos pasamos la tercera parte de nuestra vida encima de él.










- Nunca compres nada eléctrico en una feria artesanal.





-Escucha el doble de lo hablas (por eso tenemos dos oídos y una boca.





- Cuando necesites un consejo profesional, pídelos a los profesionales y no a los amigos.





- Aprende a distinguir quiénes son tus amigos y quiénes son tus enemigos.





- Nunca envidies: la envidia es el homenaje que la mediocridad le rinde al talento.





- Recuerda que la felicidad no es una meta, sino un camino: disfruta mientras lo recorres.





- Si no quieres sentirte frustrado, no te pongas metas imposibles.





- La gente más feliz no necesariamente tiene lo mejor de todo...





- Simplemente disfruta al máximo de todo lo que la vida te pone en tu camino, pero mesurada y éticamente






Éstas magnificas moralejas me las facitó mi amiga, Felicidad, me gustó tanto que he pensado que hay que compartirlas con todos vosotros.




















































































































































































































































sábado, 23 de julio de 2011

CURIOSIDADES: ¿SABÏAS QUE...









Cada rey de las cartas representa un gran rey de la historia:







*ESPADAS= El rey David..







*TRÉBOLES= Alejandro Magno.







*CORAZONES= Carlomagno.







*DIAMANTES= Julio César. Lo asesinaron antes de ser nombrado Emperador.







*El edificio del Pentágono tiene el doble de cuartos de baños de los necesarios. Cuando se construyó la ley requeria un baño para negros y otro blancos.





*La cucaracha puede vivir sin su cabeza nueve días, antes d morir de hambre.





*Thomas Alva Edison, inventor de la bombilla, entre sus numerosos inventos, tenía miedo a la oscuridad.





*Durante la Guerra de Secesión, cuando regresaban las tropas a sus cuarteles sin ninguna baja, ponían una pizarra con un "O Killed", (cero muertos), para decir que todo estaba bien=de acuerdo a las perspectivas.





*Es completamente imposible chuparse los codos.





*El 80% de las personas que leen este texto, lo intentarán.






Recopilado.





















viernes, 22 de julio de 2011

CURIOSIDADES: ¿SABÏAS QUE...











CURIOSIDADES ECUESTRES

la posición en que estan
las patas de un caballo en una estatua ecuestre tiene su significado, se trata de una forma de recordar la manera en que murió el jinete.

Si el caballo tiene las dos patas levantadas, es porque murió en la batalla. Si tiene sólo una es que falleció posteriormente a causa de las heridas de la batalla; y si no tiene levantada ninguna es porque murió de muerte natural.

Fijense en las figuras de la izquierda de la pantalla, es S. Fernando en Sevilla.

En la derecha es la del Cid en Burgos.


Recopilado.








martes, 19 de julio de 2011

MEDIO PAN Y UN LIBRO



















LOCUCIÓN DE GARCÍA LORCA AL PUEBLO DE FUENTE VAQUEROS, (GRANADA), SETIEMBRE, 1931.



*"Cuando alguien va al teatro, a un concierto o a una fiesta de cualquier índole que sea, si la fiesta es de su agrado, recuerda inmediatamente y lamenta que las personas que él quiere no se encuentren allí.

"Lo que le gustaría esto a mi hermana, a mi padre",y no goza ya del mismo espectáculo, sino a través de una leve meláncolia.

Ésta es la meláncolia que yo siento, no por la gente de mi casa, que sería pequeño y ruín, sino por todas las criaturas que por falta de medios y por desgracia suya no gozan del supremo bien de la belleza que es la vida y es bondad y es serenidad y es pasión.

Por eso no tengo nunca un libro, porque regalo cuantos compro, que son infinitos, y por eso estoy aquí honrado y contento de inagurar esta biblioteca del pueblo, la primera seguramente en toda la provincia de Granada.

"No sólo de pan vive el hombre". Yo, si tuviera hambre y estuviera desvalido en la calle no pediría pan; sino pedíria medio pan y un libro. Y yo ataco desde aquí violentamente a los que solamente hablan de reivindicaciones económicas sin nombrar jamás las reivindicaciones culturales qué es lo que los pueblos piden a gritos. Bien está que todos los hombres coman, pero que todos los hombres sepan. Que gocen todos los frutos del espíritu porque lo contrario es convertirlos en máquina al servicio del Estado, es convertirlos en esclavos de una terrible organización social.

Yo tengo mucha más lástima de un hombre que quiere saber y no puede, que de un hambriento. Porque un hambriento puede colmar con un pedazo de pan, con unas frutas, pero un hombre que tiene ansia de saber y no tiene medios, sufre una terrible agonía porque son libros, libros, muchos libros que necesita y ¿dónde están esos libros? ¡Libros! ¡Libros! Hace aquí una palabra mágica que equivale a un decir: "amor, amor", y que debían los pueblos pedir como piden pan o como anhelan la lluvia para sus sementeras. Cuando el insigne escritor ruso Fedor Dostoyevsky, padre de la revolución rusa, mucho más que Lenin, estaba prisionero en Siberia, alejado del mundo, entre cuatro paredes y cercado por desoladas llanuras de nieve infinita; pedía socorro en carta a su lejana familia, sólo decía: "¡Enviadme libros, libros, muchos libros para que mi alma no muera"! Tenía frío y no pedía fuego, tenía sed y no pedía agua: pedía libros, es decir, horizontes, es decir, escaleras para subir la cumbre del espíritu y del corazón. Porque la agonía física, biológica, natural, de un cuerpo por hambre, sed o frío, dura poco, muy poco, pero la agonía del alma insatisfecha dura toda la vida.

Ya ha dicho el gran Menédez Pidal, uno de los sabios más verdaderos de Europa, que el lema de la República debe ser: "Cultura", Cultura porque sólo a través de ella se pueden reolver los problemas en que hoy se debate el pueblo lleno de fe, pero falto de luz.


Este valioso documento me lo facilitó mi profesora de Historia, Concep, sabedora de mi interés por todo esto. He sentido la necesidad de compartir con todos vosotros esta magnifica joya.
Deseo que os guste y os interese.




sábado, 16 de julio de 2011

CURIOSIDADES





















"EL MEJOR CANDIDATO"




ESCRIBANO MAYOR DE SEVILLA:

Con ocasión de nombramiento de Escribano Mayor del Cabildo de la ciudad, quiso el rey D. Pedro presenciar las pruebas de suficiencia de los pretendientes al cargo, para lo cual los llevó a un estanque de los jardines del Alcázar, en cuyas aguas había unas naranjas. Ordenó el monarca que le diesen fe de cuántas naranjas había en el estanque. Los aspirantes las fueron contando y decían por fe tantas naranjas; más uno de los pretendientes fue sacando las naranjas una a una, advertiéndose entonces que eran medias naranjas, de lo que certificó al rey, el cual, viendo la verdad y suficiencia del pretendiente, le dio el oficio de Escribano Mayor del Cabildo del Ayuntamiento de sevilla, haciéndolo perpetuo en su linaje.

Dícese que este lance fue por D. Juan de Pineda.


BIBLIOGRAFÍA: "NUEVA GUÍA DE SEVILLA"

Biblioteca Hispalense.

Santiago Montoto de Sedas.









































jueves, 14 de julio de 2011

RECUERDOS DE MI NIÑEZ














RECUERDOS








************








* Los recuerdos son grandes maestros, nos evitan equivocaciones y nos permiten volver a disfrutar de vivencias estupendas con solo evocarlos.








*Nací en la calle Feria del sevillanísimo barrio de La Macarena...hace...bueno, todo ese tiempo, por consiguiente, tengo "taítantos" años, naturalmente.








*Hay algo curioso en mí, siempre he sido la pequeña, como hermana, de mis primos, cuñadas, amistades y hasta en la clase del "cole". La verdad es que me gustaba estar entre mayores.








*Tuve una buena infancia, gocé del gran cariño de mi familia. Granjeé magnificas amistades que aún mantengo y pido a Dios que me las conserve a mi lado por el resto de mis días.








Me eduqué en el colegio de Las Carmelitas, mi hermano y yo allí hicimos la Primera Comunión, pareciamos unos novios en pequeñito.








Nuestra vivienda tenía una enorme azotea, con sitios donde jugar al escondite, muchas macetas con diversidad de flores y macetones con arbustos, grandes tejados, fue el escenario de nuestros juegos y aventuras. Recuerdo que nos reuniamos en el lugar Reyes Ramírez, (vecinita), mi hermano, Jesús de la Rosa, vocalista del conjunto "Triana", que era el menor de nueve hermanos, y desde muy jovencito ya destacaba, a veces, su hermano Paco, también. Ellos vivian en el nº 183, nosotros al lado. En su patio, que era muy grande, hacían unas preciosas Cruces de Mayo. ¡Cuanta solidaridad y buena convivencia se respiraba en aquella casa! Con el calor del verano, algunos vecinos sacaban sillas y charlaban "arreglando el mundo", mientras los chiquillos, correteaban alegres por la amplia acera, hasta tarde. Esa saludable costumbre, también se perdió hace mucho tiempo.








Competíamos a ver quien lograba subir el primero al tejado. Creo que teníamos ganados a todos los Santos de la Corte Celestial, ya que un verdadero milagro debió ser que no nos partiéramos los huesos en más de una ocasión. Nos contábamos las cosillas del "cole", chistes, y planificábamos cómo hacernos millonarios el "día de mañana" y repartir la fortuna con la familia, por supuesto, y los pobres, naturalmente.








Los veranos y siempre que podíamos ibamos a Cádiz, (mi segunda patria chica). nos encantaba la playa de La Caleta, en el corazón del barrio más chirigotero de la Tacita de Plata.












Ya de chavalita frecuentaba más la playa de la Victoria, con la pandilla ¡Qué tiempos aquellos! Eramos una piña entre nosotros. Con los Ramos, García Agulló y demás. Con casi nada, lo pasábamos estupendamente. En la Plaza de España, Alameda de Apodaca, centro de la ciudad, y por supuesto, especialmente en la Plaza de Minas y Punta de S. Felipe. ¡Es una ciudad que te atrapa para siempre.








Me gustaba tener también mi "parcela" cuando era una chavalita de largas trenzas, correteaba siempre descalza con el buen tiempo, tostada por el sol en la granja de mis abuelos que frecuentaba siempre que podía, donde abundaban animales domésticos y florecillas silvestres. Tenía un lugar preferido, (mi rincón le llamaba). Aquellos fueron tiempos muy buenos, sin complicaciones, y fundamentales para mi formación. En un lado de la granja reservé un sitio, ese era sagrado para mí.








El abuelo tenía abundantes "materiales" aprovechables, así que me hice una "mesita", "biblioteca" en la que deposité diversos libros y tebeos, una libreta y un lápiz y una vieja sillita de mi hermano, pero que aún valía, el transistor y una caja para guardar cosas, elaboré cositas muy apañadas.








Un sauco cuyas ramas caían como los chorros de una gran fuente verde, tenía como pared, al igual que el "tejado" de mi morada, formando algo parecido a una bonita celosía de hojas, que con el viento sonaba toda la naturaleza.








Mi jardín era el limonar, al otro lado podía ver "mí" río y más allá la vieja colina de imagen serena y hermosa donde revoloteaban frecuentemente bandadas de pajarillos. En primavera, margaritas y violetas saludaban a lo largo de los zócalos de mi rincón, en verano tardío, los plumeros de las varas de S. José.








Yo estaba "filosafando" tendida bajo el sauco. Reparé en un jilguero que había venido a picotear frutas. Nos miramos a los ojos., repentinamente "sentía" la dulzura de la pulpa. No sé cómo describirlo, pero percibí que nos "entendiamos" muy bien.








Sentí que todo el medio me pertenecía, me hallaba en mi elemento, con toda la Naturaleza, y, pese a mi corta edad, advertí que era un estado dulce, infinitamente deseable. Me embargó la sensación de que todo obedecía a un orden misterioso del que yo formaba parte.






Jamás olvidaré el aroma de casa, cuando desde mi cuarto, aplastaba mis narices contra el cristal de la ventana, bañado por la lluvia, dejando que sólo me arrancara de allí el olor de lo que mi madre hacía en la cocina.






Ahora, muchos años después, hablo a solas a menudo, al despertar por la mañana, un "presente" me digo en respuesta de mis vivencias intensas que me dejaron profunda huella.