Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

BLOG

BLOG

martes, 26 de abril de 2011

**EL HUMOR**









Resulta asombroso la extraordinaria validez del humor. Sólo hay una manera, me parece, para protegerse en determinadas circunstancias de la mitificación y divinización de las verdades. El ingenio se agudiza , incluso la ciencia usa esa forma. El humor, es la primera forma de autocrítica, de desdramatización, desenfado...El humor hace soportable cambiar antiguas hipótesis principales. ¿Os habéis fijado bien en eso? El humor nos sirve para "desautorizar"al jefe, aliado, monitor, marido, etc., de una sin que ello sea falta de respeto, por supuesto. El humor ayuda a no "advicarse" ante aquello de que "muchas personas de la historia, posiblemente más inteligentes que tú, y han reflexionado y decidido sobre..."





A veces tener una "puesta" es sumamente útil en la vida, todo depende de los recursos que seamos capaces de ingeniar, naturalmente.





El humor se usa para hacer propias las verdades ajenas después, y no antes, de triturarlas sin que ello pueda ofender al autor original o a sus familiares, o amigos...El humor es un magnifico refresco, muy saludable, con el que rociar los momentos de acaloramiento que surge todo proceso de creación o transición de la verdad laboral, cientifíca, académica, incluso familiar. Cuando una investigación publicada en una revista u otro medio de divulgación o cuando en un debate todo el mundo pretende estar en lo cierto. ¡Hay que desconfiar de los vendedores o productores de conocimientos que no encuentran, ni a tiros, el momento de sonreír ampliamente sobre sí mismos.





La autorreferencia es, justamente, una fuente de un saludable y cordial para el análisis de ciertas leyes de la naturaleza humana y una sustancial fuente de paradojas. Creo , que la paradoja clásica de Epiménides, por ejemplo, "-dice Epiménides el Cretense: todos los cretenses mienten"-, es una frase que naturalmente sólo puede ser cierta, si, y sólo si, es falsa. Es sencillamente indecible.





El humor autorreferente tiene la virtud, muy positiva, de recordarnos este princio, así como salvar muchas situaciones embarazosas, tensas o comprometidas y salir perfectamente airosas de ellas.





El otro humor, el que se constituye sobre el adversario/a o sobre los defectos y limitaciones ajenas, no es nada útil. Es posible que sea que hasta un fraude, pues el ridículo de los demás se prepara a veces como una fiesta barata, desproporcionada, denigrante, sobre todo es absolutamente censurable y de pésimo gusto, en honor de una eventualidad "grandeza" propia.

























publicado en un documental

No hay comentarios:

Publicar un comentario

A la espera de moderar comentario