BLOG

BLOG

miércoles, 22 de diciembre de 2010

LAS COMPRAS DE PASCUAS




Unos días antes de Pascuas,


cuando se cobra la paga


nos ponemos a pensar,


que si la paga es corta


con tó lo que hay que comprar,


que nonos va a dar pa ná.




Empiezan tós los niños


a pedir los agunaldos,


a querer comprarse ropa


pué los puñeteros quieren estrená.




Cuando llegan esta fiesta


a lo mejon sería inverná,


como osos en diciembre


pá no tené que comprá.




Cuando entramo en el super


tós quieren opinar,


omá comprame bombone


pelaílla y porvorone,


y la calabasa durse,


compra nuece y turrone


y el chico me dise,


pué yo quiero hamón


que sirve pá el bocata,


y er gueso pá er pucheron.




Depué sarta mi mario,


niña, er pavo, que no se te orvie, miarma!


y gamba pá la ensalaílla


er vino y er aguardiente durse,


y sobre tó er champán,


que dispué llegan visita


y no hay ná pá brindar.






Ya me iba pá la caja


pensé en argo má,


¡la miel pá lo pestiño!


la especia para er pavo,


el tinte pá la cana


que no puede fartá


la crema de mano,


que con tanto guisoteo


se me queman de fregá


y para yá de comprá


que cuando pase por caja


me voy a quedá empeñá.




Hisimo toa la compra


con ahinco y con esmero,


sin pensá que había un poblema,


que quepa en er maletero.




Y osdejo ya de contá,


que si sigo con tó esto


osvai a poné a roncá...






























































*














*




















































*






*


*




























































































































































lunes, 20 de diciembre de 2010

LAS FRUTAS EN LA NAVIDAD







LAS FRUTAS
************








* Un año más en que la proximidad de las Fiestas Navideñas y de Año Nuevo, nos revolucionamos, con las reuniones familiares, nos acicalamos, nos volvemos estresados pensando cómo quedar mejor y acertar con los obsequios. He hecho unas reflexiones por si a alguién les pueden resultar aprovechables. En vez de atiborrarnos de excesos de calorías, indigestiones y todo eso, sugiero un saludable, bonito y nada costoso regalo: podríamos obsequiar cestas navideñas de frutas, tanto frescas como secas. A mí me la regalaron el año pasado, fue todo un acierto tan bonito como oportuno y saludable. Suelo leer la prensa, veo revistas científicas y...Creánme, es muy preocupante el sobrepeso galopante infantil de ahora, (de un amplio colectivo de nuestra sociedad). he recibido un résumen de un prestigioso Centro científico que por su interés social, seguidaamente os lo expongo.






En nuestro Gines, contamos con varias estupendas fruterías en el centro, negocios familiares que atienden y nos asesoran cuya calidad-precios nos aportan sólo ventajas y garantías:






"COMER FRUTAS CON EL ESTÓMAGO VACIO"






Dr. Víctor Javier Acávez.



***********************






*La fruta, es el alimento perfecto, requiere una mínima cantidad de energía para ser digerida y le da lo máximo a su cuerpo de retorno.


*Es el único alimento que hace trabajar al cerebro.


*La fruta, es principalmente fructosa (que es transformada con facilidad en glucosa, en la mayoría de las veces es (90-95% agua).


*Eso significa que está limpiando y alimentando al mismo tiempo.


*El único problema con las frutas, es que las mayorías de las personas no sabemos cómo comerlas de forma de permitir que su cuerpo asimile efectivamente sus nutrientes.


*Se deben consumir las frutas siempre con el estómago vacio.


*¿Por qué?


*La razón es que las frutas en principio, no son digeridas en el intestino delgado.


*Las frutas pasan rápidamente por el estómago, de ahí pasan al intestino donde liberan sus azúcares.


*Más si hubiese carne, papas o almidones en el estómago, las frutas quedan presas y ellas comienzan a fermantar.


*Si has comido una fruta de postre, luego de una cena y pasaste el resto de la noche con pesadez y un desagradable sabor en la boca, ees porque comiste de manera inadecuada.


*No debes tomar jugo envasado en lata o vidreo.


*¿Por qué no?


En su mayoría, es calentado en el proceso y su estructura original se vuelve ácida, además de las conservantes.


*El prestigioso Dr. William castillo, Jefe de la famosa clínica de cardiología Framigton de Massachussets, declaró que la fruta es el mejor alimento que podemos comer para protegernos contra las patológias del corazón.


*Dice que las frutas contienen bioflavonoides, que evitan que la sangre se espese y obtruya arterias.


*También favorecen a los vasos capilares débiles, que frecuentemente provocan sangrados internos y ataques cardíacos.


* finalmente, me gustaría que recordaras en tu mente sobre las frutas:


¿Cómo se puede empezar el día? ¿Qué se debe comer en el deasuyuno? ¿Piensas que es una buena idea que al levantarse llenarse con gran cantidad de alimentos, (principalmente café, y pan blanco con mantequilla)?


*Claro que no...


*Lo que se requiere es algún alimento de fácil digestión, las frutas pueden absolver de inmediato, depuran y ayuda a limpiarlo, así como los zumos recién hechos. Después de al menos una hora, desayunas equilibradamente.




*Yo ya hice mi parte, al compartirlo con vosotros.




¡Feliz Navidad 2010 para todos!




Mari Carmen.













sábado, 11 de diciembre de 2010

A TÍ, CENTRO DE EDUCACIÓN PERMANENTE







NAVIDAD 2010








Cuando una escribe, compone una linea de palabras que son un pico de minero, una jubia de ebanista. Si se expresa vivencias, se va abriendo el sendero de los sentimientos...Y pronto nos encontramos en lo más entrañable del significado que recibimos en nuestro querido Centro.








Los grandes gestos en ocasiones importantes marcan el paso del tiempo, pero, la labor de equipo de las profes, Sole, Concep y Martina, son los gestos continuados que nos aportan enriquecimientos, dedicación y afecto, que se nos incustran en el alma. Sentimos su calidez y bien hacer, sobre todo su buena disposición para ejecer su ejemplar MAGISTERIO.








De los compañeros tengo que manifestar lo importante que también sois para mí. No se expide acta de nacimiento cuando se traba amistad. No hay nada tangible al principio, después, sólo la sensación de que la vida es diferente y que nuestra capacidad de compañerismo y afecto se nos desarrolla con amplitud, al compartir durante estos años diversas experiencias, en un esfuerzo común.








Hemos conseguido formar entre todos una gran familia que pido a Dios me la conserve por el resto de mis días.








Quiero desearos a todos vosotros lo mejor para esta Navidad. Recordaremos a nuestros seres queridos que ya no están con nosotros, pero que al hacerlo, me quedo con las estupendas vivencias que tuvimos.




La vida nos sigue aportando nuevas experiencias y disfrutaremos compartiendolas en familia.




Un recuerdo muy especial, con nuestro profundo agradecimiento al Ayuntamiento entero, que no nos olvidó, cuando terminamos la 1º etapa de Aula Abierta Universitaria, al Sr. Alcalde, que tan sensible se mostró, me consta, especialmente a la Delegada, Carmen Arciniega, es de justicia reconocerlo, que tanto luchó por conseguirlo, haciendo un esfuerzo por atendernos, doblemente meritorio por la grave crisis económica. Así como a las profesoras de nuestro Centro de Educación Permanente. Hoy es una feliz realidad .


Deseo que 2011 os depare bienestar, prosparidad y paz para toda nuestra gran familia.

Como la Navidad tiene magia, extiendo los brazos y os doy un fuerte abrazo a todos.



¡FELICIDADES!











Mari Carmen.




















sábado, 4 de diciembre de 2010

UN CUENTO DE NAVIDAD







"LA SEÑORA Y EL ÁNGELITO"




Había una vez una vez un angelito al que le gustaba asomarse por el parapeto del Cielo y mirar hacia abajo, a la Tierra. Esta quedaba tan lejos, que no podía ver mucho, pero de todos modos miraba y miraba, absorto en mil pensamientos. Los otros ángeles, llenos de curiosidad, fueron a contar a Nuestra señora lo que hacía aquél coleguita.




Un día, la Señora, al pasar cerca de él le preguntó dulcemente:


-¿Qué estás haciendo ahí?


Armándose de valor, el angelito contestó:


-Me gustaría bajar a la Tierra


-¿Bajara la Tierra? ¿No eres feliz aquí?


-¡Oh, sí! Reina y Madre, pero me gustaría bajar con el Niño Jesús, en Navidad. Un ángel mayor me dijo que en la Tierra tiene niños que se parecen a nosotros, y me gustaría verlos y darles cosas.




Y tras expresar su deseo, guardó silencio, sin atreverse siquiera a levantar la cabeza. Si lo hubiera hecho, habría visto que la Señora sonreía. No obstante, cuando Ella se retiró, latía una esperanza en el coranzoncito del pequeño. Y en efecto, cuando llegó la Nochebuena, él fue el único angelito elegido para acompañar al Niño Jesús.




La Señora en persona llenó la canasta del angelito con regalos, unos deliciosos, para comer y otros de hermosos y simpáticos aspectos para jugar. Al caer la noche, el Niño Jesús se despidió de su Madre y tomando de la mano al angelito, partió con rumbo a la Tierra.




El Niño Jesús no tenía alas pero su vuelo era más veloz que el de los ángeles. Detrás de él, cargados de regalos, iban los ángeles mayores elegidos para acompañarlo, se deslizaban a través de la noche azul, su vuelo, a la Tierra se iba agrandando, y el angelito podía distiguir el mar, que se revolvía furiosamente; después los pinares, cuya silueta oscura destacaba sobre el manto de nieve; finalmente, una montaña y el campanario de la iglesía de una aldea. El Niño Jesús ordenó al mensajerito: -"Baja a aquella aldea, en donde viven muchos niños buenos. Bésalos de mi parte, suavemente, de tal manera que no los despierten, y déjales los regalos. Pero cuando la primera estrella empiece a desvanecerse, vuela rápidamente de regreso al Cielo. "el angelito así lo prometió y el Niño Jesús siguió su viaje.




El angelito entró en las casas y vió a los niños que dormían. Al observar sus caritas podía saber si eran buenos o un tanto traviesos. En la frente de los que eran buenos, posó un beso de parte de Jesús, en la de los otros derramó una lagrimita. No encontró a niños realmente malos, pero si así hubiera sido, habría llorado mucho. Cuando la primera estrella empezó a esfumarse, la canasta había quedado vacía, y el enviado comenzó a subir al Cielo.




Cuando empezó a elevarse por el firmamento vió una casa diminuta, tan oscura y escondida que, al pasar junto a ella, no la había visitado.-"Espero que no haya niños en esa casita,- pensó preocupado.


Bajó y atisbó por la ventana. Vió a un chiquillo dormido sobre un montón de hojas, cubierto apenas con un pedazo de franela ajada. Era tan hermoso, que el angelito entró para verlo de cerca. Y al verlo bien, supo que aquél niño era muy bueno, rezaba cada día sus oraciones, era obediente y ayudaba a su madre en todo lo que podía, que era muy pobre. Se estremeció de frío en medio del sueño, porque no había en esa humilde morada leña para encender el fuego, o siquiera para calentar el agua con que hacer una sopa. Su madre había ido a la iglesía a la Misa del Gallo, a pedir al Niño Jesús que la socorriese.




El angelito vió todo esto, y las lágrimas rodaron por sus mejillas mientras buscaba algo en el fondo de su canasta. ¡Si tan sólo hubera un chocolate, o unas uvas! Pero no...No quedaba nada allí. No tenía que darle al niño, excepto el beso de parte de Jesús, que el chiquillo no recordaría.




Los ángeles tienen el poder de hacer que se tenga sueños agradables la gente: pero; ¿no sería cruel hacer que el niño soñara con cosas bellas, para ver, el despertar sus manos vacias y sentir el inclemente frío?


El angelito pensó en todo esto, y desde el fondo de su corazón rogó a Nuestra Señora que lo ayudara.




Entonces mirando por la ventana, tuvo una maravillosa idea. Voló apresurado hacia la primera estrella que cintilaba en el firmamento. Un momento después regresó, llevaba delicadamente la estrella entre sus dedos, La colocó cuidadosamente en el hogar de la chimenea, desde donde alumbró la pobre choza con alegre y confortable resplandor. Calentó el agua de la olla, de la que empezó a salir un delicioso aroma (ya que las estrellas pueden dar a las cosas el sabor a leche o miel, o a chocolate y otras delicias).




El angelito dió un tierno abrazo al niño dormido y se deslizó a través de la ventana: porque Dios no permite que los ángeles sean visibles en la Tierra.




Cuando el pequeño despertó, vió una brillante estrella, y a su madre, que estaba de pie, en la puerta, llena de asombro. El niño señaló hacia la ventana y le dijo: -¡Creo que un ángel acaba de salir por ahí, que ví la punta de una de sus alitas. "Su madre lo entendió todo, porque ese día era Navidad.




Mientras tanto, el angelito iba volando hacía el Cielo, rápidamente, porque empezaba a haber luz.




Cuando llegó al primer patio, los ángeles mayores rodeaban a la Señora, que había acudido a recibir a su Hijo:


-¡Casi llegas tarde, angelito mío! Dijo el Niño Jesús.


Estaba sonriente, y el angelito vió tranquilizado que él no estaba enfadado, Y precisamente cuando el angelito iba pasando por una puerta dorada, miró hacia atrás y se detuvo en seco, En esa que allá abajo, en el bordado del firmemento, había un hueco. Jesús no lo había notado cuando regresaba al Cielo pero Dios lo descubriría, y preguntaría con voz severa:


-"¿Quién hizo eso?"


Y al angelito no le permitiría volver a la Tierra a ver a los niños ¡Se había atrevido a deshacer la obra de Dios!


Cuando el pobre angelito, de pie en las escaleras lloraba, su desesparación atrajo la atención de la Señora. No pudo explicarle el motivo de sus lágrimas pero señaló hacia el hueco que había dejado en el bordado de las estrellas que Dios había hecho. Nuestra Señora comprendió. Ella lo sabe todo de los niños, y pudo ver al chiquillo pobre con su madre, comiendo muy calentitos, saboreando aquella sopa tan nutritiva como deliciosa.




Desenganchó una estrella que adornaba su manto y la entregó al angelito: -"Ve ahora mismo. Baja y ponla de nuevo en su lugar. Aquí te espero, le ordenó tiernamante y bendijo sus alitas, para que pudiera volar más rápidamente.




Un momento después, el angelito regresó alegramente a el Paraíso. Allá abajo cerca de la Tierra, la estrella de la Señora estaba brillando. Era la más bella de todas, tan brillante y esplendorosa que Dios debe haberla reconocido. Pero no dijo nada. después de todo, Él no pediría cuentas a Nuestra Señora.




Los mortales de la Tierra también la reconocieron y les dieron el nombre de Estrella de la Mañana. Es la primera en aparecer y la última en desvanecerse. Es más grande y más bella que cualquier otra porque es la estrella de Nuestra Señora, y Ella es Amor.















Recopilado.