Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

BLOG

BLOG

jueves, 9 de septiembre de 2010

RELATO BREVE: "NOBLE GRATITUD"







NOBLE GRATITUD:




Al morir mi abuela, la enterramos en un pequeño cementerio rural, junto a su marido. Entre los asistentes al funeral estaba una figura desaliñada, vestida con un viejo traje obscuro y arrugado. Apretaba contra el pecho un ajado sombrero de fieltro, y las lágrimas le corrían abundantes por entre los surcos de las mejillas sin afeitar.


Se llamaba Pablo, y había vivido en la granja vecina a la de mis abuelos. Era tierra pobre. Su familia, a veces, pasaba hambre, pero era gente buena, digna y orgullosa y Pablo siempre llevaba a la escuela la fiambrera, a menudo vacía, para que no pareciera que no había comida en casa.


Iba a buscar a mi padre todas las mañanas, para ir juntos al colegio, y dejaba su fiambrera en la mesa de la cocina, donde mi abuela estaba ocupada llenando las de sus hijos. Ella, muy disimuladamente, llenaba también la de Pablo y, en la escuela, mi padre jamás advirtió que las dos comidas eran iguales.


La abuela nunca dijo a nadie lo que ocurría, ni tampoco lo contó Pablo, pero él recorrió a pie los ocho kilómetros hasta su tumba. Aún era pobre y estaba hambriento, pero resuelto a rendirle el último tributo cariñoso y agradecido a la abuela, quien le había llenado el plato y, sin embargo, había dejado intacto su amor propio...


Guardo el diario de la abuela como el más querido de mis tesoros.




1 comentario:

  1. Muy bonito Mari Carmen. Son cosas que no pasan normalmente.
    Gracias por tu comentario en mi casa.
    Un beso.

    ResponderEliminar

A la espera de moderar comentario