Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

BLOG

BLOG

jueves, 15 de septiembre de 2011

REFLEXIONES














"CON LA -A- DE AMOR"










Creo que el amor es ese tipo de sentimiento-emoción tan profundo como inexplicable que, frecuentemente, hace que reservemos el mejor trozo de carne para los chavales, que nos tomemos la "tortilla francesa" que nos hizo el hijo, no muy experto en ello, precisamente, y que llevemos los mismos zapatos y vestido para que la hija pueda asistir a clases de idiomas, y también le podamos comprar un bonito vestido de fiesta, después de acabar a base de becas, brillantemente los estudios para la celebración del fin de los mismos, con todos sus compañeros, ella lucirá satisfecha por los resultados y tan bonita como es...¡Qué gozada verla así!










O cuando esperamos muertas de sueño y frío en el coche, en el patio o recibidor del colegio, hasta la una de la madrugada el regreso del bús con los chavales del partido de fútbol de liga escolar.










Cuando algunos amigos me dicen que ellos no quieren que sus hijos pasen algunas privaciones, no estoy de acuerdo con ellos. Creo que es un error esforzarse porque los hijos sean siempre "felices". Facilitándoles todo en la vida. Ellos deben aprender el valor de las cosas, y el esfuerzo, no lo que hay que pagar por ellas, sino lo que cuesta consegirlas.










También hay que dejarles equivocarse para que aprendan de sus propios errores, así van madurando y creo que en próximas ocasiones nuestras sugerencias serán mejor atandidas por ellos en el futuro.










Coincido con mi amiga Antonia que el propósito en la vida no sea "ser feliz" habitualmente. Estimo que el objetivo de la vida es ser respetuoso, útil, solidario, tolerante y ético. Y por encima de todo, que nuestra existencia importe: que deje huella positiva, que signifique algo que el mundo se haya mejorado en algo positivo con nuestro paso por él. dejando un valioso legado a los hijos, criados en buenos principios y haciendo así una sociedad más fuerte y solidaria en el futuro.

6 comentarios:

  1. cuando te refieres a tu amiga Antonia supongo que te referiras a tu amiga hantonia con hache porque tu amiga Antonia sin "h"opina que eso de que en la vida hay que ser feliz,yo creo que eso es una utopia,la felicidad se da a ratos por eso se saborea cuando se es feliz. mi proposito en la vida(y creoque lo he conseguido) es 1º disfrutar de mi familia y mis amigos y depues ser sincera comigomisma

    ResponderEliminar
  2. Amiga Antonia González, si te fijas bien, en el párrafo 3º del escrito manifiesto textualmente: -Creo que es un error esforzarse porque los hijos sea siempre "felices"-. las comillas expresan el doble sentido del concepto, como suele ser conocido en vox populis.No quise extenderme mucho para que no resultara muy largo y tedioso.
    Es un disparete y una gran equivocación, (aunque bien intencionada), la vida tan regalada que un amplio colectivo de padres dan a sus hijos desde hace un tiempo ya: demasiados regalos de Reyes, ropas de marcas caras,consumo excesivo de móvil, caprichos exigentes...además se van haciendo regalos caros por aprobar en los estudios, (todos los cursos), !Ese es su trabajo! A nadie se le recompensa por cumplir bien con sus deberes,es lo establecido, está correcto que se le reconozca y se le aprecie la dedicación y logro de objetivos, pero todos los años un pastón por aprobar, creo que no se le hace ningún favor a los chavales.
    Como cualquier opinión, la mía también es subjetiva, por supuesto, y estoy abierta a toda crítica constructivera de mis seguidores, (unos de los fines del blog).
    Somos padres de familia numerosa y estos diversos conceptos y principios lo aplicamos a nuestros hijos con resultados plenamente satisfactorios...de ahí mi interés en compartir todo esto, por supuesto, sin ninguna otra pretención.
    Lo aclaro para que nadie pueda tener alguna duda al respecto.
    Un besito, guapetona.

    ResponderEliminar
  3. Queridas Mari Carmen y Antonia González: lo que yo entiendo que quiere decir nuestra amiga es que por amor, no hay que darle todo a los hijos. Enseñarles a luchar en la vida y a afrontar los malos tragos es parte del aprendizaje y es los que los formará como personas. A veces es más fácil permitirles los caprichos que negárselos explicándoles por qué. Por falta de tiempo o simplemente por cansancio terminamos accediendo a sus antojos, sabiendo que no estamos actuando adecuadamente. Así,pensamos erroneamente que los hijos son felices y a veces incluso nos quedamos tranquilos.
    Bueno, esto es lo que yo entiendo. Si no es así podemos seguir discutiendo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Sí, Antonia Sousa, lo has visto e interpretado tal como yo lo he querido exponer.
    De nuevo gracias porseguirme.
    Esto es estupendo y "más chulo que un ocho"...
    ¿sabes el origen de éste dicho?
    Eso, busca que lo tengo por ahí.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Hola!!!
    Soy distribuidora Avon, y hago envios de productos por correo!
    Espero que te pases por mi blog y te intereses en alguno de ellos!
    Te sigo! :) Us saludo!

    ResponderEliminar
  6. Fechado el 6-3-10, hablo del "Gozo y el Dolor", lo amplio un poco más, de la "felicidad", etc.
    Os aclaro que soy enormemente afortunada y estoy orgullosísima de mi familia y la unión sólida que disfrutamos, eso es otra cosa aparte del concepto que he tratado de reflejear en éste escrito, claro. Por supuestísimo, mantengo estupendas amistades, cuyos valores y afecto me hacen la vida con más perspectivas y confianzas.
    Yo sólo he pretendido aportar unas vivencias cuyos resultados nos ha dado un POSITIVO en la formación de los hijos, por si le puede valer a alguién, por compartir.
    Sin nada más que añadir.
    Gracias por vuestra atención, seguidores.

    ResponderEliminar

A la espera de moderar comentario