BLOG

BLOG

lunes, 21 de septiembre de 2009

NOTA INFORMATIVA


Tenemos un total, de 42 escritos en mi blog, a simple vista no se ven todos, para ello hay que "pinchar" al final en "entradas anteriores", y os saldrá el resto, para quién tenga curiosidad de leerlos.

Así como "Las definiciones" son recopilatorios de tertulias cuando nos reuníamos un montón de chavales, (hace mucho tiempo) y pasábamos el tiempo.

viernes, 18 de septiembre de 2009

LA PATRONA DE SEVILLA: CURIOSIDADES

                                                                                   
La Virgen del Pilar, Patrona se Sevilla, saliendo de la Catedral.


                                                                                   

                  

A mediados de nuestro siglo xx, el cardenal don Pedro Segura y Sáenz, que tenía especial devoción por la advocación de la Virgen de los Reyes, cuya imagen fue traída a Sevilla en tiempos del rey S. Fernando, y que siempre ha ocupado el altar de la Capilla Real, decidió designar a la Virgen de los Reyes como patrona de la Archidiócesis Hispalense; o sea, patrona de la archidiócesis, pero no de la ciudad, (como erróneamente creen muchos).

En resumen: la patrona de la ciudad de Sevilla es la Virgen del Pilar, puesta por el primer obispo , que después fue santo, S.Pío.

Copatronas junto con la antedicha Virgen son las dos santas hermanas mártires sevillanas, de la época del Imperio Romano:  Justa y Refina.

Patrona de la sede episcopal es Nuestra Señora de la Sede, puesta en la catedral por don Remondo en 1248.

Patrona de la Corporación Municipal lo es la Virgen de la Hiniesta, que se venera en la parroquia de S. Julián.

Y finalmente patrona de la Archidiócesis Hispalense es Nuestra Señora de los Reyes.


BIBLIOGRAFÍA:

D. José María de Mena

Académico, investigador, historiador y escritor.

"Tradiciones y leyendas sevillanas", pág. 29.


Mari Carmen

sábado, 12 de septiembre de 2009

PRESTAR UN LIBRO




Las vacaciones son buenas para leer libros, entre otras cosas, a veces, me piden los libros prestados con frecuencia porque ellos saben que los tengo, claro, no pueden saber lo que yo siento al prestar un libro. No comprender que pienso que les ofrezco afecto, verdad, belleza, sabiduría, amistad sincera, ayuda para ampliar sus horizontes y consuelo para contra los malos momentos. Ni tan siquiera sospechan que yo, al prestar un libro, siento lo mismo que un padre al ver a una hija vivir, (o una madre), con un hombre sin estar casada, o ser una pareja de hecho formal. Y no digo que no hay placer en prestar o que me moleste hacerlo o acaso no me guste compartir, ¡Nada de eso!

Todo ser humano, creo, tiene un poco de evangelista, y cuando un libro me conmueve, quisiera prestárselo a todo el mundo.

Desde el momento en que presto un libro, empiezo a echarlo de menos. De la misma manera , cada libro ausente altera los que se quedan en mis estantes . La naturaleza de mi biblioteca, su delicadeza, su configuración, queda casi arruinada. Mi mente va al hueco de ella del mismo modo en que la lengua se le mete a una entre los dientes. Mi seguridad se quebranta, mi equilibrio vacila... hasta que me lo devuelven, me siento como una madre que espera en la madrugada el regreso de su hijo/a adolescente que ha ido a una fiesta.

La parte más peligrosa de prestar libros es indudablemente la devolución. En tales momentos, la amistad pende de un hilo, (si es resistente, te lo vuelven a traer), Busco éxtasis, emoción, impresión, moraleja; pero, con frecuencia, por lo general, sólo hay un "me gustó mucho, Mari Carmen", como si los libros fueran sólo para eso, ea.



Mari Carmen

SOCIEDAD DEGENERADA



Nosotros, los ciudadanos conscientes tenemos que luchar por el futuro de nuestros hijos y no ahorrar esfuerzos y dedicación para legarles una sociedad realmente solidaria, ética y sólida. Con éste escrito me hago eco de nuestra admirada, Mercedes Salisach.

Todos los días lo mismo: violencias, agrasiones de todo tipo, violaciones, atracos, asesinatos, embarazos de menores, juegos proclives a buscar paliativas=paños calientes en política cuando se produce alarma social, poderosos que exprimen, saltandose toda la ética establecida, amenazas, manipulaciones mezquinas y en informativos, tertulias en especial, etc..estafas, etec, etc...

No hay un sólo día sin que la prensa deje de publicar noticias angustiosas causando verdaderos sobresaltos, sufrimientos y alarma social.

Es como si de hecho el mundo entero se hubiera vuelto loco y lo que en tiempos lejanos considerábamos esporádicos, fuese últimamente "lo normal" lo que se estila y lo que ni siquiera pretende escandalizar porque se ha convertido en una espeluznante costubre.

Y, claro, una se pregunta: ¿por qué? ¿qué nos hace falta? ¿qué nos sobra? ¿qué clase de ética está rigiendo el mundo de los humanos cada vez más ciego y sordo?

Nadie parece responder adecuadamente. Sólo veo perplejidad y también una realidad demasiado evidente para pasar inavertida. Se titula " ignorancia masiva apática sin escrúpulos."

De nada o casi nada vale documentar a la concurrencia para evitar los resultados castastróficos de sus conductas, si antes no se la instruye explicando el modo de fortalecer a base de valores sólidos y éticos para conducirlos a través de una enseñanza positiva y digna. El hombre primitivo es siempre salvaje, por eso no puede ser el hombre moderno si olvida la ética, es decir, la moral. Para convertirlo en un ser civilizado es preciso no sólo practicar la gimnasia física, sino practicar también la gimnasia intelectual y moral.

Por supuesto, tampoco valen soluciones si una se obstina en confundir moralina con rectitud, hipocresía, con honestidad, anarquía y falsedad ,con libertad y discreción. Es decir, si somos capaces de distinguir donde está el mal y el bien. En suma: si no sabemos debatir, discurrir, lógicamente sobre esos dos conceptos básicos, los sobresaltos, las amenazas, abusos de todo tipo, y violencias continuarán llenándonos de congojos y sufrimientos cada vez que recorramos las páginas de cualquier periódico, o peor aún, cuando circulemos por nuestras calles.

Cuando en ocasiones, un profesor/a te comenta preocupado la conducta agresiva, grosera, indisciplinada, reincidente e insolidaria y nada tolerante, pero sobre todo inrespetuosa, ya hay ahí mucho mal, pero aún es recuperable, por favor, tómatelo con el mayor interés, agradécele su ayuda y atención, respáldalo y toma cartas en el asunto. No le haces ningún favor a tu hijo diciendo (y menos delante de él), que son "travesuras", propias de los chavales, que no tienen importancia y que con el tiempo ya se "arreglará". Hoy día los sufridos maestro/as son hasta agredidos por alumnos de padres demasiados permisivos e irresponsables.

Los pilares de la sociedad se encuentran en la familia primero después en la escuela, ambas deben y tienen la obligación de unir sus esfuerzos, controles e interés en potenciar la buena educación de los jóvenes, pero ¡ojo! la escuela es una colaboradora, su misión básica es LA ENSEÑANZA, lo demás es trabajo de los padres y familiares. No se puede delegar vuestra sagrada tarea en la escuela. Se rompe lo establecido, con malísimas consecuencias.

Me preocupa, entristece y alarma los recientes sucesos de Pozuelo y la botellona.
¿Cómo es posible que agrediendo a la policía, quemando coches aparcados, intento de asalto a una comisería, etc, determinados padres, denuncien los correctivos sancionadores que un juez les ha impuesto? En vez de hablar y recriminarle sobre su conducta salvaje. Les hacen un daño tremendo poniéndose de su lado, enseñando así ir en contra de la Ley, de la Moral, de lo que nos distingue al ser humano del orangután, EL RAZONAMIENTO. Los chavales se "crecerán" con la postura de sus padres. Por otra parte, no resulta raro que de unos progenitores así las consecuencias de la educación recibida den como resultado tan espezlunante y horrible consecuencia.
Naturalmente, no se puede generalizar en nada en esta vida, sabemos que hay una sana y positiva juventud en nuestra sociedad, pero también que hay un colectivo de ella que no han estado bien enseñados desde niños y que en la actualidad tienen una conducta incívica, antisocial y reprobable, esos jóvenes serán, en parte, los que en un futuro no muy lajano, pueden ser jueces, ¿Se imaginan ustedes cómo administrarán la Justicia? Podrán llegar a ser policias, ¿Esos son los que nos protegerán, y defenderán ante actos delictivos?, ¿ Y de profesores, qué enseñanzas y valores transmitirán? De médicos, ¿Qué entenderán por responsabilidad y humanidad? Por supuesto es extensivo a la profesión de bombero, conductor de S.P, enfermeras, asistentas sociales, etc, etc.....
Pienso que ha habido dejación de cumplimientos por parte de las autoridades cuando empezó la botellona, en su parte más negativa, un cierto colectivo de padres, demasiados permisivos, comodones e irresponsables, se ha roto lo establecido por una parte de la sociedad, con pésimas y horribles consecuencias. Los resultados los estamos viendo desde hace unos años... ¿Qué decir del padre que entró en el colegio hecho un energúmeno y agredió a la profesora y queria también hacerlo al jefe de estudios?...y va creciendo.

El enorme problema, insisto,es fundamentalmente EDUCACIONAL.

Desde la esperanza, espero que esto cambie para bien algún día, sería muy bueno reflexionar para buscar adecuadas solucines responsables y firmemente para empezar, aplicando el SENTIDO COMÚN.



Mari carmen































sábado, 5 de septiembre de 2009

EL TIEMPO





La gente se refiere al tiempo de muy diversas maneras.

Los árbitros deportivos indican el tiempo; los presos pagan el tiempo de su condena; los jubilados van recordando el tiempo; los músicos marcan el tiempo; los historiadores estudian el tiempo, los holgazanes matan el tiempo; los peritos en estadísticas anotan el tiempo; los meteorólogos; pronostican el tiempo; una buena ama de casa aprovecha el tiempo. Pero cualquiera que sea la forma en que la gente considere el tiempo, la verdad es que nosotros, todos, disponemos del mismo tiempo.

El día tiene 24 horas únicamente, y la semana 168 ¡Aprovechémosla!



Mari Carmen




(Recopilado en Gaceta Universitaria).