Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

BLOG

BLOG

miércoles, 27 de octubre de 2010

REFLEXIONES DIVERSAS

Una de las cosas importantes del matrimonio, estimo, es sentirse ACEPTADO. El amor es la base de la pareja, pero he observado que hay personas casadas que nunca han sentido aceptación por parte de su pareja. Ellos se conocen, se comprometen, parecen aceptarse, pero...él o ella, al cabo de un tiempo, intentan cambiar al otro, para moldearlo a su manera. ¡Error tan tremendo como arrisgado! El matrimonio no es un reformatorio; los cónyuges necesitan apoyarse mutuamente, sin hirientes ni despectivas críticas, ni reservas, naturalmente. ¿No te gustó ésa persona así, como es? Pretender que sea "otra" no solamente es un disparate, sino que no das la talla para una convivencia en armonía de pareja. Vivir con una esposa o un marido que no lo acepta a uno/a, tal como es realmente es lo peor que nos puede ocurrir, es como entrar en un sendero de frustracciones, amarguras y sufrimientos que pueden poner en peligro el proyecto de vida que iniciaron juntos. Creo que existen gente que no valen para VIVIR COMPARTIENDO.
**************************************************************
Jamás me aparté de la regla de que lo peor que se puede hacer frente a un problema es soslayarlo. Hay que resolverlo, y lo antes posible. Si se resuelve mal, regresará y nos abofeteará, entonces aprendemos de ello para solucionarlo bien. No hacer nada es la opción más cómoda, puede que no entrañe ningún riesgo inmediato; pero esto también costituye la manera más desastrosa de administrar un proyecto, y sobre todo, da la verdadera talla de lo que somos.
**************************************************************
Sevilla es afortunada por bañarla el hermoso Guadalquivir, su gran masa de agua es como un delicioso respiro apaciguante en la conversación urbana. Cada paisaje que convierte la luz solar en estrellas líquidas da alivio y gozo a los ojos cansados de pavimento y estrés.
Aún a la distancia, el río crea un ambiente de paz. a la vista del agua, quiénes viajan por las mañanas hacia el trabajo, se recrean y se reaniman. Tal vez les recuerde la última vez que contemplaron la mar. La ciudad es hermosa...pero el río pone todo en perspectiva.

2 comentarios:

  1. No lo podías haber dicho mejor Mª Carmen, no se puede hacer cambiar a la otra persona, moldearlo a su antojo, hay que dejar ser libres de pensamientos y de actos, y si eso ocurre se llega a la conclusión de que no merece la pena seguir una relación de esa manera.
    Una entrada muy cierta amiga.
    Un beso muy fuerte.

    ResponderEliminar
  2. ¡bien dicho vive Dios! menos mal que no eres presidenta del gobierno si no nos pondrias en posición de firmes. besitos

    ResponderEliminar

A la espera de moderar comentario